miércoles, 24 de abril de 2019 Actualizado a las 08:49

Participación Laboral Femenina

Chile será sede del "IV Foro Global de Empresas por la Igualdad de Género", en nuestro país la brecha salarial es de un 31,7%

por 25 febrero, 2018

Chile será sede del “IV Foro Global de Empresas por la Igualdad de Género”, en nuestro país la brecha salarial es de un 31,7%
Las mujeres siguen enfrentando diversos obstáculos que impiden su plena incorporación, permanencia y desarrollo en el mundo del trabajo remunerado, e influyen en la interrupción de sus trayectorias laborales, como la brecha salarial, la falta de corresponsabilidad en el cuidado de hijas e hijos, etc.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Este 27 y 28 de febrero, el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en alianza con ONU Mujeres y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), realizarán el “IV Foro Global de Empresas por la Igualdad de Género: El Futuro del Trabajo en la Agenda 2030”.

El evento reunirá a delegaciones de 35 países de los cinco continentes, representantes de empresas, gobiernos, sindicatos y organismos internacionales, comprometidos con la Igualdad de Género y el término de las discriminaciones y desigualdades que afectan a las mujeres al interior de las organizaciones, y con los desafíos que tienen los Estados, las empresas públicas y privadas, y las organizaciones sindicales en el logro de la Agenda 2030 de Naciones Unidas para alcanzar una mayor incorporación, desarrollo y permanencia de las mujeres al mercado del trabajo remunerado.

Esta instancia global contemplará charlas magistrales, paneles, laboratorios de innovación y ruedas de soluciones, donde participarán destacados expertos y expertas nacionales y extranjeros, como Michael Kaufman, - creador de la campaña Lazo Blanco-; Jessica Faieta, Subsecretaria General de la ONU y Directora del PNUD para América Latina y el Caribe; Irene Natividad, Presidenta de Global Summit of Women y Presidenta de Corporate Women Directors International; José Manual Salazar Xirinachs, Director de la Organización Internacional del Trabajo; Trish Gyorey, Asociada Principal de McKinsey & Company; Linda Scott, académica y profesora emérita de Emprendimiento e Innovación de la Universidad de Oxford, entre otros.

También estarán presentes representantes de destacadas empresas nacionales, públicas y privadas, que han implementado innovadoras medidas de Buenas Prácticas Laborales con Equidad de Género, como son Codelco, Scotiabank, Aguas Andinas, Enap, Enami, Laboratorios Bagó, Grupo CAP, Banco Estado, Essbio, Sodexo y Entel.

La Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual Grau, destacó que “el desarrollo económico, social e inclusivo sólo se logrará con más inclusión de las mujeres en el mundo del trabajo remunerado. Esta inclusión beneficia solamente a las mujeres, sino que al país completo, tal como lo afirma el presidente de la Comisión Nacional de Productividad, Joseph Ramos, que si se aumentara a un 60% la participación laboral femenina, aumentaría en casi un 6% el PIB per cápita, así como una mayor recaudación de impuestos”.

Señaló la Secretaria de Estado que “como Gobierno de Chile creemos que el IV Foro Global de Empresas por la Igualdad de Género será una gran oportunidad para fortalecer la alianza público-privada, y para empujar la transformación cultural al interior de las empresas de manera más acelerada, para que hombres y mujeres trabajen sin discriminaciones de género”.

Si bien existen avances en cuanto a participación laboral, las mujeres siguen enfrentando diversos obstáculos que impiden su plena incorporación, permanencia y desarrollo en el mundo del trabajo remunerado, e influyen en la interrupción de sus trayectorias laborales, como la persistente brecha salarial, la falta de corresponsabilidad en el cuidado de hijas e hijos, adultas y adultos mayores y personas enfermas o con discapacidad, y escasas oportunidades para acceder a puestos de dirección y toma de decisiones, entre otras.

La difícil inserción y permanencia laboral de las mujeres

En Chile, las mujeres representan más del 50% de población, sin embargo su participación promedio en el mercado laboral apenas alcanza el 48%, muy por debajo del 71% que representan los hombres. Durante 2016, los hombres tuvieron un ingreso promedio mensual de $ 601.311 y las mujeres alcanzaron $ 410.486 en el mismo período, lo que evidencia una brecha salarial de 31,7%, la que aumentó por segundo año consecutivo en nuestro país.

A pesar de importantes avances en cuanto a la participación laboral de las mujeres durante los últimos años, tiempo en el cual 2,4 millones de mujeres se han incorporado al mercado de trabajo remunerado, y aumentado sus tasas de participación laboral de 31% en 1990 al 48,3% en el 2016, Chile todavía sigue siendo el país con la octava participación femenina más baja en comparación a las 34 naciones que forman parte de la OCDE y uno de los peor posicionados en materia de brecha salarial y mujeres en cargos gerenciales, las que actualmente alcanzan un 31,7% y un 10,6% promedio, respectivamente.

La Iniciativa de Paridad de Género (IPG) lanzada en 2016, destaca que la competitividad de un país u organización está determinada por su talento humano, las habilidades y la productividad de su fuerza de trabajo y si su población está integrada de manera efectiva en el mercado laboral remunerado. Por lo tanto, asegurar el desarrollo y participación del talento disponible de las mujeres, es esencial para determinar qué tan exitoso será un país o empresa en el futuro.

Chile es un país que ha tenido importantes avances educacionales, lo que incluye a las mujeres. Sin embargo, esto no se ha visto reflejado en los distintos espacios y niveles del mercado laboral, donde la participación de las mujeres sigue siendo baja.

Si además consideramos que la brecha salarial entre hombres y mujeres es más amplia a mayor nivel de estudios, es evidente que nuestro país no está aprovechando la inversión y el talento educacional y profesional de sus mujeres, debido a factores culturales, estructurales y laborales, relacionados con la división sexual del trabajo y los estereotipos tradicionales asignados a hombres y mujeres dentro de la sociedad, lo que repercute en la productividad y en el desarrollo del país.

Algunas cifras y antecedentes:

En Chile, las mujeres son más del 50% de la población. Sin embargo, su participación promedio en el mercado laboral apenas alcanza el 48%, muy por debajo del 71% que representan los hombres. (Fuente: INE, 2017).

En 2016, los hombres tuvieron un ingreso promedio mensual de $ 601.311 y las mujeres alcanzaron $ 410.486 en el mismo período. Esto evidencia una brecha salarial de 31,7%, la que aumentó por segundo año consecutivo en nuestro país.(Enfoque Estadístico de Género e Ingresos, INE, 2016).

En Chile, el 28,9% de las Mipymes tuvo a mujeres en la Gerencia General, mientras que sólo el 12,8% de las grandes empresas tuvo mujeres en el mismo cargo. La tendencia para todos los años, es que a medida que se incrementa el tamaño de las empresas, disminuye el porcentaje de gerentas generales mujeres, aumentando la brecha.(Fuente: Encuesta Longitudinal de Empresas).

En el Índice Global de Brecha de Género (2016) del Foro Económico Mundial, Chile ocupa el lugar 70 de 144 países. Sin embargo, en relación con el subíndice de Participación y Oportunidades Económicas, cae al lugar 119. Este subíndice incluye la medición sobre participación laboral femenina (lugar 92), brechas salariales de género (133) y barreras al ascenso a cargos ejecutivos o de mayor jerarquía (lugar 84).

Aun cuando en este último cuarto de siglo se han incorporado 2,4 millones de mujeres al mercado de trabajo chileno, y aumentado sus tasas de participación laboral del 31% en 1990 al 48,3% en el 2016 (ENE, 1990 y 2016), Chile todavía sigue siendo el país con la octava participación femenina más baja en comparación a las 34 naciones que forman parte de la OCDE (OCDE, 2015) y uno de los peor posicionados en materia de brecha salarial y acceso de mujeres a altos cargos.

La representación femenina en los gobiernos corporativos de las grandes empresas transadas en bolsa chilena alcanza sólo un 6,9% promedio. Es decir, del universo de 330 plazas de directores titulares, 24 son ocupadas por mujeres y ninguna de ellas preside las empresas. (“Ranking Mujeres en la Alta Dirección”, 2016, Comunidad Mujer).

Asimismo, de los 394 cargos de gerentes de primera línea de estas compañías, sólo 42 son ocupados por mujeres, lo que equivale a un 10,6% promedio. El 36,6% de las firmas, en tanto, no tiene mujeres en sus puestos gerenciales. (“Ranking Mujeres en la Alta Dirección, empresas IPSA”, 2016, Comunidad Mujer).

En un día, en promedio, las mujeres destinan 3 horas más que los hombres a todas las actividades de Trabajo no Remunerado (TNR), esto incluye trabajos domésticos; cuidados a integrantes del hogar; y trabajo no remunerado para otros hogares, comunidad y voluntario. En esta línea, las mayores diferencias entre hombres y mujeres se producen en los tramos de edad intermedios de 25-45 y 46-65 años. ( Encuesta ENUT, sobre Uso de Tiempo, 2015).

Según la Encuesta Nacional de Empleo (ENE 2016), del INE, 1.423.986 mujeres, es decir un 97,3% de mujeres, están fuera de la fuerza laboral por razones familiares permanentes.

El 48,9% de las mujeres participa en el trabajo de cuidados no remunerado a integrantes del hogar, contra un 36,2% de los hombres. (Fuente: Instituto Nacional de Estadísticas)

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día