sábado, 25 de septiembre de 2021 Actualizado a las 22:33

OPINIÓN

Autor Imagen

Memoria para una región más justa

por 12 septiembre, 2021

Memoria para una región más justa
Hacer que nuestro territorio se piense desde sus necesidades, que se vuelva más justo entre quienes tienen más y quienes menos, que el aprovechamiento de nuestros recursos naturales se haga con sentido y responsabilidad, que el reconocimiento de los derechos de los pueblos originarios y de las mujeres sea efectivo, es nuestro imperativo moral.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hace 48 años nuestro país veía como su historia cambiaba para siempre. Desde el momento en que el proceso democrático se interrumpe con el Golpe de Estado al Gobierno del Presidente Salvador Allende, los colores de nuestra historia comenzaron a oscurecer con un duro período que terminó con una dictadura implacable de 17 años.

Los sueños de hombres y mujeres de esfuerzo, de jóvenes, niños, niñas, profesionales y trabajadores/as se vieron cruelmente interrumpidos por un terrorismo de estado que persiguió, asesinó e hizo desaparecer a miles de compatriotas.

Estamos listas para que las próximas decisiones que en nuestra región se tomen vayan en ese camino y que la memoria de todo lo pasado no sólo vuelva en estas fechas.

Por esa historia, que está grabada en la piel de muchos y muchas, es el compromiso por una democracia plena y robusta. Valorar el proceso de la Unidad Popular como un proyecto inédito y vanguardista, también se vuelve presente, especialmente cuando por primera vez en nuestra historia republicana, se inicia un proceso constituyente democrático y paritario.

Cuando estamos atravesando tiempos convulsionados en que las disputas electorales se toman el debate público y la crisis de ética en los nuevos/as representantes nos deja con algunos tragos amargos, creemos que la buena política debe reivindicar, por sobre todo, procesos colectivos apegados a las necesidades de sus habitantes.

Por eso, como autoridades regionales electas por primera vez, tenemos la responsabilidad de hacer que esa historia que nos marca, no se olvide y que el combustible histórico de nuestra memoria motive nuestro accionar, para hacer de nuestra región de Aysén una más justa, democrática e igualitaria para todos/as sus habitantes.

Hacer que nuestro territorio se piense desde sus necesidades, que se vuelva más justo entre quienes tienen más y quienes menos, que el aprovechamiento de nuestros recursos naturales se haga con sentido y responsabilidad, que el reconocimiento de los derechos de los pueblos originarios y de las mujeres sea efectivo, es nuestro imperativo moral.

Estamos listas para que las próximas decisiones que en nuestra región se tomen vayan en ese camino y que la memoria de todo lo pasado no sólo vuelva en estas fechas, sino que el ejemplo de dignidad inclaudicable de los chilenos/as y Ayseninos/as que lucharon por la restitución de la democracia, sea el carne en esta nueva etapa. Con todas, todos y todes.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV