sábado, 16 de noviembre de 2019 Actualizado a las 20:41

Habla comunidad LGTBI

Por qué la salida de clóset de Kevin Spacey es nociva: ¿Manipulación?

por 3 noviembre, 2017

Por qué la salida de clóset de Kevin Spacey es nociva: ¿Manipulación?
Infinitos personajes han repudiado la respuesta de Kevin Spacey sobre las acusaciones del actor Anthony Rapp, a quien habría acosado sexualmente cuando él tenía 14 años. Y las repercusiones no paran: cancelaron su serie de Netflix y hoy la academia de TV le quitó el Emmy honorario que estaba por recibir. Preguntamos a personalidades locales su opinión: "Cuando leí la disculpa pública de Spacey la sentí muy barsa", comenta Gabriel Ebensperger, autor de Gay Gigante.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"Honestamente no lo recuerdo", reza parte del comunicado que Kevin Spacey dejó en su cuenta de Twitter, luego que el sitio Buzzfeed publicase un reportaje con el actor Anthony Rapp, quien narra una situación de acoso sexual que vivió en 1986 propinada por Spacey cuando él tenía 28 y Rapp apenas 14 años.

En apenas dos párrafos subidos como una imagen a su twitter, Spacey en primer lugar dice no recordar el episodio y luego le baja el perfil, calificando  el hecho como una noche de alcohol. Esa es su semi disculpa. En el segundo párrafo, aprovechando la situación, decide salir del clóset: "Esta historia me ha dado el coraje para hablar de otras cosas de mi vida (...) Decido ahora vivir mi vida como un hombre homosexual".

Si ayer era Netflix quien le estaba quitando apoyo al actor, estos días diversos personajes de la esfera pública han repudiado sus declaraciones:

"Kevin Spacey acaba de inventar algo que no se creía posible: Un mal momento para salir del clóset", dijo el comediante Billy Eichner en su cuenta de Twitter casi de inmediato. Por su parte, el escritor y columnista de consejos amorosos para la comunidad LGBT, Dan Savage, twitteó: "No hay cantidad de ebriedad o enclosetado que justifique o explique acosar a un niño de 14 años".

La presidenta de la asociación GLAAD, Sarah Kate Ellis, dijo en un comunicado: "Salir del closet nunca debe ser utilizado para desviar las acusaciones de abuso sexual. Esto no es una historia sobre Kevin Spacey saliendo del closet, sino una historia de sobrevivencia sobre Anthony Rapp y todos aquellos valientes que han hablado en contra del acoso sexual. Ni los medios ni el público deben intentar  pasar esto por alto".

Los medios también reaccionaron. Esta mañana en Huffington Post en español, el editor de Voces Queer, de la misma publicación, firmó la columna de opinión -que definitivamente vale la pena leer- Cómo Kevin Spacey difama a todos los Gays y Bisexuales con su Salida del Armario, donde explica en cinco puntos todas las difamaciones contra la comunidad que el actor comente en su declaración de dos párrafos. Y está lejos de ser la única: el sitio VOX.com escribió Cómo la Salida de Clóset de Kevin Spacey alimenta el peligroso mito sobre los Homosexuales y Pedofilia. Y en El Motrador Braga, el reconocido activista, Francesc Morales, se lanzó con la columna Cómo Te atreves Kevin Spacey. Durante estos días, decenas de medios han comentado cómo Spacey ha usado su salida de clóset como un volador de luces para desviar la atención.

Y ¿qué piensan las personalidades locales?

Gabriel Ebensperger, autor de Gay Gigante,  nos comentó que "justo conocí hace poco a Anthony Rapp, gracias a Star Trek, y su personaje es súper bueno. Un personaje gay, sin dar cátedras, simplemente un personaje cuya pareja en la nave era otro tipo, fin. Lo que le pasó es lamentable. Decir que no lo entiendo sería una mentira, porque lamentablemente ese tipo de cosas se dan mucho y nadie dice nada. Es ley universal. A una víctima de cualquier abuso no se le cree, se le culpa o incluso se trivializa", dice el gráfico.  Además, manifestó que,  "cuando leí la disculpa pública de Spacey la sentí muy barsa. Una cosa es decir que no te acuerdas de lo que pasó y que sientes haber dañado a otra persona "si acaso lo hiciste por estar ebrio" más encima, y otra muy distinta es aprovechar que te denunciaron en un momento como este para salir oficialmente del clóset. Inmediatamente le hicieron un daño a la comunidad LGBTQIA+, que siempre ha tenido que luchar con el estigma impuesto por una sociedad sexista y homofóbica de que cualquier cosa que se salga de la heteronorma está vinculado con pedofilia y perversión."

Por su parte, el candidato a diputado por el distrito 10, Luis Larraín, coincide con la triste opinión de este caso: "Siempre es bueno que un personaje salga del clóset, excepto en esta situación. Lo usó para tapar el tema importante acá, que es el acoso a un menor. No corresponde. Obviamente hay una situación de abuso con la diferencia de edad, de poder y de privilegio con el que contaba Spacey".

Por su parte, Juan Enrique Pi, presidente ejecutivo de Fundación Iguales cree que "en general para las personas salir del clóset es una decisión madurada. Yo esperaría que Kevin Spacey vaya por ese lado, en vez de evitar que la atención se vaya de lo que lo están acusando. En general, salir del clóset es una decisión que viene con orgullo, de decir 'me celebro dentro de la diferencia, no tengo miedo a decir quién soy'. Espero que esa sea su motivación."

Ayer se sumó una nueva acusación anónima de un hombre que asegura haber sido violado por el protagonista de House of Cards cuando tenía 14 años.

Ambos se conocieron en 1981, cuando Spacey ejercía como profesor en una escuela de interpretación en Westchester County y el hombre era un estudiante de 12 años. Volvieron a coincidir en 1983, y entonces Spacey le dio su número de teléfono.

"Comenzamos una relación sexual en su apartamento en el Upper West Side (Nueva York), en la primera vez que acudí. Consistía básicamente en que le penetrara", indicó el hombre, que volvió a reunirse con Spacey "tres o cuatro veces más".

El abogado del actor desmintió este testimonio.

 

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día