miércoles, 26 de enero de 2022 Actualizado a las 01:49

A días de estrenar su late en TVN, habla de todo, incluso abuso sexual

Kathy Salosny: “Las mujeres en TV cargamos con una fecha de término si no te pones pechugas o no te arreglas la cara”

por 5 mayo, 2018

Kathy Salosny: “Las mujeres en TV cargamos con una fecha de término si no te pones pechugas o no te arreglas la cara”
La ex animadora de Mega está a punto de debutar con No Culpes a la Noche… con Kathy, y se le nota feliz. Sin dejar de lado ningún tema, habla de lo difícil que es ser mujer en televisión y de los temas de abusos, que a ella le tocan tan de cerca. “Las víctimas nos hemos sentido muy solas (…). Es importante que salga a la luz, ese es mi rol social como comunicadora. Educación respecto al tema y menos tabú. Por las víctimas”, declara.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Katherine Salosny no alcanzó a estar más de tres meses sin trabajo. Tras su salida de Mucho Gusto, la animadora recibió varias ofertas. Se habló de Chilevisión, se habló de Canal 13, pero finalmente optó por volver a Televisión Nacional canal en el que estuvo 11 años y del que salió tras un inédito acuerdo entre Mega y TVN, quienes terminaron antes su contrato y la dejaron ir: ella estaba sin pantalla. Ahora fue al revés, con contrato vigente en la estación de Vicuña Mackenna, Salosny llegó a acuerdo y podrá debutar el 14 de mayo por las pantallas del canal público en el late No Culpes a la Noche… con Kathy.

Es que esta mujer siempre fue una innovadora en la televisión. En sus 20, condujo uno de los primeros programas juveniles, Extra Jóvenes, y en sus 50 debutará con el primer programa en formato de late gringo, uno que no es solo una conversación profunda con un entrevistado, sino que también tiene como ingredientes juegos y mucho humor. Esta semana debutaron a través de redes sociales, Facebook Live específicamente, y el comentario generalizado fue uno: Kathy es otra, una mujer mucho más lúdica y divertida, se nota que está a sus anchas.

“Me parece potente ir abriendo puertas, genial estar a los 54 años conduciendo tu propio programa, un programa moderno, actual, conectado con la gente desde un lugar que hace falta, donde el ciudadano es el periodista, creo que eso le falta a la industria hoy que se habla tanto que hay crisis”, comenta.

- ¿Sientes que esta es una revancha para las mujeres en los late, prácticamente todos en manos masculinas?

- Tengo el peso del programa que lo lleva uno, un programa súper apegado a los late originales. Más que una revancha, sí, a las mujeres nos cuesta más la televisión, cargamos con el peso de que hay una fecha de término, si te sale una arruga más, si cumples años, si no te pones pechugas o no te arreglas la cara, cosa que no tiene nada que ver conmigo. Pero cuando aparece una oportunidad nueva, uno dice, ah, otra vez. Yo llevo 35 años en televisión y siempre he tenido esa sensación “a ya, se acaba ahora”, pero no fue a los 30, ni a los 37 ni a los 40, y ahora son 54 años y resulta que dejé mi ex pega y hubo una diversidad de ofertas. Creo que ya el tema está cambiando, y que Televisión Nacional valore una trayectoria, el talento, francamente a mí me tiene súper emocionada. Quizás un hombre no diría eso, aún así es potente porque a las mujeres nos cuesta mucho más. Eso lo agradezco y el público también, porque el público no tiene ese rollo, a veces la industria es más conservadora. Es una tremenda oportunidad y es un proyecto nuevo para mí, uno no deja de aprender mientras exista. Yo sigo aprendiendo porque este es un nuevo lenguaje, es una propuesta diferente a la oferta que hay hoy día con los late.

- ¿Expectativas para el programa?

- Las expectativas son ir construyendo ese personaje, porque la Kathy en la noche es una Kathy más desenfadada, más desatada más vehemente, sin censura, por qué no decirlo, con lo lúdico, con la actriz, con la conexión de la gente desde un rol social, con la televisión pública. Todo ese conjunto de cosas me encanta, estar construyendo este personaje. Expectativas no, creer en el proyecto, pasarla bien en el proyecto, somos un equipo espectacular, gente muy joven, están los millennials, los youtubers, están todos, hay una diversidad de personajes que es increíble, donde uno se abre a aprender. Eso me actualiza como nosotros queremos ser como programa, súper conectados con eso, estoy con mucho vértigo y con ansiedad, eso me tiene muy entusiasmada.

- ¿Qué piensas de la ola de denuncias que están apareciendo últimamente por el caos de Herval Abreu y Roberto Farías?

- Yo trato de ir más allá. Me manifesté en twitter, trabajo con este tema en la Fundación para la Confianza, soy parte del directorio. Se la hace un trabajo increíble ahí y siempre hemos conversado que existe mucha ignorancia respecto al abuso. Todos conocen mi historia, es un tema cercano. Y a ver… esto no me sorprende. Puede haber una sorpresa mediática por quien se trata, pero quiero ir más allá. Falta educar respecto al tema y el abuso ha existido siempre, existe hoy y va a seguir existiendo. El punto es educar desde la infancia, porque ahí está el mayor riesgo. Hay que educar desde la infancia, creo que para que estos sucesos no sigan ocurriendo, para hacer un cambio respecto a eso, para estar atentos porque no pasa solo en la tele, pasa al interior de las casas, en el núcleo familiar más cercano, en tu lugar de trabajo. El tema del abuso está de tantas formas, no solamente sexual, hay mucho que aprender de eso. Eso a mí me preocupa, tengo un compromiso respecto al tema que las mujeres, hombres y papás y mamás denuncien, eso es lo importante. Existe la reparación. También hay que hablar de eso y es posible reparar, pero no hay que ser cómplices pasivos respecto a una situación de abuso porque eso también está y las víctimas nos hemos sentido muy solas. Ese tema me mueve mucho, me importa, pero más allá de esto mediático, que es importante que salga a la luz, ese es mi rol social como comunicadora. Educación respecto al tema y menos tabú. Por las víctimas.

- Las denuncias a través de redes sociales, de repente la gente comenta "ahora sale hablando de esto".

- Atroz, todos sabemos cómo el Papa desacreditó a las víctimas de Karadima, porque no hay pruebas. Eso es ignorancia. La única prueba que tiene la víctima es su testimonio y ahí hay que ser súper serios. Por eso es importante la denuncia, por eso hay que cambiar la ley, que no prescriban los casos. Una persona abusada puede demorar hasta 14 años en poder verbalizar el tema porque es muy brutal, es muy duro entonces creo que yo puse en mi Twitter, escucho cosas como "yo en él no vi ningún comportamiento extraño", perdón el abuso es hermético no se muestra, es suspicaz, perverso y silencioso. Se sabe cuál es la víctima que hay que elegir, sobre eso también hay que aprender, seamos un poco más delicados y empáticos con el testimonio. Es la única prueba que tiene una persona abusada.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día