martes, 27 de octubre de 2020 Actualizado a las 03:15

BRAGA

Matronas advierten que el uso de gas lacrimógeno y el clima de crisis social podrían generar partos prematuros

por 12 noviembre, 2019

Matronas advierten que el uso de gas lacrimógeno y el clima de crisis social podrían generar partos prematuros
La presidenta del Colegio de Matronas y Matrones de Chile, Anita Román, advirtió hoy que el uso de armas disuasivas y sobre todo de lacrimógenas son un problema latente para las mujeres embarazadas y los bebés que están por nacer, a lo que se suma el clima social, que podría generar un incremento de partos prematuros.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Durante una conferencia de prensa, desde la institución recordaron que durante algunas crisis naturales, como el terremoto de 2005, en el norte grande, el 60% de los partos de mujeres que vivían en la zona más afectada fueron prematuros.

La presidenta del Colegio de Matronas y Matrones de Chile, Anita Román, señaló que “llevamos casi un mes de protestas y crisis social, y sin duda es muy probable que tengamos aumento de partos prematuros en estos días. Son cifras que se van a tener con certeza pasado este periodo, pero todos los informes nacionales e internacionales nos hablan que hay una causal directa entre el estrés ambiente y el adelanto de los partos”.

Distintos estudios realizados en Chile y el extranjero, sobre situaciones de estrés por fenómenos naturales, conflictos bélicos o crisis sociales han tenido un impacto directo entre el ambiente y el nacimiento prematuro, lo que incide en el peso y tamaño.

Uno de esos estudios, “The Effect of Maternal Stress on Birth Outcomes: Exploiting a Natural Experiment”, publicado en 2011, analiza el caso de mujeres embarazadas que vivían en la Región de Tarapacá durante el terremoto de 2005. En ese caso, se comprobó que el 60% de los partos fueron prematuros.

Román afirmó que debe detenerse de inmediato el uso de armas disuasivas, esto debido al gran incremento de jóvenes y adultos con lesiones oculares.“El uso de perdigones y balines debe prohibirse ya. También el uso indiscriminado de gas lacrimógeno, que afecta a todas las personas, pero particularmente es un riesgo para las mujeres que estén embarazadas, pues es un elemento que puede causar contracciones, con riesgo de aborto o de partos prematuros”, consignó la presidenta del Colegio de Matronas y Matrones de Chile.

Respecto a la situación de si quienes viven en sectores cercanos a enfrentamientos, como Plaza Italia, debieran abandonar el lugar, la presidenta de la organización respondió que “no puedo recomendar que se cambie, no sé cuáles son sus condiciones (económicas). Lo que sí puedo pedir es que el Gobierno termine el uso de estos elementos disuasivos”.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día