Publicidad
Tensión en el oficialismo por disparidad de criterios en definición de candidatos a Gore PAÍS Créditos: Agencia Uno

Tensión en el oficialismo por disparidad de criterios en definición de candidatos a Gore

Publicidad
Rodrigo Córdova Parada
Por : Rodrigo Córdova Parada Periodista en El Mostrador
Ver Más

El PS es la tienda oficialista que tiene más gobernadores regionales en sus filas. Su preferencia es continuar con el criterio “el que tiene, mantiene”. Sin embargo, partidos oficialistas, incluso del Socialismo Democrático, apuntan a superar ese criterio y elegir al más competitivo.


El próximo 27 de octubre se llevarán a cabo las elecciones de gobernadores regionales, consejeros regionales, alcaldes y concejales, con voto obligatorio. Tras las primarias, el oficialismo y la oposición –esta última con menos éxito– lograron definir candidatos únicos para los comicios. Sin embargo, en cuanto a los postulantes para los gobiernos regionales, hacer primarias no es opción y el mecanismo o criterio para llevar a candidatos es dispar en el oficialismo. Ante ello, el Partido Socialista (PS) busca repetir el criterio de “el que tiene, mantiene” que se llevó adelante en el pacto Chile Contigo Mejor, pero otros en el oficialismo, incluso del Socialismo Democrático, prefieren cambiar el criterio y evaluar candidaturas por región.

Dentro del oficialismo se reconoce que, a pesar de haber tenido resultados positivos, todos perdieron algo que dolió y nadie se ha instalado como el ganador de la instancia durante las negociaciones para los gobernadores regionales. Además, afirman que la escasa convocatoria que generaron las primarias, en comparación con la oposición, no da espacio a los partidos para posicionarse uno por sobre otro. 

Las negociaciones y conversaciones recién se están retomando y de lo que se ha podido dilucidar –en una discusión preliminar– es que hay partidos que tienen más representantes liderando gobiernos regionales que otros y ahí figura la tensión: unos quieren mantener los gobiernos que ya tienen, mientras otros piensan que es necesario evaluar el pool de candidatos y escoger al mejor, o sea, elegir al que tenga mayor elegibilidad. 

El Partido Socialista tiene a cinco gobernadores regionales dentro de su sector, contando independientes. Desde la tienda liderada por la senadora Paulina Vodanovic revelan que su línea está en mantener a los representantes que tienen y ver si es posible ampliarse más. En definitiva, replicar el criterio del pacto municipal, “el que tiene, mantiene”, y competir en una lista única. Este criterio estaría apoyado por su tienda hermana, el PPD.

Desde el Partido Radical y el Partido Liberal, en cambio, apuntan a que se debe privilegiar que los partidos dentro del pacto se sientan representados y combinar eso con la competitividad de los candidatos; es decir, superar el criterio que se ocupó en las municipales. Además, como en las elecciones de Gore existe la segunda vuelta, no desechan acordar un pacto que contemple dos candidatos en la primera vuelta y sumar los respaldos al ganador.

Un caso representativo de la disputa es lo que ocurre en la Región de Antofagasta. El gobernador Ricardo Díaz tiene el respaldo de la directiva del PDD. Sin embargo, los diputados de la colectividad y el Partido Radical (PR) proponen la candidatura de la exdiputada, exalcaldesa, exintendenta y exministra de Minería, Marcela Hernando (PR). Entonces, es en estos casos en donde el criterio que resulte será clave.

Desde el PS, bajo reserva, se distancian de ese planteamiento y sostienen que no responden a la política-ficción. Sin embargo, un factor que podría afectar a los actuales gobernadores regionales son las investigaciones del caso Convenios. En ese contexto, desde el Socialismo Democrático advierten que, en tales casos, los partidos que tengan a un representante de su tienda investigado, tienen que entender que hay que ceder.

Desde el Frente Amplio reconocen que el caso Convenios ha afectado a las distintas tiendas, como, por ejemplo, el que reveló El Mostrador sobre el gobernador Rodrigo Mundaca, que tiene el respaldo del FA.  Ahora, desde ese partido sostienen que están abiertos a analizar todos los diseños que estén sobre la mesa, siempre y cuando propicien la unidad y representes a todos en el pacto. Pero por ahora destacan la importancia de elegir a la mejor candidatura. 

Queda mucho por negociar aún y todos los partidos sostienen que las conversaciones están en una etapa preliminar, pero la tensión que genera la postura del PS frente a los otros partidos tensiona al oficialismo y podría empujar a un diseño que contemple una segunda vuelta, que se llevaría a cabo el 24 de noviembre.

 

 

  • Para más análisis y descubrir los secretos de la política, súmate a nuestra comunidad +Política, la apuesta de El Mostrador para quienes piensan que la política es indispensable para una mejor democracia. Inscríbete gratis AQUÍ.
Publicidad

Tendencias