miércoles, 25 de mayo de 2022 Actualizado a las 13:38

Plan de impuestos offshore de Trump significaría casi US$8 mil millones extra en beneficios para Apple

por 12 junio, 2017

Plan de impuestos offshore de Trump significaría casi US$8 mil millones extra en beneficios para Apple
Tanto la tecnológica como Pfizer podrían gozar de un aumento adicional de las ganancias debido a sus anteriores maniobras contables, mientras que empresas como Microsoft Corp., Merck & Co. Inc. y Exxon Mobil Corp. podrían tener que registrar un descenso de las ganancias.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las multinacionales podrían recibir un beneficio inesperado gracias al reclamo del presidente Donald Trump de que se rebaje la tasa del impuesto que grava las ganancias de las compañías estadounidenses acumuladas en el extranjero, pero a unas pocas les iría mejor que a otras.

Apple Inc. y Pfizer Inc. podrían gozar de un aumento adicional de las ganancias debido a sus anteriores maniobras contables, mientras que empresas como Microsoft Corp., Merck & Co. Inc. y Exxon Mobil Corp. podrían tener que registrar un descenso de las ganancias.

La diferencia, que podría significar un aumento contable de US$7.900 millones para Apple y US$5.300 millones para Pfizer, se puede encontrar en los balances de ambas compañías. Ambas crearon "pasivos por impuestos diferidos" de varios miles de millones de dólares para reflejar los impuestos estadounidenses que prevén deber por sus ingresos acumulados en el extranjero.

Esos pasivos se basan en la tasa actual de 35 por ciento del impuesto a las ganancias de las empresas, pero Trump y los legisladores republicanos han propuesto reducir drásticamente la tasa sobre las ganancias acumuladas fuera del país a sólo 10 por ciento o menos. Si tienen éxito, Apple y Pfizer podrían pagar un monto de impuestos inferior al previsto y luego adaptar sus balances, con adiciones por única vez a sus ganancias por miles de millones de dólares, dicen los expertos en impuestos.

"Estas compañías estarán felices", dijo Bret Oliver, socio tributarista de PricewaterhouseCoopers.

Los ajustes contables no estarían relacionados con el crecimiento real de la empresa, por lo que, desde el punto de vista de los inversionistas, darían lugar a un aumento de "menor calidad" de las ganancias por acción, dijo Ronald Graziano, director y estratega mundial de contabilidad de Credit Suisse Group AG. Sin embargo, las empresas que han creado grandes pasivos por impuestos para sus ganancias en el extranjero “no tendrían que poner efectivo para pagar sus facturas de impuestos porque ya han devengado para ello, dijo. "Es un enorme beneficio".

Es imposible discernir el efecto preciso en las empresas, que generalmente revelan sólo algunos aspectos de su planificación impositiva a los accionistas todos los años. Además, no está claro hasta qué punto las empresas podrían reducir aún más sus impuestos de repatriación estadounidenses reclamando créditos por impuestos extranjeros que ya han pagado sobre sus ingresos fuera del país. El plan del Congreso y el plan de Trump no dicen nada sobre esa cuestión.

"Si el objetivo es aumentar los ingresos, suponemos que limitarán el uso de créditos fiscales extranjeros", dijo Eric Toder, codirector del Centro de Política Tributaria de Urban-Brookings y ex economista de política tributaria del Tesoro.

Para llegar a sus cálculos, Bloomberg utilizó los datos que divulgaron varias compañías que informan tener grandes ganancias en el extranjero, además de cálculos aprobados por tres especialistas en impuestos y contabilidad.



Microsoft creó un pasivo por impuestos diferidos relativamente pequeño por sus ingresos en el extranjero, por lo que podría tener que aceptar una reducción de sus ganancias por única vez de US$11.700 millones por su factura de impuestos de repatriación. En el caso de Merck, la cuenta podría ser de US$5.100 millones y la de Exxon podría llegar a los US$5.400 millones. Un portavoz de Microsoft se negó a comentar, mientras que una portavoz de Merck no respondió las solicitudes enviadas por correo electrónico ni los llamados en que se le pedían declaraciones.

Scott Silvestri, portavoz de Exxon, dijo que la compañía petrolera no tiene pasivos por impuestos diferidos sobre las ganancias extranjeras no transferidas, pero sí tiene créditos fiscales en el extranjero que podrían ayudar a reducir su factura de impuestos.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV