sábado, 24 de octubre de 2020 Actualizado a las 00:54

La carta de la ex pareja del alcalde de Cabrero por juicio de violencia intrafamiliar: “Me sentí como víctima protegida”

por 27 agosto, 2017

La carta de la ex pareja del alcalde de Cabrero por juicio de violencia intrafamiliar: “Me sentí como víctima protegida”
Durante esta semana, el juicio por violencia intrafamiliar contra Mario Gierke, vivió horas cruciales. La suspensión condicional fue rechazada, con lo que deberá enfrentar un juicio público por violencia intrafamiliar de la que es acusado por su ex, la médico ecuatoriana Diana Vidal. Esta es la misiva que ella hizo llegar a El Mostrador Braga.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“El martes pasado fue la audiencia donde el veredicto de la fiscalía frente a la solicitud del agresor a una suspensión
condicional del proceso. Y bueno, gracias a Dios, mi petición y completa negativa a cualquier acuerdo reparatorio de
cualquier índole, incluso económico, fue escuchada y se le negó.

Por este motivo vamos a juicio y también para que el abogado de él no se atreva a cuestionar otra vez a la fiscalía y a
preguntarse por qué yo tengo un trato distinto. Considero que esto es una falta de respeto hacia mí, porque lo único que hace distinta mi causa es el manejo de poder e influencias que mi agresor tiene, de las cuales yo ya fui víctima en el proceso policial al momento de la denuncia.

La investigación administrativa interna por parte de carabineros ya terminó –la resolución aún no se conoce, pero
ha trascendido admitiría irregularidades- y siento que se está haciendo justicia, ya que es inadmisible que los agresores tengan un perdón por parte del sistema judicial y del Estado por ser la primera vez que son denunciados, pues hay casos que nunca llegaron a ser ni siquiera denunciados y ya cuando son femicidios. Además, el hecho de que él sea autoridad y agresor perdonado por el sistema, sería una clara señal para toda la sociedad, en especial para los hombres agresores, de que se puede golpear al menos una vez a la mujer porque el sistema judicial  les otorga un perdón y no les pasa nada.

Negarle ese perdón me hizo sentir como víctima protegida, sentimiento que creo es compartido y esperanzador para todas las otras víctimas de violencia intrafamiliar del país de que el sistema judicial intenta velar por nuestra reparación, protección hacia nosotras. Ese día debía empezarse la preparación al juicio y también se vio dificultada, ya que ellos tienen que presentar nuevas pruebas que serán analizadas este 31 de agosto a las 10 en tribunal”.

Más información sobre El Mostrador