jueves, 25 de abril de 2019 Actualizado a las 10:57

Creadora de El lado b de la maternidad: Perfectamente - Imperfectas

Constanza Díaz: "La madre perfecta está en la imaginación de quienes nunca han sido madres"

por 21 noviembre, 2017

Constanza Díaz: “La madre perfecta está en la imaginación de quienes nunca han sido madres”
La periodista creó una plataforma para reunir a las mujeres que se sienten agobiadas por la maternidad y la presión de ser perfectas. Ella nos relata sus propios miedos y también su experiencia sobre la maternidad y cómo la sociedad le exige a la mujer un multirrol. "Las madres en Chile hoy viven la maternidad con mucha culpa y presión, debemos de liberarnos de la culpa y preocuparnos de estar bien nosotras para poder criar bien y en armonía. Porque una mamá feliz, hace hijos felices", explica.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Constanza Díaz es madre de Clemente (7) y Tomas (6), y periodista. Unió su profesión a la experiencia de vida de ser madre para crear una página, recoger testimonios, ayudar a las mamás en sus preocupaciones, ansiedades y en el derecho a equivocarse en el proceso de crianza de sus hijos. Un espacio para la liberación del estrés y de las exigencias de perfección. Por eso, Perfectamente Imperfectas – El lado B de la maternidad en sus distintas plataformas, RRSS (@madres_imperfectas) y revista ha crecido.

Lo que comenzó como un rinconcito donde se expresaban algunas, hoy se transformó en un espacio compuesto por un grupo multidiciplinario de colaboradores, sólo el fanpage de Facebook tiene más de 123.000 seguidores en Chile, Latinoamérica y España. Por el interés que ha generado el espacio es que Constanza también realizará talleres para mamás llamados Soy mamá y también importo. "Las madres en Chile hoy viven la maternidad con mucha culpa y presión, debemos de liberarnos de la culpa y preocuparnos de estar bien nosotras para poder criar bien y en armonía. Porque una mamá feliz, hace hijos felices" explica.

 

-¿Por qué decidiste crear una pagina para recoger los testimonios y apoyar a las madres?
-Cuando fui mamá, hace ya 7 años atrás, me di cuenta cuando llegué con mi guagua a casa que no sabía nada. Todo lo que había escuchado y leído no se asemejaba a la realidad de estar con una guagua recién nacida en casa. Aprendí sobre la marcha. Era de las que llamaba al pediatra por todo. Estaba llena de dudas y miedos. Entonces comencé a buscar información en internet y llegué a páginas que me chocaron bastante porque relataban sólo cosas lindas de la maternidad y daban una cantidad de pautas de crianza pero... ¿A dónde quedaba la mujer? ¿Quién pensaba en ella? ¿Qué pasaba si no podía dar pecho? ¿Qué pasaba si volvía a trabajar? ¿Qué pasaba si esa mujer estaba agotada y quería tan sólo tomar una ducha en paz? Me di cuenta que existía un vacío enorme en cuanto a contención para las mamás y que nadie contaba este lado B de ser mamá. Entonces, cómo soy periodista y siempre he escrito, me puse a escribir sobre el lado B de la maternidad.

- ¿Es difícil ser una madre perfecta? ¿Qué es ser una madre perfecta?
-La mamá perfecta existe sólo en la imaginación de quienes nunca han sido madres, porque no existe. La madre perfecta no se cansa nunca de su rol de madre, esposa, dueña de casa, profesional. La madre perfecta está siempre de punta en blanco, con una sonrisa en el rostro, nunca grita, nunca quiere huir, nunca se encierra en el baño a descansar. Es la que va perfecta al colegio y participa de todas las actividades y nunca se equivoca en nada. La madre perfecta NO existe. Es imposible que exista.

- ¿Crees que la sociedad le exige demasiado a las mujeres, sobre todo en ser una madre perfecta?
-Hoy en día las madres están sobre exigidas en su rol. No hay instancias para quejarse, para decir que quieres descansar. Si dices que la maternidad te tiene agotada te lanzan a la hoguera. Si dices que quieres dejar de dar pecho porque estás agotada te dicen que eres mala madre. Si dices que te vas por el fin de semana a la playa con tu marido y dejas a los niños con los abuelos, pobres niños. Las madres hoy están exigidas al máximo debido al boom de las redes sociales y de la información que circula en torno a la maternidad y al deber ser. Es muy estresante para las madres. Porque al final no hay una receta exacta para ser una buena mamá. La maternidad no es una ciencia exacta y cada una cría a su manera y esa manera jamás debiera ser juzgada a menos, obvio, que los derechos del niño estén vulnerados. Hoy todo el mundo se mete a opinar sobre crianza. No faltan los opinólogos y esas pobres mujeres exigidas al máximo caen en una tremenda culpa. Yo les digo que por favor se saquen la culpa de encima. Muchas madres me escriben al día llenas de culpas y miedos porque han sido cruelmente juzgadas por sus más cercanos y nadie las contiene ni las escucha. Nadie se preocupa de ellas como mujer.

- ¿Has vivido situaciones donde gente se haya escandalizado por la sinceridad en reconocer que se es una madre imperfecta?
-Nunca falta la persona que se escandaliza por la sinceridad con la que se tratan los temas en mi página, pero la verdad es que estoy tan contenta con mi trabajo y con poder ayudar a mujeres que nadie las escucha, que me da igual. Lo importante es unirnos y no juzgar. Porque hoy las mujeres crían muy solas, no como antes que criaban con mucha gente alrededor. Hoy están solas las mamás y no tienen con quien hablar ni desahogarse y si lo hacen, es mala madre.

- ¿Ser madre sin culpa se da mejor en las madres que tienen más de un hijo?
-Sí porque con el primer hijo pagas el noviciado pero con el segundo o tercero ya sabes a lo que vas, ya no escuchas tanto los comentarios de terceros y ya sabes que no existen las madres perfectas pero si existen muchos caminos para ser una buena madre.

- ¿Cuál crees que es el peor, dolor, sufrimiento que viven las madres primerizas?
-Encontrarse con un mundo nuevo que jamás se lo imaginaron. El no tener tiempo ni para ir al baño. El sentirse incomprendidas, solas. El caer en una depresión post parto y no atreverse a contarlo para que no te juzguen. El sentirse abandonadas como mujer, la poca empatía de la pareja. Hay mamás primerizas que lo pasan muy  mal en el puerperio.

- ¿La sociedad chilena entiende poco a las madres que tienen multirol?

- Nos exigen en todos nuestros roles y todos los debemos cumplir a la perfección. Es difícil porque además somos muy discriminadas por ser mujer y ser madres. En los trabajos y en la vida social. ¿Quién le pregunta al hombre con quien dejó a los hijos cuando sale con sus amigos? En cambio a la mujer lo primero que le preguntan es eso.

- ¿Los hombres apoyan más a las mujeres madres en la actualidad o siguen igual?
-Se ha avanzado, pero hay mucho machismo aún en nuestra sociedad muy enquistado. Falta mucho. Hay muchas mujeres que me escriben que están casadas con hombre que no hacen nada. Llegan a la casa a jugar con el celular y esperar que la mujer los atienda porque ellos “trabajaron” todo el día como si la mujer hubiera estado mirando la tele y pintándose las uñas en el día. El trabajo de la casa es tremendo. Es interminable. No hay descanso. Se trabaja 24/7. Nadie lo reconoce, no es remunerado, no hay feriados ni domingos. Habría que empezar a darle la importancia que tiene. que es enorme.

- ¿Cuál es tu relato como madre perfectamente imperfecta?
-Adoro a mis niños con el alma. Estuve 4 años tratando de quedar embarazada. Pasé por muchos doctores y tratamientos hasta que llegó mi hijo mayor y luego llegó mi hijo menor. Con un año y 5 meses de diferencia. Son unos niños adorables que me alegran la vida pero muchas veces quiero saltar por la ventana y estar 5 minutos en paz. Me gusta cuando se duermen por la noche y disfrutar mi espacio y eso no me hace mala madre. La maternidad es una licuadora de emociones que nadie te las cuenta.

- ¿Cuál es el relato que más te ha impactado?

- Lo que nunca deja de impactarme es la desigualdad social y la falta de recursos de muchas mamás que con poco y nada se las arreglan para sacar a sus hijos adelante. Mujeres que crían solas, fuertes, valientes. Yo las admiro muchísimo y me saco el sombrero por ellas.

Estos son algunos de las confesiones y ayuda que entrega Constanza en sus plataformas:

Más información sobre El Mostrador