miércoles, 14 de noviembre de 2018 Actualizado a las 11:33

Bush rinde homenaje en París a los caídos en las guerras mundiales

por 14 junio, 2008

Bush se encuentra en París en una gira de despedida por Europa que le ha llevado con anterioridad a Brdo (Eslovenia), Berlín y Roma.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El presidente de EEUU, George W. Bush, rindió este sábado homenaje a los caídos, franceses y estadounidenses, en las dos guerras mundiales en una visita al cementerio americano de Suresnes y al fuerte de Mont Valérien, en las afueras de París.



Bush, que hoy se reunió con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, depositó en una sencilla ceremonia una corona de flores en el cementerio, donde, decoradas con banderas de EEUU y Francia, se alinean las cruces y las estrellas de David en las tumbas de 1.541 de los soldados estadounidenses que combatieron en la Gran Guerra.



Después de que una banda militar interpretara el himno estadounidense y el toque de silencio, Bush se dirigió a una lápida de mármol blanco que simboliza la tumba al soldado desconocido y recorrió algunos de los sepulcros.



Le acompañaban representantes de cada cuerpo de las Fuerzas Armadas estadounidenses y dos veteranos de la II Guerra Mundial, a los que el presidente agradeció sus servicios de entonces.



Bush, con el semblante sombrío, apenas habló durante la visita a este cementerio, que Francia donó a EEUU en 1919 y que dedicó al presidente Woodrow Wilson.



A continuación, Bush se desplazó con su cortejo al monumento francés a los caídos en la II Guerra Mundial en Mont Valérien, un fuerte alemán durante aquel conflicto en el que fueron ejecutados un millar de miembros de la resistencia.



A su llegada al monumento, cuya fachada incluye esculturas de alambre con espinos, caras angustiadas y brazos, Bush escuchó los himnos nacionales de Francia y Alemania antes de acudir a la zona exacta, en la ladera de la colina, donde los soldados alemanes ejecutaban a los resistentes franceses.



En la cripta del monumento, Bush firmó en el libro de invitados, donde dejó el mensaje "Dios bendiga las almas que reposan aquí".



Mientras rendía homenaje a los caídos, su esposa, Laura Bush, se trasladó a Giverny, en Normandía, para visitar el museo dedicado al pintor modernista Claude Monet, que creó en esa localidad algunos de sus cuadros más célebres.



El presidente estadounidense y su esposa concluirán esta noche su presencia en París antes de partir mañana, domingo, a Londres.



Bush se encuentra en París en una gira de despedida por Europa que le ha llevado con anterioridad a Brdo (Eslovenia), Berlín y Roma.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV