domingo, 28 de noviembre de 2021 Actualizado a las 12:51

Agenda País

Viajes

Islas del Sudeste Asiático: un paraíso de playas y fiestas

por 28 diciembre, 2018

Islas del Sudeste Asiático: un paraíso de playas y fiestas
Las playas del Sudeste Asiático son un verdadero paraíso a bajo costo. Además, se realizan grandes fiestas que hacen la experiencia inolvidable.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La palabra Koh significa isla en español, y son muy populares en el Sudeste Asiático. Muchos deben haber escuchado sobre Koh Phi Phi, Koh Tao, Koh Lipe, Koh Phangan, todas estas ubicadas en Tailandia y la mayoría famosas por sus interminables fiestas en la playa.

A esta lista también quiero sumar a Koh Rong, una isla perdida en Camboya que hay que conocer antes que sea explotada por el turismo.

Aquí les dejo una guía de las “Koh” para que tengan los mejores tips de fiestas, buceo y relajo.

Koh Phangan

Si eres de los que les gusta el “party hard” entonces Koh Phangan es tu lugar. Conocido por la famosa “full moon party” que se realiza en la playa principal de la isla, esta fiesta es muy popular dentro de los viajeros del este de Asia que buscan un par de días de fiesta intensos.

Son tres días seguidos y la full moon es el día de clausura. Primero está la “animal party” que está llena de luces ultra violeta, todo el mundo pintado y muchos juegos de luces, no hay horario de término antes de la madrugada y es que precisamente nadie tiene que ir a trabajar al siguiente día.

La segunda es una pool party nocturna que, como lo dice el nombre, es una fiesta donde la gente va con traje de baño a bailar dentro o al rededor de una piscina.

Finalmente la esperada full moon party, que para mi gusto es más expectativa que realidad, es una fiesta en la playa donde todo el mundo se raya el cuerpo y compra poleras fosforescentes y bailan en los distintos spots donde venden tragos, todo esto por su puesto, bajo la luna llena.

Koh Lipe

Luego de estos días intensos de fiesta, ¿qué mejor que pasar un par de días en una isla donde todo cierra a las 2 am?

En realidad esta isla es recomendada para luna de miel y parejas en general. Así que si no eres uno de ellos quizás sea muy romántico para ti.

Koh Lipe es una pequeña isla con playas pequeñas pero muy privadas con poca gente y muy lindas. Restoranes ricos y lindos en la calle principal (también muy pequeña) pero ideal para ir a tomar y comer algo temprano para aprovechar el día en la playa.

Koh Tao

Este es el paraíso del buceo. Es un lugar muy conocido por lo barato que es hacer el curso de Padi allí. Mucha gente -me incluyo- se va cuatro días de buceo intenso para sacar este curso que en otros lugares del mundo puede ascender el precio a 500 dólares y más, en cambio en la isla se puede hacer por 150 dólares aproximadamente.

Te llevan muy temprano en la mañana en unos botes en grupos de 10 personas (varía dependiendo la agencia) con fruta fresca para el día y bebidas principalmente.

Son cuatro horas diarias de buceo y estudio teórico. Es una experiencia inolvidable donde ves desde peces de colores, muy populares allá, hasta corales de todos los colores, paredes completas de peces e incluso uno que otro tiburón (pequeño e inofensivo).

Hay muchas agencias que ofrecen el paquete completo de alojamiento con el curso, aquí recomiendo tener ojo porque los generalmente los alojamientos que ofrecen son muy precarios y sucios.

Además la isla ofrece parajes de playas maravillosas, restoranes a orilla de playa ideales para ir a tomar una cerveza sentado en la arena y ver los clásicos shows de fuego que hacen en Tailandia.

Aquí también recomiendo ir al mirador de la isla Nangyuan, es realmente impresionante, con una vista a las islas impactante.

Koh Phi Phi

Es una isla que mezcla la fiesta desenfrenada que caracteriza a Tailandia y las playas inigualables y maravillosas que la rodean. En el centro de esta isla puedes encontrar comercio de lo que imagines, desde peleas de enanos (sí, literal) donde la gente apuesta, pasando por los clásicos Irish Bar, hasta un restorán más cálido y acogedor para ir a ver la puesta de sol.

También está el famoso mirador “Koh Phi Phi view point”, donde hay que subir como 500 escalones para llegar a la cima, pero que cuando llegas estás en el lugar perfecto para ver el sol caer.

En cuanto a playas, recomiendo no quedarse en la del centro, ya que ahí se realizan las fiestas y es muy sucia y llena de gente.

Hay dos opciones para llegar a Long Beach, la primera es caminando, que se demora aproximadamente media hora, y la segunda es arrendar un taxi boat (hay mucha disponibilidad) y que por 3 dólares te lleva a esta playa. Sea como sea que prefieras ir, lo importante es que vayas.

También hay muchos paseos por el día para ir a conocer las islas aledañas y ver el sunset en el medio del mar.

Koh Rong

Terminando con estas islas de Tailandia, pasamos a Camboya, el país de los majestuosos templos –Ankor Wat– y su amable gente.

Aquí les dejo esta isla que en lo personal me robó el corazón y el reloj, y es que el paso del tiempo y de los días los rige el sol y la tecnología se ve opacada por la casi nula electricidad que tiene la isla.

Ubicada frente al territorio de Sihanoukville se encuentra la poco conocida Koh Rong. En mi caso, llegué casi de milagro, viajando por Vietnam, específicamente en un bote por Halong Bay donde conocí una pareja de suecos que llevaban viajando seis meses por el sudeste asiático.

Cuando les conté que mi próximo destino era Camboya pero que sólo visitaría Ankor Wat, reaccionaron sacando papel y lápiz y me anotaron el nombre de Koh Rong y prácticamente un mapa de cómo llegar a aquel lugar.

Así llegué a la isla y me sentí como Leonardo Di Caprio en la película La Playa. El lugar en sí donde llegas es un par de casitas y dos o tres hostales y uno que otro restorán. Pero caminar media hora por una especie de selva y llegar a una playa casi virgen, realmente te quita el aliento.

Es una playa eterna de extensión, donde literalmente estás tu, el mar y la arena. Nunca había visto una playa tan linda y tan vacía. No hay ningún tipo de comercio ni de hostal, ni nada intervenido por el ser humano, realmente un paraíso de la naturaleza.

Otra cosa alucinante de esta isla es el plankton fluorescente, que por las noches ilumina el agua cristalina de una manera que no se le puede llamar de otra forma que no sea mágica.

Actualmente se está haciendo una gran construcción en el sector de Long Beach, que es una playa –o era– donde es impresionante el agua cristalina y sus arenas blancas, pero que para variar el capitalismo y la explotación humana puso ya su mano encima. Eso es una pena, porque se terminará transformando esta virgen y maravillosa isla en un koh phi phi más, perderá su magia de misterio y soledad y pasará a ser un lugar más dentro de los prostituidos por el turismo de este pobre lado del mundo, donde pasarán a ser ricos en dinero y quedarán cada día más pobres de sus bellezas naturales.

Los invito a que visiten lo antes posible Koh Rong para sentirse como niños otra vez y sentir que los paraísos terrenales existen.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV