viernes, 26 de abril de 2019 Actualizado a las 02:39

Agenda País

Crítica gastronómica

La nueva apuesta italiana de Bristol

por 5 octubre, 2018

La nueva apuesta italiana de Bristol
La nueva carta de pastas del restaurant de Hotel Plaza San Francisco se ha esmerado en ofrecer los sabores de Italia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La nueva apuesta italiana del Bristol es una carta sencilla, con cuatro o cinco alternativas de entrada, plato de fondo o postre,

La idea del destacado chef nacional Axel Manríquez es poner a Italia en la mesa, basado en su experiencia en los años que vivió en ese país y al que está viajando constantemente.

Lo italiano queda claro desde un principio, con los aperitivos (5.500) que principalmente se basan en licores como Cinzano, Campari, Cynar y otros de moda como el Aperol.

Además cuenta con una amplia carta de vino con desatacadas viñas, con 200 variedades en total, donde la mitad italiana.

De entrada probamos el Carpaccio de Filete Ternero (7.900) con alcaparras, champiñones y estopas de queso Grana Padano, donde destacaba la suavidad de la ternera criada en la zona de Parral. Además, probamos la Burrata de Mozarella (7.900) acompañada de la frescura dada por la rúcula, tomates, pesto del albahaca y reducción de aceto balsámico.

De plato de fondo, los Ravioli de Carne Mechada y crema de Champiñones Trufados (8.500) estaban sabrosos y bien equilibrados entre la carne y los 5 tipos de champiñones.

La pasta hecha de 50%de harina y 50% de semolina le da más elasticidad y una buena textura en la boca.

Otro de los platos estrella es Oriecchettis con Espárragos y Salmón (9.500), acompañados con salsa crema y queso parmesano, donde destaca en el paladar la mezcla de sabores.

Para los amantes  del Rissoto, el de Champiñón y Espárragos (7.500), está muy bien logrado, en el punto de cocción perfecto, pese a que para algunos pueda parecer crudo.

En el postre, la Panaccotta (3.800) con frutos rojos y un toque de vainilla natural lograba una buen equilibrio entre dulce y ácido.

El Tiramisú (4.500) hecho con licor de Kalúa, Andretti y un toque de Martini en las galletas de champaña podría ser algo fuerte para quienes no les gusta tanto alcohol. Al igual que la Casatta Sicialiana (4.500) con un exquisito y húmedo bizcocho de almendras remojado en ron.

Con esta nueva apuesta, Pastas Bristol pretende abrirse al público admirador de las pastas y de la buena mesa, en el centro de Santiago.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV