lunes, 11 de noviembre de 2019 Actualizado a las 01:56

Yo Opino

La mujer incorrecta

por 18 febrero, 2019

La mujer incorrecta
Las lesbianas sufren constante agresión y acoso, partiendo desde la base que son mujeres y se agrega una categoría de discriminación en virtud de su orientación sexual.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El pasado 14 de febrero, Carolina Torres, joven que se identifica como lesbiana, fue brutalmente atacada cerca de su casa cuando iba de la mano con su pareja. En el día del “amor y de la amistad” la intentaron matar por exhibir públicamente un amor incorrecto. Hoy permanece fuera de riesgo vital, pero con lesiones graves en la UCI de la Posta Central. El homicidio frustrado del que fue víctima encendió las alarmas de las agrupaciones lésbicas de Santiago quienes al día siguiente se congregaron en la Posta Central para visibilizar su apoyo: la Red Lesbofeminista, Abofem, Rompiendo el Silencio, Visibles, Lelalong (que llegaron sobre sus tablas), Humedales, Iguales, Burdas, Disidencia de la Coordinadora 8M, entre otras. Todas quienes acudimos entendíamos (y temíamos) que cualquiera de nosotras podría ser la próxima.

Las tres víctimas mencionadas utilizaban ropa ancha, les gustaba el fútbol y …. eran abiertamente lesbianas. Lo cierto es que son mujeres “incorrectas”, pues no caben en el paradigma adecuado para satisfacer el ojo masculino y por ello, merecen un correctivo. En el caso de Carolina, se frustró el homicidio, sin embargo, los casos de María Pía y Nicole corresponden a homicidios calificados que hasta hoy se mantienen impune
 

Coincidentemente, el 16 de febrero se presentó en la ciudad de La Serena “Silenciadas: La lucha por justicia para Nicole Saavedra”, documental que aún no ha podido ser difundido en Santiago, debido a la falta de un lugar para su exposición. Luego de su exhibición, la Organización Disversas realizó un Conversatorio junto a una de las realizadoras del documental, la prima de Nicole y abogadas de Abofem, para hablar sobre el peligro que significa hoy ser Lesbiana en Chile.

Ambos casos nos obligan a repasar los crímenes de lesbo-odio. En efecto, si bien no existe un análisis jurídico o criminológico sobre esta materia, sin mucho esfuerzo es posible observar que la mayoría de las atacadas, comparten una historia común. María Pía Castro, Nicole Saavedra y ahora Carolina Torres son mujeres que escapan de la heteronorma, a la feminidad obligatoria, esa que, siguiendo los parámetros sociales, puede perfectamente ocultar la orientación sexual de una mujer y es hasta bienvenida.

Las tres víctimas mencionadas utilizaban ropa ancha, les gustaba el fútbol y …. eran abiertamente lesbianas. Lo cierto es que son mujeres “incorrectas”, pues no caben en el paradigma adecuado para satisfacer el ojo masculino y por ello, merecen un correctivo. En el caso de Carolina, se frustró el homicidio, sin embargo, los casos de María Pía y Nicole corresponden a homicidios calificados que hasta hoy se mantienen impunes.

Las lesbianas sufren constante agresión y acoso, partiendo desde la base que son mujeres y se agrega una categoría de discriminación en virtud de su orientación sexual. Pero, ¿qué explica el nivel de violencia en los casos mencionados? La necesidad del heteropatriarcado de corregir aquello que sale de la norma. Si no eres una mujer femenina, te vamos a corregir, te “haremos mujer”, te vamos a enseñar que así no te puedes comportar, que así no se comporta la mujer correcta. Por ello, víctimas como las mencionadas son las predilectas por aquellos “hombres” que sienten un llamado “natural” a corregir. Sí, para las lesbianas, el prejuicio y la violencia son pan de cada día. En efecto, estos tres casos no son aislados, pero muestran que hay algo que resulta más peligroso ser lesbiana; ser una lesbiana determinada: la mujer incorrecta.

Aprovechando la mediatez del caso, el Presidente de la República se apresuró en anunciar una ley de “perfeccionamiento” de la Ley Antidiscriminación. Resulta lamentable que la iniciativa legal surja únicamente como consecuencia de un hecho que causa conmoción pública, tal como en algún momento lo produjo el caso de Daniel Zamudio. ¿Cuántas más deben morir o sufrir para que estas situaciones se visibilicen y la Ley responda adecuadamente?

Por esto, hoy nuevamente las agrupaciones lesbofeministas nos juntaremos a acompañar a la familia de Carolina a las afueras de la Municipalidad de Pudahuel a las 19 hrs. con el objeto de repudiar el cobarde ataque de lesbo-odio y gritar fuerte: “En la calle y sin permiso las lesbianas existimos”.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día