sábado, 19 de septiembre de 2020 Actualizado a las 05:15

MUNDO

Salud mental en tiempos de coronavirus: colegio de psicología español publica pautas para la gestión psicológica en cuarentena

por 21 marzo, 2020

Salud mental en tiempos de coronavirus: colegio de psicología español publica pautas para la gestión psicológica en cuarentena
José Antonio Luengo Latorre, miembro de este colegio profesional, comenta que para manejar la nueva situación es importante planificar, informarse correctamente y mantener los contactos sociales. Además, señala que podemos aprovechar las singularidades del momento, el tiempo inesperado para desarrollar nuestra creatividad y para hacer deporte en casa. Finalmente, es importante fijarse en el estado de salud y de ánimo de quienes nos rodean y actuar adecuadamente ante ellos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La cuarentena puede afectar no solo su rutina diaria sino que también su salud mental. Es por eso que el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid publicó un decálogo de orientaciones para la gestión psicológica de la cuarentena.

Según el documento, necesitamos comprender la realidad y entender que hacemos lo correcto permaneciendo en casa. José Antonio Luengo Latorre, miembro de este colegio profesional, reflexionó sobre esta cuestión en su blog personal y explica en declaraciones a El Confidencial que todos los factores psicológicos de esta experiencia inédita de reclusión colectiva se pueden resumir en tres facetas que debemos controlar: los pensamientos, las emociones y las acciones.

Los pensamientos

"Lo importante no es lo que nos pasa, sino qué pensamos sobre lo que nos pasa", asegura el experto, "el mundo de los pensamientos nos ayuda a soportar las situaciones estresantes que generan ansiedad". En ese sentido, "la realidad es la que es y va a durar, así que tenemos que prepararnos, como cuando calentamos antes de hacer ejercicio. Debemos pensar en lo que vamos a decirnos a nosotros mismos para entender que lo que estamos haciendo es lo correcto".

Para empezar, Luengo dice que lo primero que debemos hacer es desechar la tentación de enfadarnos con los responsables de que el Covid-19 nos tenga recluidos en casa: "Habrá habido errores, se habrán podido equivocar, pero ahora no nos sirve de nada lamentarnos, vamos a pensar que tenemos que hacer las cosas bien", advirtió respecto al caso de España.

Los sentimientos

En cualquier caso, “una cosa es lo que pensamos y otra, lo que sentimos”, advierte Luengo Latorre, argumentando que “habrá días de malos rollos, nos sentiremos agobiados y con mal humor”, una situación que habrá que gestionar con quienes nos acompañan.

"No se le puede decir a una persona que se tranquilice, porque eso hace mucho más daño, tenemos que preparar cómo responder desde el punto de vista emocional. A veces lo mejor es el silencio y la comprensión, dejar a la gente tranquila, sin necesidad de dar lecciones", apunta.

Pero, "además de prepararnos para lo malo, tenemos que ser proactivos con lo bueno sacando de dentro nuestra amabilidad, nuestros afectos y emociones”, recomienda. Por ejemplo, “vamos a disponer de un tiempo que no tenemos habitualmente, y nos quejamos de no tenerlo, un tiempo para estar juntos, ver películas o jugar a juegos de mesa. Normalmente, la vida se pasa en un suspiro y, en cierto modo, esto puede ser un regalo".

También en el ámbito de los sentimientos, contactar con los seres queridos es clave y, “si es posible, con videollamada, porque ver la cara nos deja mucho más tranquilos”. Para ello, “yo he elaborado una lista de amigos y familiares a los que hace mucho que no veo y les llamo, les pregunto cómo llevan la situación. Así les haces sentir que te acuerdas de ellos y eso te da mucho a ti mismo”, comenta el psicólogo.

Las acciones

El tercer ámbito que hay que cuidar desde el punto de vista psicológico es el de las acciones. “Si tienes hijos, debes intentar que ellos se responsabilicen de ciertas tareas para que se sientan útiles, que decidan y anoten lo que pueden hacer los miembros de la familia, tanto juntos como separados”, señala. Para el bienestar en esta situación es clave hacer algo de ejercicio y tratar de desarrollar la creatividad. “Por ejemplo, grabemos imágenes sobre nuestro día a día para editarlas cuando todo haya pasado”, propone, “esto vale para una pareja, una familia e incluso si vives tú solo”.

Según explica, en cualquier acción que emprendamos es importante pensar en objetivos a corto plazo, el “partido a partido” que propone el entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone. “Los corredores no pensamos en la meta, sino en el próximo kilómetro, así que si tenemos un calendario del confinamiento es mejor guardarlo en el cajón”, apunta Luengo.

Crisis

Luengo Latorre hace referencia a algunos estudios sobre confinamientos, por ejemplo, sobre la situación psicosocial de las personas encarceladas. “En poco tiempo se crea una crisis de vulnerabilidad, psicológica y fisiológica, porque el confinamiento te hace perder la libertad en el sentido más amplio: no eres tú, sino un esclavo", advirtió.

Eso sí, “quien es capaz de poner una rutina en su nueva vida sale adelante generando pensamientos acerca de las fórmulas que necesita para salir de la cárcel mejor de lo que entró”, destaca el psicólogo. Así, “las emociones mejoran y en las actividades que se desarrollan se encuentra un itinerario parecido al de un corredor, que se fija en la próxima farola que dejará atrás. Así luchan y algunos acaban por sacarse carreras dentro de la prisión", añadió.

Miedo al contagio

Para colmo, Luengo describe que hay un fenómeno psicológico igual de inédito o más: el miedo al contagio. “Ocurre en dos direcciones, hay miedo a contagiar y a ser contagiado. Es un factor que estamos viendo sobre todo con los profesionales sanitarios, que sufren una angustia y una sensación de culpabilidad”, comenta el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría.

En general, “el aislamiento es perjudicial y tenemos que prestar especial atención a personas que están solas en casa y en situaciones de mucha angustia, sin saber lo que le pasa a su familiar. Cuando una persona está aislada y no recibe estímulos del exterior tiene más riesgo de sufrir trastornos mentales”, concluyó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV