martes, 14 de julio de 2020 Actualizado a las 08:46

BRAGA

Los desnudos que interpelaron a carabineros por las víctimas mortales de las protestas

por 29 octubre, 2019

Los desnudos que interpelaron a carabineros por las víctimas mortales de las protestas
La protesta se produjo frente a la comisaría ubicada cerca de un edificio perteneciente a la Fiscalía Sur. Allí prestó declaración a Josué Maureira, un estudiante universitario de 23 años que denuncia haber sido apaleado, torturado, vejado, abusado sexualmente y amenazado de muerte por los Carabineros en una comisaría de Pedro Aguirre Cerda.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un grupo de personas desnudas con el cuerpo pintado de blanco y de heridas de bala sangrantes protagonizaron una protesta frente a una comisaría de San Miguel donde recordaron los 20 fallecidos que se registran hasta ahora en la ola de protestas que vive el país.

Los activistas colgaron en la puerta de la comisaría una serie de carteles con los nombres de la veintena de personas muertas, entre ellas tres peruanos, dos colombianos y un ecuatoriano. Cinco de las víctimas murieron a manos de agentes del Estado, según el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

La protesta se produjo frente a la comisaría ubicada cerca de un edificio perteneciente a la Fiscalía Sur. Allí prestó declaración a Josué Maureira, un estudiante universitario de 23 años que denuncia haber sido apaleado, torturado, vejado, abusado sexualmente y amenazado de muerte por los Carabineros en una comisaría de Pedro Aguirre Cerda.

Algunos de los manifestantes que acompañaban a los activistas comenzaron a propinar insultos a los efectivos que se encontraban al interior de la comisaría, acusándolos entre otras cosas de violadores.

Al mismo tiempo los activistas se echaron sobre la entrada principal de la comisaría para simbolizar un montón de cuerpos inertes, como si acabasen de perecer en un pelotón de fusilamiento sobre los nombres de las víctimas reales de las protestas.

Pese a que la protesta transcurría de forma pacífica, más allá de los improperios de algunos manifestantes hacia los agentes, la puerta de la comisaría se abrió unos centímetros y desde adentro lanzaron a los activistas una bomba lacrimógena, relata la agencia EFE.

A la primera le siguieron varias bombas más que enseguida dispersaron a la multitud y dejó la Gran Avenida José Miguel Carrera envuelta en una nube de gas lacrimógeno.

Eso encendió todavía más los ánimos de los manifestantes, que elevaron los cánticos despectivos hacia la fuerza de seguridad y exigían justicia por los ciudadanos que perdieron la vida o sus derechos fundamentales fueron vulnerados por los agentes del Estado durante las protestas.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día