Publicidad
Nicolás Hurtado: “Las personas que estamos en política sabemos que Carter no va a ser presidente”

Nicolás Hurtado: “Las personas que estamos en política sabemos que Carter no va a ser presidente”

Publicidad

El candidato oficialista competirá en las elecciones municipales de La Florida con Daniel Reyes, el delfín de Rodolfo Carter. Afirma que “hay una sensación de abandono en muchos sectores” de la comuna, y que la gestión del actual alcalde está enfocada más bien en tener una presencia mediática.


El militante PC y exconcejal, Nicolás Hurtado, fue el ganador de las primarias oficialistas el pasado 9 de junio, en su segundo intento por llegar al sillón municipal de La Florida. El cientista político actualmente se desempeña como subdirector de la División de Organizaciones Sociales (DOS), la cual pertenece a la Secretaría General de Gobierno.

En conversación con El Mostrador, Hurtado afirma que la elección está abierta y que están las condiciones para triunfar en octubre. Señala que el candidato de Chile Vamos, Daniel Reyes, es solo una creación política del alcalde Rodolfo Carter. “Es un personaje más bien acrítico, es solamente quien está, de alguna manera, continuando. No se sabe qué es lo que quiere hacer, qué es lo que piensa para la comuna”, advirtió.

En ese sentido, anticipa que su campaña se enfocará en estrategias para salir del abandono en que se encuentra la comuna en materia de seguridad, educación, una construcción de barrio inequitativa y la preocupación por el patrimonio municipal. Asegura que las acciones del actual alcalde Rodolfo Carter son más bien mediáticas y poco efectivas, además de solo buscar réditos personales. “El alcalde Carter para mí es como el rey del trampolín. Va a encontrar lo que pueda para poder escalar más alto”, dijo.

-¿Cuáles son los ejes centrales que van a sostener su candidatura luego de haber ganado las primarias oficialistas?
-La seguridad efectivamente es una materia que se ha tomado la agenda pública a nivel nacional, no solamente en La Florida. Acá quizás toma algún grado mayor de rimbombancia porque el alcalde lo ha hecho parte de su discurso, pero en realidad no hay muchos efectos para que uno pueda decir que realmente estamos avanzando. De hecho, según las cifras, hay cerca de 18 delitos diarios de mayor connotación social en el último año 2023. Entonces, la verdad es que no se ha abordado y no ha sido efectivo el trabajo que se ha hecho, al menos por parte de la municipalidad.

La gran mayoría de las acciones que se realizan son prácticamente mediáticas, comunicacionales, y la verdad tiene más un sentido de trampolín político. O sea, las narcocasas y las demoliciones no tienen ningún efecto concreto, el tema del batallón no funcionó.

Al menos con nuestro trabajo lo que queremos abordar es la coordinación efectiva entre las policías, la municipalidad, las dirigencias, las comunidades, para que podamos abordar territorialmente cada una de las materias. Y ahí creo que vamos a ir logrando destrabar cuáles son los focos de inseguridad que existen en los sectores, pero también, por cierto, lograr rutas seguras, sobre todo para las mujeres. Y también una política de inversión alta en materia de cámaras, luminarias, de áreas verdes, recuperación de espacios, finalmente.

En otras materias de desarrollo urbano, tenemos una situación en la que estamos invadidos por edificios. Ahí hay un eje que nosotros debemos abordar, que es un plan regulador participativo, que proteja los barrios, que sea una ciudad moderna, conectada, pero también que maneje y proteja nuestros barrios, nuestra identidad, nuestro patrimonio.

Por otro lado, tenemos una distribución brutal en términos de desigualdad, en cómo se invierten los recursos, tenemos plazas de un cierto tipo a un lado, y otro tipo de plazas en el otro sector de la comuna. Los funcionarios de seguridad ciudadana pasan y recorren algunos lugares muy poquito, y en otros lados están de punto fijo, entonces hay ciertas situaciones que hay que corregir. Y en tercer lugar, me parece relevante también el énfasis en una administración eficiente, que logre terminar con el despilfarro de recursos. La Florida tiene una cantidad importante de recursos, tiene un muy alto presupuesto municipal, de hecho, nosotros no accedimos al royalty.

-En términos políticos, ¿por qué las vecinas y los vecinos de La Florida deberían optar por un proyecto de cambio y no de continuidad en la comuna?
-Existe una sensación de abandono en muchos sectores, porque lamentablemente el alcalde, si bien tiene esta presencia mediática y pasa mucho tiempo en los matinales, no tiene tanta presencia territorial. La ha tenido porque simplemente lleva casi 14 años en el poder, entonces en algún momento de su tiempo recorrió los territorios, pero la verdad es que hay sectores completos en los que no ha estado presente, sobre todo, como te decía previamente, en los lugares donde hay más precariedad, donde hay más situaciones complejas. Eso, como un primer elemento.

Lo segundo, es que creo que hay una construcción de barrio que es muy inequitativa. De alguna manera, las principales arterias tienen las mejoras y las correcciones, pero en las poblaciones, en la interna, hay una sensación de abandono. Eso genera una necesidad de cambio. Si bien la gestión de Carter ha tenido sus cosas positivas, y nosotros de hecho lo reconocemos, eso no quita que hay muchas cosas que la gente reconoce como un problema, y que además le generan situaciones permanentes de agobio.

Hay muchos elementos que han afectado la calidad de vida, y eso me parece que es lo principal sobre por qué la gente podría optar por una diferencia. Porque, en definitiva, las cosas buenas que se han hecho las vamos a mantener, y las cosas malas alguien tiene que corregirlas. Y el actual candidato no tiene ninguna disposición, al menos aparente, de querer hacerlo.

-¿Qué otros elementos consideraría para hacer un balance de la gestión de Rodolfo Carter?
-Hay también ciertos asuntos temáticos. Por ejemplo, los colegios municipales se han abandonado, no hay un proyecto emblemático, no hay una dedicación donde uno puede decir acá hemos visto cómo se ha aumentado la matrícula, cómo se ha mejorado la infraestructura. Son solamente las comunidades educativas quienes han logrado sacar adelante a veces los colegios, pero en realidad no hay una dedicación, porque el interés además lo pusieron en otros lados, lugares que le significaban un rédito político, como la salud.

También el patrimonio municipal se ha visto muy afectado, pese a que hemos tenido un aumento en el presupuesto, nos afectó el hecho de que vendimos los terrenos municipales. Ahí Carter en particular fue un promotor, casi una corredora municipal de propiedades, que logró vender a las inmobiliarias. Y eso generó hoy día que, por ejemplo, no tengamos un municipio. Nuestra municipalidad está en dos espacios que son arrendados, y que cada uno cuesta más de 60 millones de pesos mensuales en arriendo.

Entonces, recibimos una cantidad de ingresos por las ventas de terreno, pero luego terminamos con que la actual situación es que estamos cada vez, mes a mes, perdiendo nuestros recursos, y de hecho, en un año son 700 millones de pesos, en los cuatro años que pasó esta venta, ya van más de 2.500 millones de pesos perdidos en arriendo.

Además hemos tenido situaciones de probidad, el alcalde estuvo suspendido de su cargo, estuvo también investigado por Contraloría, o sea, hay varias situaciones ahí que abordar. Me parece que hay complejidades, sombras en materia de probidad y corrupción en la Municipalidad de La Florida.

-¿Y qué opinión le merece Daniel Reyes?
-Me parece que es un funcionario que es una creación política del alcalde Carter. Habría que ver cuál es su vínculo real con el territorio. Creo que, de hecho, en la primaria de derecha había otros candidatos que tenían un vínculo mucho más directo con las personas, con las comunidades y sus necesidades. Daniel Reyes creo que es más bien un constructo de último tiempo, para ver cómo se logra mantener la gestión de Carter o quizás contener algunas de las cosas que podrían salir a la luz, como ocurrió con otros municipios, si hubiese un cambio.

Lo segundo, es que me parece que hay que ser coherente, hay cosas que han funcionado, y nosotros reconocemos cosas que vamos a mantener, como el médico a domicilio, las ayudas sociales, pero a la vez somos críticos. En el caso de Daniel Reyes es un personaje más bien acrítico, es solamente quien está, de alguna manera, continuando. No se sabe qué es lo que quiere hacer, qué es lo que piensa para la comuna. Más bien es “yo soy el candidato de Carter, yo soy la continuidad”. Entonces, no sabemos qué se viene para los próximos cuatro años.

Y lo último, es que creo que también es un constructo. O sea, en la primaria fueron incalculables recursos que tiraron a la campaña, fue impresionante. Y eso generó también la participación. Pero nos parece que igual es una candidatura que, pese a todos los recursos, solamente dobló en votación. Entonces, creo que en una elección definitiva están todas las condiciones para poder equiparar un poco esa cancha y poder salir triunfadores.

-¿Cuál es su lectura sobre el anuncio de la candidatura presidencial del alcalde Carter en medio de este contexto de elecciones municipales?
-Como decía en el tema de seguridad, el alcalde Carter para mí es como el rey del trampolín. Va a encontrar lo que pueda para poder escalar más alto. En este caso, creo que él honestamente no está hoy día pensando en la elección presidencial, porque me parece que para todas las personas que estamos en política, al menos, sabemos que él no va a ser Presidente, o al menos en esta ocasión no va a ser Presidente. Yo creo que no lo va a ser nunca, pero en esta ocasión me parece que no lo va a ser. Pero en cambio, él sí está pensando en una primaria para poder tratar de lograr su siguiente paso político, que sería irse al Congreso. Él ya mismo lo ha anunciado, que estaría pensando en ser senador en Valparaíso.

Entonces, es probablemente una primaria como falsa, como la de Puente Alto, donde de alguna forma le pusieron a alguien a Karla Rubilar para que hubiera una primaria y pudiera moverse. Yo creo que acá es algo similar, Carter finalmente va a ir a una primaria para poder ser candidato a senador, y eventualmente, si es que no es candidato a senador, para poder ser, ojalá, un ministro de una eventual Presidenta Matthei. Creo que esa es la lógica, construir un trampolín personal y ocupar todas las redes de la política para su beneficio particular, que es lo que él hace en política. Él no piensa en el colectivo, piensa muy en la lógica personal.

-¿Cómo abordar desde las candidaturas el fenómeno de corrupción que afecta de manera transversal a los municipios del país, realidad que está socavando aún más la credibilidad de la gente hacia el sistema político?
-Los municipios, lamentablemente, se controlan como pequeños reinados. Entonces, faltan mecanismos de control. A veces los concejos municipales son completamente proclives al alcalde de turno, por lo que ahí tienes un contrapeso menos. A veces tienes funcionarios que también son completamente proclives, sobre todo cuando llevan muchos años en el poder de una gestión, entonces tienes otro contrapeso menos.

Hay muchas cosas que ocurren. Por un lado, hay un tema de reforma legal, pero por el otro, también, un tema de convicción. Y ahí nosotros rechazamos categóricamente todo tipo de corrupción en la administración pública. De hecho, por un lado, yo fui concejal acá en La Florida, nos tocó fiscalizar activamente, con dedicación exclusiva, la gestión de Carter, le presentamos recursos en todos los espacios habidos y por haber. En el Consejo para la Transparencia ganamos muchas presentaciones, presentamos también requerimientos al Tribunal Electoral Regional, que después terminó en la suspensión del alcalde Carter, también nos querellamos en su momento.

O sea, hay que realizar una activa persecución de todo tipo de situaciones que pudieran ser reñidas con la ley y también con la ética. Nosotros al menos estamos apuntando a tener una propuesta concreta en materia de profundizar todos los mecanismos de control que existan en la municipalidad, pero también en las corporaciones, que es donde muchas veces sucede que existe la mayor cantidad de posibilidades de desfalcar una municipalidad.

También un plan de auditoría. Necesitamos una auditoría al comienzo de la gestión actual, donde podamos generar las condiciones para saber qué es lo que pasó en estos casi 14 años del alcalde Carter. Y por último, una alianza con la Contraloría, si bien no tiene muchos dientes, pero por lo menos sí nos puede ayudar a encontrar algunas cosas que han ocurrido en estos últimos años. Que nos puedan permitir invertir mejor los recursos, priorizar, de alguna manera creemos que hay mucho problema administrativo y que podemos tratar de reorientar mejor.

-¿Cree que pueda tener algún impacto en la campaña la situación de prisión preventiva que atraviesa Daniel Jadue?
-Nosotros estamos tranquilos. Creemos que hay una historia personal y colectiva de lo que hemos construido en La Florida. Además, muchas veces los intereses de las personas están más bien radicados en lo que ocurre en su comunidad, en su territorio, yo creo que eso es lo que gravita finalmente en las personas cuando determinan qué es lo que van a votar o no.

La elección municipal, que a diferencia de otro tipo de elecciones, como las parlamentarias, que son mucho más ideologizadas y mucho más políticas, en este caso hay otro tipo de materias, que son más bien la calidad de vida de las personas. Y nosotros creemos que, si bien hay elementos que se han beneficiado en la última gestión, nos parece que hay muchos elementos en que no se ha visto una particular intención de darle solución, y la continuidad del alcalde no tiene ningún interés en eso. Esa es la oportunidad que nosotros tenemos para poder lograr un buen resultado en el mes de octubre.

-¿Cuál va a ser la estrategia para convocar a los votantes teniendo al frente a otro candidato que cuenta con el apoyo y despliegue de la administración actual de la comuna?
-Solo diré que la elección está abierta, creo que los números así dan cuenta. De hecho, pese a haber realizado un gasto gigantesco el candidato del otro lado, nosotros no tuvimos una cantidad de votos tan menor. Con todo el aparataje municipal puesto a disposición, pusieron palomas en todos los lugares, dieron todo lo que tenían y lograron ese resultado. Nosotros no teníamos todas las capacidades para generarlo porque no estaban los recursos, la siguiente elección es distinta porque está financiada. Entonces es un escenario completamente distinto, con voto obligatorio, y eso, evidentemente, va a equiparar un poco la situación.

Yo creo que esa es la clave, finalmente, que la elección está completamente abierta y que basta con que nos creamos la posibilidad de un triunfo para poder mejorar la vida a nuestros vecinos y vecinas, que es lo que además nos demandan a diario.

Publicidad

Tendencias