sábado, 25 de enero de 2020Actualizado a las 19:20

Agenda Digital

Presentado por:

Digital

Android o iOS: ¿cómo no tener problemas al cambiar el smartphone?

por 22 mayo, 2018

Android o iOS: ¿cómo no tener problemas al cambiar el smartphone?
Fallas al actualizar el software, poca duración de la batería, insuficiente espacio de almacenamiento y un ecosistema cerrado, son solo algunos de las características del perfil de usuario que piensa en migrar de una marca a otra.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Con la gran cantidad de horas al día que pasamos mirando nuestro celular, es normal querer contar con un equipo que pueda responder de forma óptima a este uso intensivo. Afortunadamente, en el mercado encontramos alternativas y existen dos sistemas operativos que se pelean la preferencia de los consumidores, Android e iOS, ambos con características únicas ampliamente conocidas.

Sin embargo,  el problema surge si quieres cambiarte de uno a otro, ya que hay varios mitos asociados a su uso que asustan a los usuarios. El argumento más común es que si saltas a otro sistema operativo, corres el riesgo de perder todos los contactos o archivos de tu celular, pero especialmente, perder todo el conocimiento adquirido en el uso de uno u otro y tener que partir de cero.

¿Qué problemas experimenta el usuario que lo hacen tomar la decisión de cambiarse? ¿Cuál es el proceso que vive un consumidor para dar el salto de un sistema operativo a otro? Ésta y otras preguntas fueron respondidas por el equipo de Estudios de Mercado de Samsung Electronics Chile para definir cuáles son las etapas por las que pasa un usuario de iOS antes de cambiarse a un teléfono Android.

El primer problema es el espacio para las imágenes. Llega un momento en que los usuarios se dan cuenta que pierden demasiado tiempo borrando fotos porque no les alcanza el espacio en el teléfono para tomar más, y comienzan a preguntarse si todos los equipos serán iguales.

Este era uno de los principales argumentos que entregaron los usuarios de iOS cuando optaban por cambiarse a Android, además del hecho que la batería les duraba poco y sentían dependencia del ecosistema anterior.

Pero cambiarse a otro sistema no es difícil, y en ningún caso se pierden los datos. Con un par de clics se puede  trasladar absolutamente todos los datos de tu antiguo teléfono a uno nuevo, aunque sean de diferentes marcas.

La app Smart Switch de Samsung, por ejemplo, permite transferir fotos, videos, contactos, música y todas tus aplicaciones y notas, conectando ambos equipos a través de un cable USB, Wi-Fi o computador, asegurando que no se pierda ninguna información.

Para que el cambio sea menos difícil hay que buscar referencias, por ejemplo, contar con una persona cercana y conocida que haya tenido una buena experiencia con otra marca. Si otros se han cambiado y están felices con su nuevo equipo, el miedo empieza a perder terreno versus la posibilidad de obtener mayores beneficios.

Por lo general hay alguna acción concreta que gatilla el cambio, como la falla del equipo anterior, la rotura de pantalla, una buena oferta en el comercio o simplemente por el cansancio que genera enfrentarse a los mismos problemas frecuentemente. Otro indicador claro de que es momento de cambiar el equipo, es cuando el usuario se da cuenta que constantemente le tiene que pedir a alguien más que saque las fotos porque los resultados ya no son los esperados.

También ayuda la búsqueda de información, etapa en que los usuarios comienzan a revisar sitios en Internet y a visitar tiendas para comparar alternativas y ver qué otras opciones de telefonía hay en el mercado, tomando en cuenta el uso que le dan a su Smartphone.

Pero ¿qué buscan en nuevo teléfono? Los atributos que consideran más relevantes a la hora de cambiar de terminal son: una cámara que saque fotos de buena calidad al primer intento, que la batería dure el día completo y que tenga suficiente memoria para no tener que borrar fotografías constantemente. De manera secundaria, buscan diseño, que el equipo sea rápido y durabilidad, es decir, que no se rompa fácilmente.

Cuando se tomó la decisión y se produo el cambio por un nuevo equipo, comienza la etapa de acostumbramiento. Según un estudio de Samsung, a una persona le toma 10 días acostumbrarse al sistema operativo Android, cuando eran usuarios de iOS. Pasado ese periodo, que puede ser más simple si se hace el traspaso de información, los consumidores comienzan a experimentar los beneficios de su nuevo sistema operativo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV