jueves, 20 de enero de 2022 Actualizado a las 08:08

Andrea Ocampo acusa vulneración de su honra e integridad psíquica

Escritora interpone recurso de protección contra portales por hacerla blanco de ofensas, burlas e insultos de sus usuarios

por 15 marzo, 2018

Escritora interpone recurso de protección contra portales por hacerla blanco de ofensas, burlas e insultos de sus usuarios
La comunicadora feminista llegó ayer a tribunales acompañada por la Fundación Datos Protegidos, cuya directora, Jessica Matus, explica: "Se está generando una práctica muy perversa en internet y redes sociales consistente en difundir imágenes y/o información descontextualizada, con el único propósito de denostar, perjudicar y humillar a cualquier persona".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La escritora y comunicadora feminista, Andrea Ocampo, interpuso ayer al mediodía ante la Corte de Apelaciones de Santiago un recurso de protección en contra de portales noticiosos de internet, entre ellos PortalNet y Welcome to Chile, por la vulneración a sus derechos de honra e integridad psíquica.

La acción legal, presentada por Fundación Datos Protegidos, se originó luego de que PortalNet publicara un post en su fanpage y en su website de un extracto de una entrevista que otorgó Ocampo al portal Pousta, que incitaba a los seguidores al escrutinio y a la burla colectiva hacia la integridad y contextura física de la profesional.

En julio del 2017, en una entrevista a Pousta en la cual analizaba el rol social del hombre en Chile, así como las falencias y expectativas que se esperan de éste en la actualidad, Ocampo indicó: "Hay también una cosa en el hombre chileno que destaca por su soberbia y por su físico no cuidado, la gran mayoría, que se hacen como del estilo desgarbado, una filosofía que a mí me parece un poco aburrida, porque lo que me atrae son los hombres que se cuidan y que tienen una propuesta de algo. No me tinca ser la mamá de nadie ni mucho menos decirle a alguien 'báñate'".

El 12 de febrero de 2018, es decir, siete meses después de publicada la entrevista, PortalNet publicó en su website y fanpage una nota titulada El Hombre Chileno destaca por su Soberbia y por su Físico no Cuidado, acompañándola de dos fotos de Ocampo, que ponían de manifiesto su complexión y atributos físicos.

De igual manera, el sitio Welcome to Chile, compartió una imagen obtenida desde otro sitio, titulándola Amiga Feminista de Natalia Valdebenito: "El hombre chileno destaca por su soberbia y por su físico no cuidado". Dicha publicación se acompañaba de un comentario del administrador de la página: "Y yo que justo estaba a punto de tomar en serio el feminismo moderno de hoy…".

"La difusión y publicación por parte de los recurridos de un determinado párrafo -descontextualizado, sin correspondencia, inmotivado- atribuyendo una interpretación falsa, extraído de la entrevista otorgada a Pousta, expone a Andrea Ocampo como una persona que juzga al hombre chileno por su físico no cuidado, unido a la publicación de su fotografía, escogida de manera caprichosa y deliberada con el único propósito de incitar a los usuarios de dichos sitios web a la manifestación general de ofensas, burlas e insultos de toda clase", indica el escrito. "Las publicaciones tergiversaron las declaraciones de Andrea Ocampo en el sitio (..) pues en ningún momento la afectada hizo referencia a algún aspecto físico relacionado con la estética o contextura de un hombre para fundamentar su opinión, al contrario, únicamente se limitó a indicar ciertos cuidados básicos y objetivos esperados tanto en hombres como en mujeres en el diario vivir, tal como el ejemplo que otorgó en aquella entrevista, en que hizo alusión a la higiene corporal".

El día de la publicación, el post de PortalNet generó más de 2.200 comentarios y fue compartido más de 300 veces en redes sociales, mientras que el de Welcome to Chile alcanzó los 40 comentarios y las 160 reproducciones.

"Por la publicación de estos mensajes (..) la recurrente comenzó a recibir diversos e innumerables mensajes ofensivos y de amenaza en sus cuentas personales de Facebook y Twitter, todo lo cual le ha causado un gran daño a su dignidad, integridad psíquica, reputación y fama", indica el recurso.

"La relevancia de una acción como ésta es la defensa de nuestros derechos en internet, en específico, en las redes sociales. Es necesario sentar precedentes que nos permitan gozar –más tarde que temprano- de una legislación que resguarde a las personas que están tras las pantallas. Personas que son tan reales como yo, personas que se ven sometidas a la violencia por ser quienes son: en mi caso por ser mujer, por ser gorda, tener voz y atreverse a hacerla pública. Extrapolemos esto a los adolescentes de Chile que no tienen cómo defenderse, como sobrellevarlo (…) Hoy soy yo el blanco de la violencia, pero antes lo fueron otras mujeres que se vieron sometidas al descriterio público y digital. Esta es una práctica en internet que no nos hace más democráticos, sino que nos expone al arbitrio de las miseria humana solapada en la llamada 'libre opinión'", indicó Andrea Ocampo.

Andrea está, en esta ocasión, acompañada por la Fundación Datos Protegidos, una organización sin fines de lucro, constituida por dos abogadas y amigas que se especializaron en derecho y tecnologías.

"Después de muchos años trabajando en el sector público principalmente, decidimos emprender socialmente para promover y defender a las personas en la protección de sus datos personales y privacidad", cuenta Jessica Matus, directora de la fundación. "Por ejemplo, ganamos el primer juicio en Chile que ordenó el pago de una indemnización por parte del Banco Santander por haber botado en un basural los expedientes de clientes con todos sus datos personales. También somos las abogadas que recurrimos contra los globos y drones de vigilancia", agrega.

Jessica explica por qué creen que el caso de Andrea podría sentar un precedente: "Actualmente se está generando una práctica muy perversa en internet y redes sociales consistente en difundir imágenes y/o información descontextualizada, con el único propósito de denostar, perjudicar y humillar a cualquier persona. Estas situaciones intentan justificarse en la libertad de expresión, pero lo cierto es que esta violencia en línea puede vulnerar derechos fundamentales, como la honra de la persona, reputación, su integridad personal, su privacidad e intimidad".

"Consideramos que ya es hora de elevar a la discusión, y esto sea discutido judicialmente. Son muchas las victimas que han quedado en indefensión. Andrea se ha atrevido a hacer algo", concluye la abogada.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día