martes, 24 de noviembre de 2020 Actualizado a las 12:50

Los operadores de bonos suenan la alarma en tanto los males de Brasil hunden a operador de McDonald’s

por 16 septiembre, 2015

Los operadores de bonos suenan la alarma en tanto los males de Brasil hunden a operador de McDonald’s
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los tenedores de bonos de Arcos Dorados Holdings Inc., la franquicia de restaurantes de McDonald’s Corp. con sede en Buenos Aires, se están convirtiendo en las últimas víctimas de las tribulaciones de Brasil.

La cadena de hamburguesas, que desde hace años gozaba de costos de endeudamiento más bajos que otras compañías de la Argentina debido a sus ventas en toda América Latina, ahora se ve afectada por la caída de las monedas de la región. Brasil, donde Arcos Dorados obtiene la mitad de sus ingresos, se encamina a su peor recesión en 25 años, lo que lleva a las familias de clase media a reducir el consumo de Big Macs.

La caída económica es desastrosa para los tenedores de bonos. Desde que la calificación crediticia de Brasil fue rebajada a basura por Standard Poor’s la semana pasada, el rendimiento de los bonos de Arcos Dorados con vencimiento en 2023 trepó al récord de 8,34 por ciento. Los títulos este año cayeron más que cualquier otro bono de empresas de Argentina.

Sólo en este mes, los pagarés bajaron cuatro veces más que los de los mercados emergentes.

“Brasil ahora se parece más a la Argentina”, dijo Fernando Jasnis, gerente de cartera de Explorador Capital Management. “Mientras que la compañía necesita tener más ventas en Brasil después de la devaluación para conseguir más dólares, también se ve perjudicada por el ritmo lento de la economía”.

Sonia Ruseler, portavoz de Arcos Dorados, señaló que la compañía no tenía comentarios inmediatos que hacer sobre los bonos y sus negocios en Brasil.

Los inversores en el operador de restaurantes de comidas rápidas pagaron una prima para comprar los pagarés en 2013 en tanto el prestatario utilizó sus ingresos brasileños para cubrirse contra Argentina y el resto de América Latina. Dos años después, los ingresos brasileños cayeron más de un 20 por ciento a US$350 millones en el segundo trimestre. De los 2.120 locales que opera Arcos Dorados en la región, el 41 por ciento se encuentra en Brasil.

El rendimiento de los bonos de la empresa denominados en reales con vencimiento en julio de 2016 alcanzó un récord de 23,15 por ciento el 10 de septiembre, un día después de la rebaja de nota de Brasil.

La economía de Brasil perdió casi 900.000 puestos de trabajo en el último año. Los que pudieron mantener su empleo tienen menos dinero para gastar por cuanto los salarios no pueden seguirle el ritmo a la inflación. Las ventas minoristas en junio cayeron por quinto mes consecutivo, el período más largo desde 2001, muestran los datos de la oficina nacional de estadísticas.

Si bien la economía brasileña podría empezar a recuperarse el año que viene, las cosas primero podrían agravarse, según Mariano Tavelli, presidente de la casa de bolsa de Buenos Aires Tavelli Co. “Arcos Dorados es un caso que muestra la importancia de Brasil en la región”, declaró.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV