viernes, 18 de octubre de 2019 Actualizado a las 09:05

Agenda Saludable

Presentado por:

Salud

Aseguran que Chile necesita reforzar memoria inmunológica para afrontar posible pandemia por influenza"

por 22 febrero, 2018

Aseguran que Chile necesita reforzar memoria inmunológica para afrontar posible pandemia por influenza
Académico de la Universidad de Chile e Investigador del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, reitera llamado a aumentar tasa de vacunación ante epidemia por H3N2. “Las cepas predominantes van variando año a año porque la influenza es un virus con permanentes mutaciones”, explica el científico. Baja en las tasas de vacunación, sumado a la agresividad del subtipo que provoca la enfermedad, son dos de las causas que han recrudecido su impacto.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La memoria inmunológica de los chilenos –característica fundamental del sistema inmune para responder ante patógenos como los virus– no está del todo preparada para enfrentar la influenza del tipo H3N2, advierte  el Dr. Leandro Carreño, académico de la Universidad de Chile y científico del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, IMII, centro de investigación donde el año 2016 se creó la primera vacuna contra el virus sincicial respiratorio en el país.

Esta cepa ha provocado un brote epidémico en el hemisferio norte, con más de cien casos fatales solo en Estados Unidos, lo que a juicio de Carreño supone un desafío en términos de prevención y de vigilancia médica en Chile, respecto a la elección de las vacunas que se suministran a la población y a la decisión de las personas de acceder a los medicamentos en forma anticipada.

“La influenza es una enfermedad bien compleja porque uno se enferma con los virus circulantes del momento. Las cepas predominantes van variando año a año, la gripe es una enfermedad causada por un virus que presenta permanentes mutaciones. Ésta en particular, la H3N2, es una cepa que no veíamos hace años, por lo cual la memoria inmunológica es más baja. Es un subtipo grave, pero también siguen estando activos otros. A pesar de que las vacunas actuales tienen una protección más baja para esta cepa en particular, el hecho de que hoy la gente se está vacunando menos agrava la situación.”.

El investigador explica que el brote tiene características superiores a una epidemia, aunque aún no puede catalogarse como una pandemia de alcance global. La presencia de esta variante del virus de la influenza se dio pese a que los sistemas de vigilancia en los países del Hemisferio Norte, que determinan cada año las vacunas a suministrar antes de cada estación fría, son mucho más desarrollados que en el resto del mundo.

“Para que la prevalencia haya aumentado se conjugan justamente los factores que podrían ser riesgosos en otras partes del mundo: una cepa que no registraba brotes hace varios años, una población con una baja inmunidad para responder a ésta, y menores tazas de vacunación en los últimos años. Por esta razón, para toda persona debería ser una obligación vacunarse para prevenir enfermar y diseminar la influenza”.

“Este brote muestra por qué debemos vacunarnos año a año”

Las cifras del brote de la influenza H3N2 en el hemisferio norte exceden la definición de una pandemia del Centro para Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés): en algunos fines de semana de enero la influenza y la neumonía (la mayoría originada a partir de la debilidad del sistema inmune por gripe) causaron cerca del 10% del total de muertes en dicho país, donde la tasa de hospitalización por ambas patologías es de 51 por cada 100 mil habitantes, la más alta de 2010. Más de cien niños han muerto durante el otoño y lo que va del invierno.

“El problema que enfrentamos es que este virus en particular tiene una alta mutación. Por eso, es importante, igualmente, que la gente se informe, y más allá de si la protección es más baja, ésta de todas formas permite que la transmisión del virus disminuya. Sin dudas, este brote en particular demuestra por qué es importante vacunarse año a año: simplemente porque el virus va cambiando”, enfatiza el especialista del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia.

La cepa H3N2 es un subtipo de la influenza identificado hace 50 años y se caracteriza por su rápida mutación que permite evadir defensas que el cuerpo crea contra variantes previamente consideradas en las inmunizaciones. Esto ha provocado que la memoria inmunológica de los pacientes del hemisferio norte haya estado menos preparada para la epidemia en curso. Estimaciones del gobierno de Australia indican que la eficacia de las actuales vacunas en contra de esta cepa es entre un 10-30%, en relación al entre 30% y 60% que es la tasa normal de eficiencia.

Carreño comenta que “la ocurrencia de epidemias como ésta, hace que aumenten los esfuerzos para crear mejores vacunas y estar mejores preparados, o quizás adelantados, para evitar consecuencias como las que se observan en el Hemisferio Norte. Actualmente, hay esfuerzos para crear una vacuna universal pero aún está en desarrollo y faltan varios años para que pueda llegar a la población. Eso sería bastante esperanzador porque nos protegería para una enorme cantidad de cepas, y quizás tendríamos que vacunarnos menos, tal como en enfermedades como el sarampión y la polio”

Baja en vacunación, aumento en uso de antibióticos

Actualmente, la baja en las tasas de vacunaciones es una causa probable causa del recrudecimiento de esta epidemia en particular. Según remarca Leandro Carreño, el subtipo H3N2 es potencialmente más agresiva que las cepas observadas en años anteriores, lo que se relaciona, además, con la forma en que se desarrollan las vacunas.

“La actual cepa es más virulenta que las otras que andan dando vuelta, y por lo tanto genera una enfermedad más fuerte en la persona. Posiblemente tenga una virulencia similar a la H1N1, aunque esto no esté determinado aún porque no existen estudios comparativos a la fecha, pero sí es más virulenta sin dudas que las cepas que observamos el año pasado. Otro problema que afecta la eficiencia de las vacunas para combatir la H3N2 tiene que ver con que al producirse en huevos, que es como se producen las vacunas, esta cepa en particular no crece muy bien en los huevos, lo que permite que se adapte y mute. Y al mutar esa vacuna que se genera no es exactamente igual y protege menos”.

Según explica el especialista, solo los primeros casos de influenza diagnosticados en el país permitirán evaluar si la cepa H3N2 llegó al territorio nacional. Con todo, el mensaje sigue siendo actuar en forma preventiva, y tomar la decisión de vacunarse, en especial en poblaciones de riesgo: embarazadas, niños y personas de la tercera edad. “Aunque el porcentaje de efectividad de las vacunas sea más bajo que en años anteriores, igualmente va a permitir salvar vidas y evitar fenómenos de transmisión colectiva en Chile. Las vacunas son distintas año a año, y este caso ejemplifica muy bien el porqué: si alguien se vacunó el año pasado, tiene que hacerlo este año igual”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV