viernes, 5 de junio de 2020 Actualizado a las 11:28

BRAGA

Confesó y aun así fue liberado por la fiscalía uno de los sospechosos del caso de violación a madre y asesinato de su hijo de 4 años en Argentina

por 24 febrero, 2020

Confesó y aun así fue liberado por la fiscalía uno de los sospechosos del caso de violación a madre y asesinato de su hijo de 4 años en Argentina
“No había pruebas suficientes”, según la fiscalía del país trasandino, pese a que se hallaron restos de sangre en la ropa de los sospechosos. Uno de ellos ya contaba con antecedentes penales por delitos de abuso, sin embargo, se excusó diciendo que padece de esquizofrenia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Fiscalía dejó en libertad a los dos sospechosos por “falta de pruebas”, del terrible caso de la mujer que fue abusada sexualmente por dos hombres en una cueva, en presencia de su pequeño de cuatro años quien luego fue asesinado por los criminales.  Un adolescente de 16 años y Omar Alvarado, de 24 años, serían los principales sospechosos tras ser identificados por la víctima en una rueda de reconocimiento.

Crédito: Clarín

Alvarado sufre esquizofrenia, sin embargo, para el juez de instrucción de Puerto Deseado, Oldemar Villa, la enfermedad que padece “no lo convierte en inimputable”, sin embargo, fue dejado en libertad. Entre los antecedentes penales que tiene, figuran “varios abusos, agresión a sus padres y hasta le disparó a un vecino”, aunque uno de los más graves ocurrió hace un mes, cuando intentó asesinar a golpes a un menor de 6 años, miembro de su propia familia.

Tras recuperar la libertad, una cámara de seguridad registró cuando fue a comprar vino a un negocio para juntarse con amigos. Alvarado estaba con la misma chaqueta que tenía puesta el día que atacó a la mujer. Era de color azul y de nailon. Según fuentes consultadas por el medio trasandino, Clarín, cada vez que lo arrestaban el sospechoso decía lo mismo: "se escudaba en la enfermedad y alegaba que no se acordaba de nada".

Crédito: Clarín

Según la agencia Télam, fue una hermana quien denunció a Alvarado, ella les contó a los investigadores que este le habría confesado el crimen y la violación. Al momento de su arresto, presentaba algunas heridas cortantes que pudieron haber sido marcas defensivas de la mujer atacada, en el allanamientos al domicilio del hombre, se encontró ropa con manchas presuntamente de sangre y también se descubrió que junto a los sospechosos había un perro con el pelo ensangrentado, animal que María Mercedes recordaba haber visto la tarde que fue atacada, sin embargo, sin esperar las pericias, el juez Villa dejó a los dos detenidos libres, contra la opinión de los investigadores, afirmando que “no había pruebas suficientes”.

Crédito: Clarín

El caso

María Mercedes, de 44 años, y su pequeño hijo Santino, de cuatro años, estaban vacacionando en la localidad de Puerto Deseado, en la provincia de Santa Cruz con el objetivo de visitar a sus hijos mayores. Cuando el hijo mayor salió a trabajar, la mujer y su pequeño salieron a caminar a la playa, sin embargo, fueron atacados y llevados a "Cueva de los Leones", por dos hombres quienes violaron a la mujer y asesinaron al niño.

El terrible crimen conmocionó a la pequeña y tranquila localidad, la cual no está acostumbrada a este tipo de hechos, sobre todo por la brutalidad del ataque: cuando la mujer perdió la conciencia producto de los golpes y el forcejeo, los dos hombres dándola por muerta, dieron muerte al niño a golpes y luego arrojaron el cuerpo a un acantilado, ya que temían ser identificados.

Cuando la mujer despertó, al no encontrar a su hijo pensó que el niño había sido secuestrado, como pudo, se arrastró en busca de ayuda, donde fue asistida por un matrimonio.

Mapa del lugar de los hechos. Crédito: Clarín

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día