lunes, 18 de octubre de 2021 Actualizado a las 19:36

Agenda Sustentable

Presentado por:

Sustentabilidad

Residuos orgánicos: el valor del compostaje y el vermicompostaje

por 9 mayo, 2021

Residuos orgánicos: el valor del compostaje y el vermicompostaje
El 58% de la basura que se desperdicia en los hogares es de origen orgánico, sin embargo, se aprovecha menos del 1% de esta.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Según los últimos estudios del Ministerio de Medio Ambiente (MMA), Chile es el país de Sudamérica que produce la mayor cantidad de basura por persona con una cantidad de 1,26 kilos por día. Llevado a números grandes se traducen en 8,1 millones de toneladas de basura al año las cuales terminan en vertederos o rellenos sanitarios.

Esta cantidad es el 96% del total de la generación de residuos, lo que estaría muy por debajo del promedio de la OCDE, dejando al país en materias de reciclaje en el segundo lugar más bajo de los 36 países miembros de esta organización.

De esta cantidad aproximadamente el 58% de los residuos corresponde al tipo orgánico, más del doble de lo que representan otras fracciones como los envases y embalajes (plástico, cartón, vidrio, latas, etc.).No obstante, la tasa de valorización de los orgánicos es inferior al 1% del total de toneladas generadas cada año.

Es en este sentido que actualmente existe una estrategia para pasar de un 1% a un 66% de valorización de los residuos orgánicos generados a nivel municipal para el año 2040.

¿Cómo lograr esta meta?

Según la propuesta, se busca que la ciudadanía genere sustancialmente menos residuos orgánicos y separe en origen aquellos que no logran evitar, en sus hogares, oficinas, establecimientos educacionales, parques, mercados y ferias libres.

“La particularidad de estos desechos es que cuando se descomponen en un relleno sanitario se desprende gas metano el cual es súper nocivo para el cambio climático, la manera de evitar que esta fracción termine en rellenos, son estrategias como el compostaje o el vermicompostaje”, señala Macarena Guajardo, directora ejecutiva de la Fundación Basura e integrante del comité de Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos 2020-2040.

En relación a esto se buscaría contar con infraestructura, equipamiento y sistemas logísticos, que permitan que los residuos orgánicos sean utilizados como recurso en la producción de mejoradores de suelo o de energía eléctrica o térmica, aprovechando los nutrientes, el agua y la energía que contienen.

Para cumplir con dicho propósito, el documento estipula metas intermedias al 2030 las cuales son. Valorizar un 30% de los residuos orgánicos generados a nivel municipal, llegar a 5.000 establecimientos educacionales con composteras y/o vermicomposteras, contar con un 50 % de las instituciones públicas separando en origen y valorizando los residuos orgánicos que generan, contar con 500.000 familias que utilicen composteras y/o vermicomposteras en sus viviendas, alcanzar 500 barrios del programa “Quiero mi Barrio” haciendo compostaje y/o vermicompostaje y lograr que todos los parques urbanos administrados por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo estén compostando los residuos orgánicos generados en sus instalaciones.

¿Qué es el compostaje y el vermicompostaje?

La experta de la Fundación Basura explica que el compostaje se recomienda en personas que viven en casas. En un contenedor grande se juntan todos los restos vegetales herméticamente y así este contenido va agarrando temperatura, descomponiéndose por la acción de agentes biológicos como bacterias y microbios.

Sumado a la aireación, se tiene que ir dando vuelta esta mezcla una o dos veces a la semana integrando residuos secos, lo que produciría un sustrato que se llama compost.

La otra manera es el vermicompostaje, similar a la técnica anterior, pero esta trabaja con lombrices conocidas como lombrices californianas (Eisenia foetida) además en este caso se puede trabajar con contenedores más pequeños. “La gracia que es las lombrices se comen nuestros residuos orgánicos y van haciendo surcos dentro de la mezcla haciendo que el proceso sea más rápido, el resultado de esto es el humus de lombriz que es mucho más potente que el compost”, afirma Macarena Guajardo.

“Estas prácticas te permiten poner las manos en la tierra volver a conectarte con ella ver un proceso natural frente a tus ojos, una de las estrategias más bonitas y eficientes de presenciar”, añadió la experta.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV