miércoles, 27 de enero de 2021 Actualizado a las 17:09

La clasificadora rebajó nota crediticia de CorpGroup Banking

Desplome de ganancias de Itaú-CorpBanca genera dudas sobre capacidad de pago de deudas de Saieh

por 8 febrero, 2017

Desplome de ganancias de Itaú-CorpBanca genera dudas sobre capacidad de pago de deudas de Saieh
En marzo –y en septiembre próximo– el ex controlador de CorpBanca debe pagar US$ 17 millones de su bono de US$ 500 millones. Moody´s prevé que reciba menos dividendos del banco que manejan los brasileños y que eso podría afectar la capacidad de pago de CorpGroup Banking, el vehículo de inversión a través del cual controla un poco menos del 30% de la entidad fusionada. El informe destaca que la situación aún no es dramática, pero sí preocupante.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El desplome de los resultados financieros del recientemente fusionado banco Itaú-CorpBanca comienza a afectar al controlador de SMU y ex controlador de CorpBanca, Álvaro Saieh.

Ayer, la clasificadora Moody's rebajó de B1 a B2 las notas de largo plazo de emisores locales y en moneda extranjera de CorpGroup Bank SA –ligada a Saieh– y la calificación de deuda en moneda extranjera de los bonos senior globales de US$ 500 millones del holding, que vence el 15 de marzo de 2023. Además, modificó la calificación de estable a negativo.

“La rebaja de las calificaciones de CorpGroup Banking (CGB) incorpora las incertidumbres asociadas con la liquidez restringida y el alto endeudamiento en el emisor que puede conducir a una mayor dependencia del apoyo externo para el pago de su deuda”, señaló la agencia, advirtiendo que CGB tiene el 26,92% de Itaú-CorpBanca, sin operaciones propias, por lo que el servicio de su deuda se cubriría casi totalmente con dividendos de la entidad fusionada.

Según dijo, si bien las calificaciones del banco no se ven afectadas, la capacidad de Itaú-CorpBanca para pagar dividendos es probable que se vea limitada, considerando las “recientes presentaciones regulatorias no auditadas que reportan ingresos negativos en el banco”. Y recalcó: “Estos resultados preliminares pueden indicar que la liquidez en CorpGroup Banking está restringida, y que conlleva el riesgo de depender de las entidades más débiles de la familia para pagar su deuda hasta que se recuperen los beneficios y pagos de dividendos de Itaú CorpBanca”.

La entidad bancaria reveló en enero pasado la casi desaparición de utilidades para 2016, las que ya venían advirtiéndose con los números de noviembre, producto de ajustes en sus políticas de riesgo y contables, elevando provisiones y asumiendo los costos de diversas dificultades que ha enfrentado en su negocio en Colombia, donde además tiene disputas con socios minoritarios.

La situación de banco podría afectar directamente los ingresos de Saieh, aunque para ello también el empresario tenía prefijado un escenario que le ayudaría a forzar la distribución de dividendos, incluso a costa del capital del banco.

Según explicó Moody’s, el acuerdo de accionistas entre CorpGroup Banking e Itaú Unibanco estipula un pago anual mínimo de dividendos de US$ 120 millones, como adelantó este medio. Sin embargo, dice la agencia, este pago depende de la capacidad de Itaú-CorpBanca de mantener los ratios de capital regulatorio estimados en niveles similares al más alto del promedio de los tres mayores bancos comerciales en Chile y 1,2 veces los requerimientos de capital de la entidad que imponen los reguladores chilenos.

Moody's añadió que, aunque esperaba que Itaú CorpBanca adoptara una política de dividendos más conservadora para impulsar sus ratios de capital en el tiempo –lo que haría caer los flujos a CorpGroup Banking–, “considerando el desempeño del banco y sus objetivos de capital, los pagos de dividendos pueden verse cada vez más restringidos en el futuro, lo que crea incertidumbre sobre la capacidad de CorpGroup Banking para pagar la deuda con su propia liquidez”.

El 15 de marzo próximo, CGB debe cancelar un cupón de US$ 17 millones de su deuda. Además, deberá pagar otra cuota similar en septiembre próximo.

Y si bien la clasificadora considera que “los ingresos de dividendos de Itaú CorpBanca en general serán suficientes para atender las obligaciones de deuda de CorpGroup Banking en el escenario central de Moody's”, el pago de la deuda (dividendos recibidos de Itaú-CorpBanca/intereses) será inferior a lo que fue históricamente”. En ese sentido, la agencia recuerda que la deuda financiera neta de CGB permanecerá alta en casi 7 veces el ingreso de dividendos de Itaú-CorpBanca.

“En un escenario de mayor estrés, sin embargo, los pagos de dividendos serían insuficientes para atender la deuda de CGB, que tendría que depender de fuentes extraordinarias de ingresos, incluyendo desinversiones de la familia Saieh”, sostiene la agencia.

Sin embargo, advierte, la ausencia de restricciones significativas sobre los dividendos y el uso de lo que generen posibles ventas de activos de Saieh para reducir la carga de la deuda de CGB, “aumenta la incertidumbre en tal escenario”.

Pero el análisis abarca más. De acuerdo a Moody’s, la propiedad y control de una sola familia de CorpGroup Banking “también continúa exponiéndolo a los riesgos potenciales relacionados con el gobierno corporativo”. “La familia Saieh tiene la capacidad de elegir una mayoría de directores y ejecutivos, establecer políticas de administración y determinar el resultado de la mayoría o todas las acciones que requieren la aprobación de los accionistas en CorpGroup Banking”, apuntó. Con todo, la agencia cree que CGB cumplirá el pago de su deuda “a través de las transferencias de fondos necesarias del grupo de compañías operativas y holding relacionadas con la familia Saieh”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV