miércoles, 18 de mayo de 2022 Actualizado a las 13:33

Testimonio

Trabajadora de call center relata discriminación sexista y abuso laboral que sufren mujeres en estas empresas

por 26 mayo, 2017

Trabajadora de call center relata discriminación sexista y abuso laboral que sufren mujeres en estas empresas
“Cuando volví de tener mi guagua me vi obligada a pasar seis horas frente al computador sin hacer nada”, dice Lorena. Ella es un ejemplo de los abusos laborales en contra de las mujeres embarazadas que denunció la Federación de Trabajadores de Call Center, Fetracall.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Lorena Banda (33) relata, que el mismo día que terminó su post natal y volvió a su trabajo como telefonista en el Call Center ACS-Multivoice, fue llamada a la oficina de la encargada de recursos humanos para ofrecerle negociar su renuncia. “Si te quedaba un año de fuero, ella te pagaba cuatro meses de fuero. La idea es que las que habían tenido guagua se fueran”, cuenta.

Los problemas habrían comenzado cuando informó a su supervisor que estaba embarazada.

“Me entregaban bases de datos para llamar a 3000 clientes y 2000 de ellos no existían. Bloquearon mi clave de acceso y con eso no podía verificar todos los datos del cliente, es decir, no podía trabajar. Entonces me evaluaban mal y no podía recibir bono”, agrega.

“Cuando volví de mi postnatal fue lo mismo y peor”, dice la trabajadora. “Se demoraban en pagar mi sueldo y no tenía derecho a elegir mi hora de amamantamiento. Sufrí mucho. Cuando las que habíamos estado embarazadas volvíamos no teníamos ni puesto de trabajo, ni clave para trabajar. Estaba de lunes a viernes seis horas frente al computador sin poder hacer mi trabajo, yo lloraba, me sentía vulnerada, humillada. Otra embarazada se orinó en el pasillo, porque uno debe pedir permiso para ir al baño y el supervisor te autoriza o te dice que esperes media hora o incluso una hora si hay muchas llamadas”, aclara.

Lorena dice que algunas de sus compañeras no quisieron seguir, cedieron a las presiones y renunciaron al fuero.

Desde la Federación de trabajadores de Call Center (Fetracall), denunciaron estas conductas abusivas, junto con otras como la obligación de mantener conexión permanente por espacios continuos de hasta cinco horas, descuento de remuneraciones por no cumplir con criterios de evaluación poco objetivos y de confusa determinación, como por ejemplo, “no utilizar sonrisa telefónica”.

Además de la afectación directa de remuneraciones por descuentos provenientes del tiempo utilizado para acudir a servicios higiénicos, como pérdida de bono por desconexión del sistema, o para ir al baño, entre otras.

Tamara Muñoz, presidenta de Fetracall, explicó que las principales vulneraciones son el no respeto al derecho a la protección de la maternidad, ni a la ley de amamantamiento y las limitaciones que tienen los trabajadores para ir al baño, ya que, si exceden el tiempo en éste, pierden sus bonificaciones.

“Son condiciones bastante precarizadas”, afirmó.



En la actualidad, se discute en primer trámite, en la Comisión de Trabajo del Senado, el proyecto de ley que incorpora en el Código del Trabajo el contrato de teleoperadores, tendiente a resguardar de abusos a los trabajadores de call center.

Este miércoles, los senadores Felipe Harboe, Adriana Muñoz y Eugenio Tuma, junto la diputada Karla Rubilar, anunciaron el apoyo al proyecto y a los trabajadores del rubro e informaron que solicitarán mayor fiscalización por parte de la Dirección del Trabajo, además de pedir al Ministerio de la Mujer e Igualdad de Género el envío de representantes a estos lugares.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día