sábado, 24 de octubre de 2020 Actualizado a las 04:39

BRAGA

Chueca bar, el nuevo refugio feminista

por 27 noviembre, 2019

Chueca bar, el nuevo refugio feminista

Crédito: Camila Herrera

Ubicado en las cercanías de la rebautizada “plaza de la Dignidad” e inaugurado a pocos días del estallido social, Chueca bar promete ser el nuevo refugio feminista, orientado principalmente a un público de mujeres y disidencias. En conversación con El Mostrador Braga, sus dueñas y fundadoras, la publicista Macarena Cortés y la abogada Carmina Vásquez, ambas integrantes de la Red Lesbofeminista, nos cuentan cómo surgió Chueca, en qué consiste este proyecto, su identidad, en quiénes se inspiraron y cuáles son sus principales desafíos, que apuntan a lograr construir una comunidad de “chueques”, solidaria, no discriminadora y libre de prejuicios.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Con un equipo compuesto 100% por mujeres, todas parte de la comunidad LGBTIQ+, Chueca bar nació junto con el estallido social en Chile. Ubicado en las inmediaciones donde a diario ocurren las manifestaciones, este lugar se ha ido transformando en un espacio seguro en el que se encuentran todes “les chueques”, pertenecientes (o no) a la comunidad.

El Mostrador Braga conversó con las chuecas madres, Macarena Cortés y Carmina Vásquez, quienes dan inicio a este nuevo clásico santiaguino, el que tiene la particularidad de contar con una carta principalmente vegana y antiespecista, diseñada por la chef Fran Paz –exchef de La Salvación-, que rescata productos chilenos como el cochayuyo, el mote, la cebolla, las papas chilotas, entre otras especies. Junto con ello, el lugar cuenta con maravillosas cervezas artesanales que les provee la Comunidad de mujeres cerveceras, una estética Kitsch, atractiva barra de tragos y por supuesto, buena música.

Esta nueva casa es libre de prejuicios e invita  a generar un espacio cultural para mostrar sus ideas, trabajos, arte o simplemente ir a conocer -sola o acompañada- personas interesantes, compartir un rico trago y una conversación.

Ante la pregunta sobre cómo surge la idea de poner un bar, Carmina comenta que “era  uno de los grandes sueños de la maca, pero nunca la habían apañado”. Al respecto Macarena señala que, “cuando me uní a la Red Lesbofeminista, comencé a conocer más del feminismo, me interesó la idea de incorporar algo de eso al bar, y Carmina se unió a esa idea”.

“Nosotras nos conocimos por la red lesbofeminista, en un encuentro a fines de septiembre del 2018. Nos hicimos amigas casi inmediatamente, vivimos súper cerca. Un día la Maca me contó su idea, me pareció interesante y en un comienzo queríamos ser tres, pero nos fue difícil pensar en una tercera socia.  Finalmente yo encontré este lugar un día caminando, que es la ex picada de Luchito Jara. Me gustó y justo la dueña lo estaba mostrando. Llamé a la Maca y al mes ya lo teníamos arrendado”, cuenta Carmina.

La estética es bien particular, ¿en qué se inspiraron?

M: Yo siempre quise poner un bar y cuando viajé a Barcelona iba al Sor Rita, a la Raposa, el primero es un bar que tiene mucho de las películas de Almodóvar,  al igual que Chueca tiene los zapatos en el techo, las murallas con terciopelo. Y la Raposa es un bar feminista, totalmente vegano, que cuenta con una librería y hacen diferentes talleres.

C: Hay mucha inspiración en México, en lo femenino, en lo religioso, porque nuestra historia latinoamericana está muy ligada a ello y en México se ve en todas partes. Tiene que ver con una estética más bien Kitsch y  también tratamos de tener cosas locales propias de nosotras, por ejemplo los pañuelos en la barra, la bandera mapuche y otros detalles que le dan un toque activista que intentamos también transmitir por nuestras redes sociales.

¿Cómo lograron la ambientación del lugar?

M: Contratamos a Eduardo Peña, que trabaja en cine y en dirección de arte. Nosotras ahí le mostramos la idea que teníamos en base a Sor Rita, La Raposa  y  otros bares, y él nos dio la propuesta integrando todo. Hizo un excelente trabajo.

C: Siempre quisimos que fuera muy femenino y nos fue muy difícil plasmar aquellas ideas porque, qué es lo femenino, qué es ser mujer, qué es ser lesbiana también. Las dos lo somos, pero hoy cualquier persona que entra al bar se dará cuenta que es un bar de mujeres y disidencias.

La apertura de Chueca coincidió con la del estallido social, ¿cómo han vivido aquello?

“Abrimos fortuitamente en una época en paralelo con el estadillo. Esto ha sido también una oportunidad”, señala Macarena.

Continúa Carmina, “yo vivo muy cerca de acá y antes todas mis amigas pasaban a mi casa, y ahora el bar tiene un foco mucho más inclusivo en el sentido que no sólo mis amigas pueden venir al lugar, sino que todes pueden venir a Chueca, pedir un vaso de agua y apoyar. Nosotras hemos tratado de llevarlo a cabo. La gente que viene de las manifestaciones pasa por aquí, prestamos el baño, etc.”.

“El baño no se le niega a nadie, eso yo también lo vi en otros lugares, por ejemplo en Inglaterra para tener la patente de bar, el único requisito que se les pide es que el baño sea público.”, dice Macarena.

Al respecto Carmina reflexiona sobre el proceso que está viviendo Chile y también sobre los desafíos que tienen ellas como dueñas de Chueca. “A pesar del estallido social y del Chile despertó, te das cuenta que la gente es súper poco solidaria, porque muches se sorprenden ya que  en general los bares no tienen una conciencia social y ven a las personas como enemigos. Nosotras en cambio vemos como compañere,  y eso hace que obviamente no le vamos a negar el baño a nadie”.

¿Alguna experiencia que deseen contar que represente esa solidaridad o conciencia social?

M: O sea por ejemplo el otro día entró al bar un metalero, cuando salió del baño estaba súper agradecido, después volvió y me regaló una hamburguesa por la buena voluntad; así se vive la solidaridad y la empatía independiente de lo diversos que seamos.

C: En el fondo lo que una trata de hacer no es ser feminista solamente con la gente que lo es, tratamos de ser lo más empáticas y sororas posible con todes.  Nosotras estamos en construcción, todo el tiempo tratando de ser lo más feminista posible. Por ejemplo, también nos ha llegado gente con atacada con perdigones, sangrando, y  aquí los hemos atendido; esto es un refugio, en donde cualquier persona puede sentirse acogida por Chueca.

 

Ustedes se la juegan por querer ser una comunidad, ¿qué característica debería tener une chueque?

Partiendo que todas las mujeres que  trabajan en Chueca son parte de la comunidad LGBTIQ+.  Una chueca es una persona que intenta acercarse al feminismo, alguien que se cuestiona todo el tiempo, se desafía a si misma, es tolerante, no discrimina y tiene conciencia social.

Las actividades que realizan están destinadas  a compartir, ¿cuáles son los principales atractivos que ofrece Chueca bar? 

Tenemos un calendario semanal.  Lunes: Maldición gitana - lectura de tarot, Quiromancia, carta astral. Martes de Solteres - Citas a ciegas promociones, 2x1 en colas y shop.  Miércoles de poliamor - Promociones para más de 2 personas. Juego de la botella. Jueves – conversatorios de distintas temáticas como sexualidad.  Viernes y sábados: actividades diversas,  Dj, Karaoke, show, talleres sobre el proceso constituyente, etc.

“El espacio Chueca permite la interacción entre las partes y también te da la seguridad de saber que puedes ir a compartir, sola o acompañada y que estás segura ahí. Hemos hecho distintos talleres. Hace poco realizamos uno de orgasmo y sexualidad con la abogada feminista Ali Díaz, conversamos sobre la sexualidad que parte con una misma, teníamos varios juguetes sexuales y empezábamos a hablar del tema.  Allí escuchamos diferentes experiencias e historias de mujeres, la sexualidad como motivo de vergüenza, otras que descubrieron la masturbación de mayor, en otras vivencias súper enriquecedoras. El llamado es a quitarnos todos esos tabúes impuestos por la sociedad y comprender que lo podemos pasar bien. Vamos invitando gente de diversas disciplinas y la idea es hacer talleres sobre el ser mujer, la sexualidad, las mujeres en la música, etc. Chueca está abierto para todas las mujeres que quieran realizar sus proyectos”, finaliza Carmina.

 

Más información en su instagram @chueca_bar

Más información sobre El Mostrador