viernes, 22 de marzo de 2019 Actualizado a las 20:29

Agenda País

Mascotas

Un pandemia que no solo afecta a las personas: 30% de los animales de compañía son obesos

por 21 noviembre, 2018

Un pandemia que no solo afecta a las personas: 30% de los animales de compañía son obesos
Los casos de obesidad en humanos, así como en las mascotas de compañía se incrementan de manera exorbitante cada año.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En los últimos años las estadísticas indican que la obesidad está afectando aproximadamente al 30% de los perros y gatos de compañía del mundo. El motivo es que el sedentarismo y el consumo de comida poco saludable en el estilo de vida del dueño también se reflejan y van afectando progresivamente a la mascota.

Para los perros y gatos la obesidad es una grave enfermedad que va dañando poco a poco los órganos del cuerpo y acorta el tiempo de vida. Los riesgos son numerosos y van desde problemas articulares, problemas óseos irreversibles, diabetes, enfermedades renales, hepáticas e incluso incrementa el riesgo de tumores en las mamas de las hembras.

Según informe del último Foro Sobre el Futuro del Animal de Compañía ofrecido por Royal Canin en París, en la conmemoración de sus 50 años, algunas de las razas más afectadas son el Yorkshire, la más destacada pues ha mermado su esperanza de vida en un 15%, seguida por el Chihuahua y el Beagle.

La edad de la mascota, el sexo y la condición de castración o esterilización son características que incrementan la posibilidad de que la mascota caiga en un posible estado de obesidad.

Siempre se debe estar atento a los principales errores en la alimentación de la mascota que comente el dueño sin darse cuenta. Carolina Figueroa, médico veterinaria de Royal Canin comenta que “uno de los principales es el no reconocer que los animales también pueden tener sobrepeso y por ende se les ofrece más comida de la necesaria para su tamaño y raza. A esto se le suma el nivel de sedentarismo y falta de ejercicio en la rutina diaria”.

Se debe estar atento a las siguientes características:

· El perro o gato superan el 20-30% de su peso ideal.

· No se nota la cintura al mirarlo desde arriba o si al verlo de perfil no se aprecia una forma cónica, es decir un pecho más ancho y abdomen recogido.

· No poder palpar las costillas, lo que indica que probablemente la mascota sufra de sobrepeso.

Además de todos esos puntos otra reacción que podemos notar al contar con una alimentación desequilibrada es la perdida de pelo, mal aspecto o poco brillo, señales claves que indican que algún nutriente está faltando en su dieta diaria. Figueroa comenta que “existen diversas opciones a la hora de dar de comer a perros y gatos, como comidas comercialmente preparadas, platos cocinados por los propios dueños y hasta dietas de alimentación cruda”.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas?

La veterinaria indica que entre las ventajas de la primera opción es que existe un equipo de investigación detrás del desarrollo del alimento para mascotas que busca elaborar un producto específico, seguro y equilibrado nutricionalmente, y que ofrezca beneficios para diferentes problemas de salud, características y necesidades de cada raza o etapa de la vida.

Otra opción que los dueños prefieren es la de cocinar. Esta no se recomienda por especialistas, ya que es difícil lograr las combinaciones correctas para que la alimentación sea balanceada. De hecho hay ciertos ingredientes utilizados en la alimentación humana que pueden ser tóxicos para las mascotas, como el laurel, el ajo, la cebolla, las pasas, la palta y el chocolate, los cuales pueden llegar a matar a los consentidos del hogar.

La última opción, la dieta BARF O ACBA (Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados), lamentablemente no tiene evidencia científica que respalde sus ventajas. Sin embargo, sí existen casos documentados de problemas generados por este tipo de dietas, como desbalances nutricionales especialmente en etapas de crecimiento, y de contaminación con bacterias o parásitos que pueden afectar tanto a mascotas como a los dueños que deben manipular este tipo de dieta.

En cuanto a combatir la obesidad, hay alimentos desarrollados específicamente para controlarla. Todo dueño debe informarse y debe consultar con su médico veterinario cuál es la dieta más adecuada para su mascota, de acuerdo con su edad, peso, talla, raza y estado de salud, con el fin de establecer rutinas alimentarias y físicas que permitan a ese miembro especial estar sano.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV