sábado, 31 de octubre de 2020 Actualizado a las 03:06

Agenda Saludable

Presentado por:

Vida Opinión

Autor Imagen

Atreverse a mirar Chile

por 4 enero, 2017

Atreverse a mirar Chile
La cohesión social, la solidaridad, la justicia social y el trabajo en equipo, pero de un gran equipo que incluya a quienes sufren la pobreza, son indispensables para reconstruir las confianzas dañadas y asumir que requerimos nuevos acuerdos como sociedad.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Al ir finalizando un proceso tan significativo para nuestro país –y que tomó más de diez años– he pensado mucho en el paralelo que existe entre alcanzar las grandes cumbres de la Tierra y conseguir un objetivo tan importante (histórico diría) como es lograr un cambio en como entendemos y abordamos la pobreza.

Al regresar de nuestra expedición al Everest el 2012 conmemorando los 20 años de la primera cumbre, escribí una carta abierta en que la reflexionaba sobre las razones de ese importante logro. Hoy tomo parte de ella y pongo a la pobreza y su superación, en el centro, asumiendo un desafío clave para nuestro país.

Tras décadas de lucha para el cambio en la medición de la pobreza desde la Fundación para la Superación de la Pobreza y después también desde las principales organizaciones de la sociedad civil que trabajan día a día por derrotar la pobreza, exclusión y desigualdad en nuestro país, hoy comienza la consolidación de una nueva mirada, mucho más valiente y decidida, que estoy seguro nos permitirá avanzar con mayor celeridad y eficiencia. Tres millones y medio de chilenos y chilenas son suficiente razón para no bajar los brazos.

Una justa demanda, dos gobiernos capaces de escuchar e implementar, a pesar de sus diferente tintes políticos y un equipo diverso, plural y comprometido, fueron los ingredientes precisos para avanzar. Quienes trabajaron desde el MDS, la Comisión para la Medición de la Pobreza y los dos Panel designados por los gobiernos de turno, no sólo son grandes especialistas, académicos e investigadores de múltiples profesiones, sino que fueron y son grandes personas.

Hoy comienza la consolidación de una nueva mirada, mucho más valiente y decidida, que estoy seguro nos permitirá avanzar con mayor celeridad y eficiencia. Tres millones y medio de chilenos y chilenas son suficiente razón para no bajar los brazos.

Venimos de familias con distintos modelos de formación, somos de condiciones socioeconómicas diferentes, tenemos distintas perspectivas religiosas y políticas, en fin, tenemos visones de mundo muy diversas. Y sin embargo, fuimos capaces de dejar nuestras individualidades a un lado y trabajar por un objetivo común, infinitamente más trascendente. En el centro estaba cambiar la mirada y con ello, la esperanza de abordar  de manera distinta la superación de la pobreza en Chile en las próximas décadas.

Trabajaron muy duro, y actuaron con la mayor de las generosidades. Siempre considerando los puntos de vista del otro, las diversas apreciaciones sobre lo técnico, siempre dispuestos a prestar ayuda, siempre poniendo la construcción común por sobre las apreciaciones particulares , siempre pensando y poniendo al centro a las familias en situación de pobreza. Todo ello con empatía, compromiso, afecto y respeto.

Estoy absolutamente convencido que esta forma de construir, esta forma de pensar Chile por sobre  los intereses particulares, fue el elemento crucial en nuestro éxito. Ha sido un profundo privilegio coordinar equipos humanos como estos, porque logramos generar un dispositivo para comenzar la transformación profunda de nuestro país y la vida de millones de compatriotas que luchan día a día para enfrentar su situación de pobreza y vulnerabilidad.

En un país marcado por las desconfianzas y el resquemor, creo humildemente que, tal vez haya existido en la tarea descrita, una clave para avanzar con generosidad en las transformaciones que Chile necesita. La cohesión social, la solidaridad, la justicia social y el trabajo en equipo, pero de un gran equipo que incluya a quienes sufren la pobreza, son indispensables para reconstruir las confianzas dañadas y asumir que requerimos nuevos acuerdos como sociedad.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV