domingo, 25 de octubre de 2020 Actualizado a las 17:10

BRAGA

Isabel Amor, primera mujer lesbiana directora ejecutiva de Fundación Iguales: “Es inaceptable que no lleguemos a espacios de poder”

por 23 enero, 2020

Isabel Amor, primera mujer lesbiana directora ejecutiva de Fundación Iguales: “Es inaceptable que no lleguemos a espacios de poder”

Crédito: Nicolás Fuentes

Por primera vez en la historia de Iguales, asumió el cargo de la dirección ejecutiva una mujer lesbiana, nos referimos a Isabel Amor, quien conversó con El Mostrador acerca de su nuevo rol en la fundación, el que viene a visibilizar una demanda tan sentida por las mujeres, llegar a los cargos altos de poder en sus trabajos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Desde diciembre del año pasado Isabel Amor, exdirectora de educación del organismo, asumió este fundamental rol a través del cual busca potenciar la participación femenina en espacios de toma de decisiones y alcanzar la sustentabilidad económica para Iguales.

Amor es parte de la fundación desde 2015, cuando asumió como directora de formación y activismo y luego de educación, siempre trabajando con un enfoque de género que busca potenciar e ir ganando espacios en el desarrollo del feminismo en todos los niveles de la sociedad. Entre 2015 y 2019 Isabel fue parte de las personas de la fundación a cargo de las vocerías, en las cuales se centró, especialmente, en los temas relativos a derechos de las mujeres, género y educación.

La nueva directora ejecutiva de Iguales señaló que le parece “una buena señal que organizaciones como esta estén tomando en serio los espacios de diversidad interna de las organizaciones, que los liderazgos efectivamente se propongan, se validen y se valores. En mi caso es un proyecto, es un trabajo de varios años, de ser parte de la organización de conocer bien cómo funciona, cómo funcionan en parte las otras organizaciones, cómo funciona el mundo político y desde ahí poder hacer un aporte no solo para la fundación sino que para la visibilidad de mujeres en espacios de poder”.

Añadiendo que durante años han tenido un directorio paritario, que en el equipo son más mujeres que hombres, pero “en los lugares de toma de decisiones teníamos hombres, entonces, se hizo insostenible y ahora estamos las mujeres más arraigadas en estos espacios”.

Desde esta organización se han encargado de renovar sus cargos de poder, adoptándose a los nuevos tiempos y nuevas demandas, por lo que Amor no es la primera mujer que ocupa un rol importante al interior de Iguales, ya que en octubre de 2019, Alessia Injoque —una mujer trans quien además es lesbiana y migrante—, se hizo cargo de la presidencia ejecutiva.

¿A qué se debe este recambio liderado por mujeres en la organización?, ¿con anterioridad los cargos de poder de la fundación eran llevados por hombres?

-Al igual que en el país hubo un cambio paulatino hacia el compromiso con las mujeres y con el feminismo por la igualdad de oportunidades, desde ahí durante muchos años tuvimos liderazgos masculinos que fueron en el último tiempo empoderando a personas para que pudiesen asumir estos roles y en estos momentos pasa que tenemos la primera presidenta mujer trans en la fundación y tenemos la primera directora ejecutiva liderando al equipo que soy yo, una mujer lesbiana.

¿Cómo ven desde Iguales la necesidad de que las mujeres estén en estos cargos de poder?

-Hay una cuestión política que tiene que ver con visibilidad, tiene que ver con la perspectiva también que le da una mujer, una mujer lesbiana a los proyectos… a la organización misma. Hay cosas que por lo pronto los hombres no ven, hay perspectiva de crecimiento que no ven que tienen que ver con las mujeres, que tienen que ver con avanzar con la mitad de la población, somos más de la mitad de la población entonces, desde ese punto de vista, es inaceptable que no lleguemos a espacios de poder y desde ahí creo que todas tenemos la opción de ayudarnos y colaborarnos para efectivamente los intereses que tenemos en común y los espacios de poder que se puedan generar podamos ir compartiéndolos de una manera sorora y lo más inclusiva posible.

¿Qué significa para usted asumir este cargo?

-Es un precioso desafío, y es también una suerte de victoria. Después de varios años de estar trabajando en Iguales, de haber partido haciéndome cargo del activismo, después del área de educación, avanzar en toda línea que tiene que ver con vocería y con hacer permeable la fundación a las mujeres a las lesbianas, a las diversidades sexuales y a las mujeres trans, es una especie de victoria que me trae mucha alegría y mucha esperanza respecto a cómo podemos ir a avanzando las mujeres en espacios de poder.

¿Cuál es su misión al tomar este cargo?

-La misión está un poco dictada por el perfil del cargo, pero en el fondo, mi tarea tiene que ver con hacer avanzar a Iguales hacía su fin último que tiene que ver con la completa integración de la diversidad sexual y de género, en la sociedad chilena. Ahora, el hecho de tener una directora ejecutiva mujer hace que efectivamente haya una mayor sensibilidad y mayor consciencia respecto a temáticas que nos afectan a las mujeres lesbianas y por supuesto desde ahí hay un enfoque permanente que se instala.

¿Cómo ve el escenario actual para las mujeres y diversidades sexuales y de género en miras de proceso constituyente?, ¿de qué manera cree que sus demandas podrían llegar a esta discusión?

-He visto bastante reacio el escenario político hacia las mujeres, las diversidades sexuales y de género, me parece que de hecho todo lo que ha sucedido en torno a la paridad y los múltiples problemas que se han generado para asegurarla dan cuenta de un ejercicio de boicoteo hacia la igualdad y la democracia por parte de sectores más conservadores y creo que desde ese punto de vista las mujeres hemos sabido dar una contrapelea, una contra lucha que tiene que ver con exigir un espacio que es propio y pelear las cuotas de poder como corresponde. Ahora en relación a la diversidad sexual y de género me parece que tenemos una deuda y es una deuda importante, queremos que todos los partidos políticos, desde independientes, del color que sea, tomen una mirada de respeto hacia las diversidades sexuales y de género que puedan incluir esa perspectiva también en el momento de hacer sus campañas y en el momento de aprobar el plebiscito de abril.

Entonces, ¿le parece que la paridad de género aseguraría la presencia de las demandas de las mujeres en el proceso constituyente? 

-Por supuesto, no solo para mí sino que para la fundación, la demanda está bien clara, nosotros queremos una Constitución, queremos paridad de género, queremos independientes y queremos pueblos originarios y desde ahí hemos estado… vamos a estar muy atentos, muy atentas para poder avanzar hacia un proceso en que nuestras demandas que son no solo demandas justas, sino que además tienen la aprobación de la mayoría de la sociedad y la mayoría de los parlamentarios. La nueva Constitución que por supuesto esperamos que se apruebe no tenga limitaciones que impliquen algún tipo de desigualdad o limitación para la diversidad sexual y de género, en ningún plano.

¿Cómo se están preparando para el 8M?

-Usualmente nosotros marchamos para el 8M, cada vez marchamos más, cada vez somos más personas las que estamos ahí, cada vez somos más mujeres también, para nosotras el 8 de marzo es una fecha muy importante en la medida en que no existe orgullo gay sin el feminismo, y eso nos ha costado poder instalarlo en los grupos de los que somos partes. El feminismo es la base estructural que nos permite a la diversidad sexual y a la diversidad de género dar las peleas que hoy por hoy estamos dando y hacer los avances que hoy estamos logrando, entonces no es solo una deuda sino que nosotras somos partes del feminismo como diversidad sexual y como diversidad de género.

¿En qué están trabajando desde la organización?                                                                  

-En este momento tenemos varias líneas de trabajo, yo creo que las principales son el matrimonio igualitario, por los siguientes motivos, matrimonio igualitario además incluye derechos de filiación, y es un trabajo que necesitamos hacer como país, por otro parte el hecho de tener matrimonio igualitario indica que el Estado te reconozca como igual en este vínculo es una señal bien potente en contra de la violencia hacia las personas de la diversidad sexual y de género.

Además Isabel comenta que han estado trabajando en cuestiones que tienen que ver con las mejoras a la Ley anti discriminación, porque “en Chile, la violencia hacia las mujeres y hacia la diversidad sexual es muy cruel, hemos tenido durante el año pasado unos casos horrorosos a los que les hemos tenido que hacer frente con el corazón partido, básicamente con el corazón en la mano, sin soluciones legales que sean para prevenir la discriminación y para prevenir la violencia y eso es algo que tenemos que detener a la brevedad”

“Las modificaciones son parte del programa de Gobierno de Piñera y que están atrasadísimos para que las modificaciones a la ley se cumplan a la brevedad y efectivamente sea una ley anti discriminación que prevenga la discriminación y no una ley que llegue tarde, solamente a reforzar ejercicios punitivos”, finalizó.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día