miércoles, 26 de febrero de 2020 Actualizado a las 08:29

Agenda País

Salud

Estudio demuestra cómo la contaminación atmosférica produce cáncer

por 11 mayo, 2018

Estudio demuestra cómo la contaminación atmosférica produce cáncer
Investigadores de Estados Unidos comprobaron cómo la contaminación atmosférica afectó el desarrollo cerebral de ratones en cuanto a cambiar la carga genética en enfermedades como el cáncer. El níquel podría ser el responsable.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un estudio científico confirmó la relación entre la contaminación del aire y el cáncer. Según investigadores del Centro de Investigación de Nanomedicina Cedars-Sinai, en Los Ángeles, Estados Unidos, la exposición prolongada a las partículas contaminantes del aire causó la inflamación y la aparición de genes relacionados con el cáncer en los cerebros de las ratas.

Además, esta investigación detectó que el níquel es una sustancia especialmente dañina en el aire, por lo que los investigadores creen que puede ser el responsable de estas alteraciones genéticas relacionadas con el desarrollo de la enfermedad.

No es la primera vez que un estudio asocia la contaminación del aire con el cáncer u otras enfermedades. Una investigación epidemiológica realizada el año pasado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) también relacinó algunos contaminantes del aire con la mortalidad de más de 20 tipos de cáncer, incluyendo el de mama, riñón, vejiga y colon.

El nuevo estudio establece cómo las partículas contaminantes entran en el cuerpo de los ratones. Las partículas contaminantes del aire se inhalan a través de dos vías: de los pulmones, desde donde ingresan al torrente sanguíneo y al cerebro, y por la nariz, donde cada materia se absorbe más directamente por el cerebro.

Para Julia Ljubimova, autora principal del estudio, "esto tiene implicaciones significativas para la evaluación de la calidad del aire en la región, particularmente porque las personas están expuestas a la contaminación atmosférica durante décadas".

Y si bien manifestó que los hallazgos del estudio pueden serse basan exclusivamente en la composición de la contaminación atmosférica en la ciudad de Los Ángeles, California, "hay muchos ejemplos de efectos potencialmente dañinos de la exposición a la contaminación atmosférica en las principales ciudades. Nuestra sociedad moderna está cada vez más urbanizada y expuesta al aire lo que hace necesarias más investigaciones sobre el daño orgánico inducido por la contaminación del aire, junto al esfuerzo concertado dirigido a reducir los niveles de contaminación".

OMS advierte alta cifra de muertes por contaminación atmosférica

Un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que nueve de cada diez personas del mundo respiran aire con altos niveles de contaminación. Lo que es peor, es que siete millones de esas personas mueren cada año por la polución ambiental y doméstica.

El organismo señaló que en 2016 sólo la contaminación del aire provocó 4,2 millones de muertes aproximadamente, a lo que se suma la contaminación del aire doméstico originada por la cocción de alimentos con combustibles y tecnologías contaminantes que causó unos 3,8 millones de muertes ese año.

Por lo tanto, la OMS reconoce que la contaminación del aire es un factor de riesgo crítico para las enfermedades no transmisibles (ENT), la cual se estima que es la cuarta parte de causa de muerte (24%) de adultos por cardiopatías, a lo que se agregan el 25% de las muertes por accidentes cerebrovasculares, el 43% de las muertes por neumopatía obstructiva crónica y el 29% de las muertes por cáncer de pulmón.

Sin embargo, el problema no solo tiene un origen de distribución de la población. "La contaminación del aire representa una amenaza para todos, si bien las personas más pobres y marginadas se llevan la peor parte", señaló además  Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, en un comunicado.

“Es inadmisible que más de 3000  millones de personas, en su mayoría mujeres y niños, sigan respirando todos los días el humo letal emitido por cocinas y combustibles contaminantes en sus hogares. Si no adoptamos medidas urgentes contra la contaminación del aire, el desarrollo sostenible será una simple quimera”, agregó.

Un informe anterior de la OMS había constatado que más de una cuarta parte de las defunciones de niños menores de cinco años eran consecuencia de la contaminación ambiental. También señalaba que más de medio millón de niños menores de cinco años fallecían como consecuencia de infecciones respiratorias -como la neumonía- causadas por la contaminación del aire en espacios cerrados y en el exterior y la exposición al humo de tabaco ajeno.

La OMS se basó en la calidad del aire registrada en más de 4.300 ciudades de 108 países.

Una de las conclusiones del estudio es que las partículas finas contenidas en el aire contaminado pueden llegar a penetrar tanto en los pulmones como en el sistema cardiovascular, lo que provoca enfermedades como accidentes cerebrovasculares, cardiopatías, cáncer de pulmón, neumopatías obstructiva crónica e infecciones respiratorias como neumonía, entre otras.

Las principales fuentes de contaminación del aire provocada por partículas finas son el uso ineficiente de energía en los hogares y los sectores de la industria, la agricultura y el transporte, y las centrales eléctricas alimentadas con carbón.

Mientras que en otras zonas, donde es importante la presencia de la arena y el polvo del desierto, la quema de desechos y la desforestación, son fuentes adicionales de contaminación del aire.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV