jueves, 9 de julio de 2020 Actualizado a las 22:59

BRAGA

#CuentaConmigo: campaña del Sernameg es eliminada a pocas horas de su lanzamiento con dura “quitada de piso” de la ministra a Carolina Plaza

por 1 junio, 2020

#CuentaConmigo: campaña del Sernameg es eliminada a pocas horas de su lanzamiento con dura “quitada de piso” de la ministra a Carolina Plaza
Agrupaciones feministas y personas naturales a través de sus redes sociales criticaron ampliamente el mensaje por “victimizar al agresor”. Por su parte, la vocera de Gobierno Karla Rubilar también se refirió al hecho, asumiendo que se trata de “una pieza mal lograda”. “Humildemente queremos pedir disculpas porque este es un spot que no refleja el pensamiento que tenemos como Gobierno para enfrentar la violencia de género”, dijo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sólo horas duró en las redes el polémico video compartido por el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (Sernameg), que forma parte de la campaña contra la violencia hacia la mujer titulada #CuentaConmigo. En la pieza se narra una carta que le escribe un abuelo a su nieta, en donde lamenta la noticia de que esta haya sufrido violencia por parte de su pareja.

El problema en cuestión comenzó cuando en el video la carta relata que lo que le ocurre a la nieta es un castigo por lo que él le había hecho a su fallecida abuela, dejando varios cabos sueltos y mensajes confusos que encendieron las críticas de los internautas y agrupaciones feministas que consideraron que el spot "victimizaba al agresor".

 

Cuando la polémica estaba en su punto más candente, el video fue bajado y la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Macarena Santelices, se desmarcó de la gestión y publicación de la campaña.

De paso, le quitó el piso a la directora del Sernameg, Carolina Plaza, declarando a través de su cuenta de Twitter que “como ministra de la Mujer y EG lamento profundamente la campaña iniciada por la Directora de @SernamEGChile. Un agresor jamás tendrá justificaciones. Ya instruí a que se bajara el video y que se entregaran disculpas públicas”.

La vocera de Gobierno Karla Rubilar también se refirió al hecho, asumiendo que se trata de “una pieza mal lograda”. "Humildemente queremos pedir disculpas porque este es un spot que no refleja el pensamiento que tenemos como Gobierno para enfrentar la violencia de género”,  dijo la ministra, añadiendo que la campaña se hizo internamente y no hay recursos adicionales involucrados.

Las críticas feministas

En tanto, la vocera de la Coordinadora Feminista 8M, Javiera Manzi, se refirió al tema y dijo que la campaña “carece de cualquier perspectiva de transformación social que hacen posible la violencia, no aporta ninguna información relevante para actuar ante estos casos, muestra al agresor como el agredido y desplaza a las mujeres y sus experiencias”.

Además, agregó que esta es “una campaña que pone el foco en la experiencia del agresor, que refuerza un imaginario y una política de impunidad y empatía con los agresores, tal como lo hemos visto hacer con los violadores de derechos humanos y que invisibiliza absolutamente la voz tanto de las mujeres agredidas como los recursos con los que cuentan para poder enfrentar las situaciones de violencias y salir de estas, está casi en el límite de incitar a la violencia en el confinamiento porque algún día el agresor se arrepentirá”.

Desde Abofem, la publicista y directora de Comunicaciones, Daniela Watson Ferrer, dio su visión profesional en torno a la campaña y declaró que “valoramos todas las acciones contra las violencias hacia las mujeres, pero no basta con hacer acciones, sino que hay que pensarlas y producirlas bien, poniendo siempre a las víctimas y a los sujetos de protección en el centro.  En ese sentido, después de ver esta pieza, este video, que no sabemos si es la primera parte de algo… nos da la sensación de que no hay el expertiz necesario en el Ministerio para evaluar una pieza como esta”.

Watson enfatizó en el hecho de que, en toda la cadena de producción, nadie se dio cuenta del error comunicacional. "Nos sorprende que nadie se haya dado cuenta de lo errado que está el enfoque, la intención, de que no se entiende bien el mensaje, también ahí la agencia o la productora de esta pieza. ¿No hubo nadie en todo el ciclo creativo que se diera cuenta del error? ¿De lo que implica darle voz al hombre agresor pidiendo perdón y en ninguna parte vemos a la nieta? Esa es la primera reacción que suscita esto, ¿o sea nadie se dio cuenta de que esto no está bien, de que este no es tipo de mensaje que necesitamos?”.

La victimización del agresor

Y es que según la publicista, el error más grande no es solo la poca claridad del mensaje concreto a transmitir, sino que en el mensaje subyacente que sí le llegó a las personas, “se entiende como una apología a la violencia, esta figura del pobre y cariñoso abuelito que llama al perdón, pero en ninguna parte se habla de justicia de reparación, ¿por qué el estado llama al perdón?, en ninguna parte vemos acciones claras donde se diga qué le vamos a dar a las mujeres, de qué forma vamos a garantizar el acceso a la justicia, no vemos menciones a políticas… nada”.

“Este video sale después de esta otra campaña donde llamaba a las mujeres golpeadas igual que los videos de los '90 a alzar la voz, de nuevo le estamos depositando la responsabilidad de la protección a las mujeres, ellas son quienes tienen que alzar la voz… yo me pregunto, ¿cuándo vamos a hacer piezas y campañas donde llamemos a la responsabilidad a los agresores? o donde prevengamos la violencia, donde eduquemos a las poblaciones para prevenirlas”, finalizó.

La victimización del agresor fue también lo que criticó la Red de Mujeres contra la Violencia, quienes calificaron la utilización de la imagen de un adulto mayor, en un contexto de crisis sanitaria donde son la población de mayor riesgo como algo “perverso”.

“Retratan a las mujeres como princesas, sin voz, sin acción, sin injerencia: personajes pasivos en su propia historia, cuando sabemos que lo clave para enfrentar situaciones de violencia es su propio poder personal y el apañe de sus redes de apoyo. Nuevamente la única voz que existe es la de un hombre que llora arrepentido sobre su propio actuar violento: las lágrimas y victimización de los agresores no salvan vidas”, añadieron.

Finalizaron criticando que “la penosa visión del MinMujeryEG es que las mujeres seguimos siendo pertenencia de los hombres”, al comunicar que la agresión a la “nieta” es un castigo para su abuelo agresor.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día