jueves, 29 de octubre de 2020 Actualizado a las 08:30

BRAGA

Del devenir al evenir: investigadora de la Fundación Jaime Guzmán se quejó del “feminismo domiciliado en la izquierda”

por 25 agosto, 2019

Del devenir al evenir: investigadora de la Fundación Jaime Guzmán se quejó del “feminismo domiciliado en la izquierda”
La coordinadora de Formación de la Fundación Jaime Guzmán salió al paso de “los numerosos insultos, burlas y ataques ad hominem que recibí por redes sociales” por su alambicada reflexión sobre Woodstock publicada esta semana. Y en su defensa recurrió al tema del género, lo que generó otro foco de debate en redes sociales.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Daniela Carrasco, investigadora de la Fundación Jaime Guzmán, saltó a la escena pública esta semana gracias a la publicación de una columna de su puño y letra titulada “La Revolución Sexual a 50 años de Woodstock”.

Su sesuda reflexión en La Tercera sobre el hito musical y cultural provocó una ola de comentarios en Twitter, sobre todo por la parte final del texto, donde postulaba que “en una era que reniega de toda tradición el amor también se torna líquido. El devenir mutó a un evenir, es decir, la metafísica binaria sin absolutos ha sido extinguida, cosa que no tenemos precedentes históricos”.

La pregunta que se hicieron todos es qué significa “evenir”, varios terminaron recurriendo al diccionario de la Real Academia Española de la Lengua para despejar sus dudas y otros dedicaron largos comentarios y sesiones de análisis de contenido para desentrañar el subtexto de sus frases.  De hecho, el término “evenir” se posicionó como trending topic.

El debate también se volcó a saber qué quiso decir la coordinadora de Formación de la Fundación Jaime Guzmán con su alambicada reflexión. Algunos, como el liberal Cristóbal Bellolio, salieron en su defensa: “Nos quejamos que hay pocas mujeres haciendo filosofía política en Chile pero apenas aparece una nueva y no nos gusta lo que dice la tapamos a hueveo”, escribió.

Pero otros tuiteros destacados como la abogada Catalina Fernández, dejó en claro que el problema de ningún modo tiene que ver con el género: “¿No nos gusta lo que dice? ¿O lo que dice no tiene sentido? Aceptarle tonteras solo porque es mujer sería asumir que la mujer no puede más que eso”.

Ante el revuelo, la Coordinadora de Formación, Fundación Jaime Guzmán envió una carta al director a La Tercera para salir al paso de “los numerosos insultos, burlas y ataques ad hominem que recibí por redes sociales”.

Y lo que hizo Daniela Carrasco fue responsabilizar de todo al “feminismo domiciliado en la izquierda”.

En su carta, la cientista política de la Universidad del Desarrollo se queja de “la nula respuesta de aquellos grupos que pretenden erigirse como defensoras de la dignidad de las mujeres, me queda claro que la agenda del feminismo que se ha instalado en nuestro país está celosamente domiciliada en la izquierda”.

Y finaliza señalando que “sería bueno que la derecha entendiera de una vez que dicho movimiento nada tiene que ver con las ideas que ha abrazado históricamente”.

Los descargos de la cientista política apuntando al feminismo también encontraron eco en Twitter. El cientista político Kenneth Bunker  aclaró que “las críticas nunca fueron ad hominem ni a la persona por ser mujer. Fueron a una columna mal escrita y a ideas mal procesadas. Tratar de culpar un "sector" o una ideología es un intento nefasto de cambiar la cancha”. Parecido fue el razonamiento de la periodista Mónica Rincón: “Si a alguien la atacan por ser mujer, es de feminista defenderla. Pero si se discrepa con ideas o forma de expresarlas, no es tema de género".

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día