sábado, 24 de octubre de 2020 Actualizado a las 20:18

Opinión

Autor Imagen

La segunda es la vencida: integración bursátil de Chile, Perú y Colombia

por 3 febrero, 2020

La segunda es la vencida: integración bursátil de Chile, Perú y Colombia
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hace unos días se conoció la noticia de un nuevo intento de integración de las bolsas de valores de Santiago, de Lima (Perú) y de Colombia. Esto quiere decir que las mencionadas plazas bursátiles operen bajo una misma infraestructura tecnológica y/o de servicios, teniendo un solo sistema de negociación con los mismos estándares de seguridad de la información y de las transacciones, así como la factibilidad de facilitar las operaciones en términos de moneda y normativa tributaria, entre otros aspectos.

El anuncio se dio a conocer desde los directorios de estas plazas bursátiles, los que se comprometieron a estudiar su viabilidad y las posibles fórmulas para llevar a la realidad esta iniciativa, para lo cual se fijaron un plazo máximo de seis meses.

Esta iniciativa es otro intento por obtener mejores resultados respecto del Mercado Integrado Latinoamericano (MILA). Este fue producto de un acuerdo firmado en mayo de 2011 entre la Bolsa de Santiago, la Bolsa de Valores de Colombia y la Bolsa de Valores de Lima, así como de los respectivos depósitos de valores, y pretendía la creación de un mercado regional para la negociación de títulos de renta variable de los tres países.

Los esfuerzos estaban puestos en abrir un mundo de oportunidades a inversionistas e intermediarios de Chile, Colombia y Perú. Desde entonces es posible la compra y venta de las acciones de las tres plazas bursátiles, simplemente a través de un intermediario local. En junio de 2014, la Bolsa Mexicana de Valores se incorporó al MILA.

El nuevo proceso de integración para los inversionistas locales y extranjeros sacará ventaja del enorme y masificado mercado de deuda o de emisión de bonos de Colombia. Por su parte, Perú cuenta con varias importantes mineras del cobre listadas en bolsa, lo que no ocurre en nuestro país pese a ser número uno en exportaciones del metal rojo.

Mientras que Chile aporta con su liderazgo en desarrollo tecnológico (con la implementación del blockchain, pasando por la fusión en la propiedad de los respectivos Depósitos Centrales de Valores y de las Cámaras de Compensación) y su fortaleza en transacciones de las matrices de empresas multilatinas como Falabella y Cencosud.

Entre los aspectos negativos, las bolsas de Colombia y Perú tienen una muy baja liquidez en renta variable. Además, tenemos grandes desafíos para la integración a nivel de las trabas impositivas que existen en los tres países y de operaciones multimoneda que afectan el interés de inversionistas por transar directamente en las bolsas.

Además, actores importantes en este proceso, como las corredoras, deben firmar acuerdos con sus pares en los respectivos mercados, lo que hace aún más lenta la implementación y operación.

A modo de conclusión, considero que la nueva posibilidad de crear un solo mercado para estos tres países es una muy buena noticia y para que resulte se debe buscar una integración completa de las tres plazas bursátiles. Asimismo, se debe avanzar de alguna forma en facilitar la compra y venta de moneda de los distintos países y homologar los sistemas tributarios, de forma que sea simple invertir. Queda un largo camino que recorrer, solo espero que en esta oportunidad se logre una gran bolsa regional andina con fusiones y traspaso de acciones a nivel propietario, que compita de igual a igual con la Bolsa de Sao Paulo y México y nos posicione a nivel mundial como polo de inversiones.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV