viernes, 23 de octubre de 2020 Actualizado a las 19:19

BRAGA

Parejas separadas enfrentando la cuarentena con sus hijos: "Amo a mis hijos, pero con este encierro y sin apoyo, a ratos no los soporto"

por 13 abril, 2020

Parejas separadas enfrentando la cuarentena con sus hijos: “Amo a mis hijos, pero con este encierro y sin apoyo, a ratos no los soporto”

Créditos: Andrea Piacquadio / Pexels

“Cuando empezó todo lo del virus opté por dejar a mi hijo con el papá, porque mi pareja tiene que trabajar si o si, así que era un riesgo muy grande, por lo que se queda allá, no lo veo hace como 1 mes ya, pero hablo todos los días por vídeo llamada, es triste y todo pero es por su seguridad, yo no salgo ni a la puerta, así que eso, optamos por proteger al pollo”, cuenta Pilar.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Si siguen aumentando los días encerrada y sola con la pega, el colegio y los niños me van a tener que poner en cuarentena, pero en el manicomio (...) Amo a mis hijos, pero con este encierro y sin apoyo, a ratos no los soporto, la salud emocional de los niños, su educación y atención se tiene que repartir entre nosotros los papás, es muy desgastante para una sola persona".

Estas fueron las palabras que Violeta, una mujer trabajadora y madre de dos pequeños, respondió ante la consulta de si estaba siendo muy difícil para ella llevar esta cuarentena siendo madre soltera. Y es que si hacerse cargo de otra vida es de por sí una trabajo complicado en situaciones normales, en un periodo como el que estamos viviendo ahora, es aún más difícil para las parejas separadas compartir la carga de la crianza de los niños.

“Con el papá de mi hijo tenemos una mala relación, tenía visitas regulares con él, pero con lo que está pasando mi hijo está en la casa sin visitas de parte de él”, cuenta a El Mostrador, Mariana.

En nuestro país, cuando se decretó la cuarentena total en algunas comunas de la Región Metropolitana y otras ciudades, la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, indicó que había que suspender la totalidad de las visitas a los niños y niñas de su padre o madre no conviviente, en ese sentido argumentó que “estamos protegiendo la vida de los niños y las familias por lo tanto por el interés del niño". Además, hizo un llamado a "que se contemplen compensar esas visitas una vez terminados estos días (…) El objetivo es proteger salud de los niños”, aclaró.

El problema es que no todos los niños entienden que no han sido abandonados de forma repentina por un padre o madre que estaban acostumbrados a ver cada cierto día, con quienes ya habían construido una rutina, ya sea por la madurez de él o la menor, o por la angustia que le significa toda esta situación en su conjunto.

Ángela mantiene una relación cordial con su expareja, en ese sentido, su comuna no a entrado en cuarentena total, pero ellos como familia decidieron cumplir con el aislamiento voluntario y salir sólo para lo estrictamente necesario, en ese sentido, “el papá va a verla después del trabajo y solo puede ir a ver a la niña a la casa, no se la puede llevar. Cuando llega, se saca la ropa, se baña y se pone ropa limpia. Sus cosas quedan en el patio y se queda a dormir algunos fines de semana”.

La importancia de la buena o mala relación entre los progenitores

“En mi caso me llevo re bien con mi ex, somos súper amigos y no hay drama, cuando empezó todo lo del virus optamos por dejarlo con el papá, porque mi pareja tiene que trabajar si o si, así que era un riesgo muy grande, por lo que se queda allá, no lo veo hace como 1 mes ya, pero hablo todos los días por vídeo llamada, es triste y todo pero es por su seguridad, yo no salgo ni a la puerta, así que eso, optamos por proteger al pollo”, cuenta Pilar.

En ese sentido, agrega que aunque lo extraña y la situación ha sido difícil para ambos, su “pollo” ya tiene 12 años, “en un mes cumple 13, es grande ya, el entiende lo que está pasando, de hecho es muy apegado a su abuela por parte de papá, ella vive a dos casas de la casa del papá y le dejan comida en la puerta y se van, él le hace como “video llamadas” con un cuaderno, ella es sorda y le dibuja y escribe ahí, se asusta como todos pero él sabe que si no salen no deberían preocuparse, el lee mucho si sobre el tema, todos los días me comenta la cantidad de contagiados y cosas así, no sé si eso me gusta mucho”, relata Pilar.

Cia por otra parte tuvo que “romper” de cierta forma la prohibición de no acceso a su casa. “Yo que soy mami soltera ha sido complicado porque mi nena extraña mucho a su padre, ahora no más acepté visitas porque mi niña lloraba porque no lo veía y era terrible, lo bueno es que donde vivo no hay tantos casos confirmados, pero tomamos todas las preocupaciones que pudimos para que se quedara con ella sin salir de su casa y viajando en Uber, además de la higiene llegando y saliendo de casa”, narra Cia.

En torno a ello, la psicóloga infantojuvenil, Nicole Agurto Fuentealba, recomienda a los y las adultas mantener la calma, ya que es normal, natural que los niños extrañen a un ser querido con quien ya habían establecido una rutina de visitas, por lo que llorarán y exigirán volver a su normalidad, haciendo que el adulto a cargo se angustie también por aquella situación. En este sentido dijo que, “hay que recordar que los menores absorben y copian lo que los adultos hablan y actúan ante las situaciones, si usted siente angustia, se las transmitirá muy fácilmente”.

Para quienes están viviendo un embarazo es aún más angustiante ya que son población de riesgo. “Mi pololo viene los fines de semana a verme (tomando todos los resguardos de higiene) así compartimos parte del embarazo juntos, ejemplo, anoche le puse la mano sobre mi panza y pudo sentir las patadas, le dio nervios y saco la mano, espero poder cambiarme con él ya en mayo, es difícil pasar el embarazo sin él la mayor parte del tiempo, aunque tengo a mis papás no es igual”, cuenta Liss.

Cómo lidiar con el estrés y lejanía

Este estrés que se genera por la soledad, la responsabilidad de la crianza, etc. Puede tener serias repercusiones en la salud mental tanto de adultos como de niños, niñas y adolescentes.  “Hay que tener mucho ojo, porque por los derechos del niño/a ellos tienen que ver a sus padres y al estar en cuarentena para resguardar la salud no es compatible”, cuenta la psicóloga infantil, Marcia Stuardo.

“Lo claro es que el niño o niña tiene que mantener el contacto, ahora el cómo es la interrogante”, analiza la psicóloga.

Ya que el objetivo es salir de casa lo menos posible, se recomienda mantener lo máximo posible la cuarentena privilegiando la mayor cantidad de tiempo posible en casa de uno u otro progenitor por turnos, antes de hacer el cambio de casa. En ese sentido se apela a la flexibilidad y sentido común de ambos progenitores”, puntualiza la experta.

Es importante realizar contención emocional para los niños que sufren por no poder ver como antes a alguno de sus progenitores, en ese sentido, para ello, “darle un espacio para que puedan reconocer y expresar su pena y su angustia, escucharlo y validar esa emoción, sin retarlo y buscar alternativas juntos, se le pueden leer cuentos (hay algunos en las redes que están enfocados en esto) y practicar ejercicios de relajación y de expresión. Emocional como pintar, actuar emociones y sentimientos”.

Lo importante es la contención a través del juego, pintar y reconocer emociones. Se puede incluso hacer un diario emocional y tratar de hacer las videollamadas todos los días también es positivo que los padres conversen antes para ponerse de acuerdo en cómo contener al niño”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día