domingo, 17 de enero de 2021 Actualizado a las 00:09

BRAGA

90% de menores que sufren acoso o maltrato por su orientación sexual en el hogar, tienen como agresores a familiares cercanos

por 10 diciembre, 2020

90% de menores que sufren acoso o maltrato por su orientación sexual en el hogar, tienen como agresores a familiares cercanos

Créditos: Joanne Adela en Pexels

En el último informe del chat de ayuda de Fundación Todo Mejora, los datos presentan que es en el espacio familiar donde niñas, niños y adolescentes viven más situaciones de riesgo, llegando a cerca de un 60%. Esto superando al lugar de estudios que alcanza un 32%.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Esta jornada la Fundación Todo Mejora, presentó su Informe Bianual “Hora Segura”, el cual muestra la realidad de salud mental y situaciones de acoso y maltrato reportadas por jóvenes que han buscado apoyo en la institución entre agosto de 2018 y julio 2020. Desde 2015 que la fundación entrega contención a aquellos que sufren experiencias de polivictimización, principalmente relacionadas a su orientación sexual, identidad y/o expresión de género.

En este sentido, el 38% de usuarios entre 10 y 14 años presentan acoso o maltrato, principalmente en espacios familiares donde se concentra gran parte de la inseguridad que viven. De ese total, un 59% señala vivir esto en su propia casa, superando al lugar de estudios que alcanza un 32%.

En el chat gratuito y confidencial fueron atendidas 5,161 personas en los dos años que contempla el informe, que esta vez ahonda en las experiencias de los usuarios durante dos períodos particulares de crisis: el Estallido Social y la pandemia de Covid-19. “Poco sabemos de lo que ocurre a puertas cerradas en escenarios de confinamiento, se trata de un escenario opaco. Pero las conversaciones de la Hora Segura nos permiten abrir una ventana hacia esas vivencias subjetivas, muchas veces marcadas por diversos malos tratos”, explica la directora social de Fundación Todo Mejora, Rocío Faúndez.

De los casos que viven acoso, el 71% reporta que la violencia proviene de un adulto, y al preguntar por la conexión con esa persona, más del 90% reporta que es alguien cercano, ya sea que viva en el mismo lugar (49%) o no (44%).

“Esto se contrapone a la idea rígida y adultocéntrica resumida en el eslogan “no te metas con mis hijos” que supone, erróneamente, que los niños estarán bien y seguros sin la responsabilidad comunitaria de velar por el bienestar de quienes pueden estar más expuestos a la violencia o sin posibilidad de defenderse”, puntualiza Faúndez.

Maltrato en Pandemia

Durante el confinamiento ocasionado por la Pandemia, aumentaron las situaciones de victimización en el entorno familiar, tales como rechazo, hostigamiento, impedimentos para transicionar en el caso de adolescentes trans o para vivir su orientación sexual. En general, el prolongado confinamiento se traduce en una pérdida aguda de los espacios de autonomía. Además, hubo experiencias de alejamiento forzado de redes seguras, como las que tenían en los colegios y en terapia psicológica, además de falta de intimidad en el hogar para retomarlas vía online. “Mientras los espacios domésticos sigan siendo espacios de exposición, seguirá siendo necesario que la sociedad y el Estado se comprometan a resguardar el derecho a la integridad y a una vida libre de violencia para estas niñas, niños y adolescentes”, agrega Rocío Faúndez.

En este período también disminuyeron las instancias de socialización entre pares. Luego de experiencias de bullying, por ejemplo, usuarias y usuarios que se habían cambiado de colegio por este motivo, ahora deben conocer a sus pares por videollamadas. También, existen casos de violencia hacia identidades no binarias, por ejemplo, la obligación de que estudiantes trans que aún no inician su transición enciendan las cámaras, generando crisis de ansiedad o depresión por verse con un género con el que no se identifican, además de sentimientos de soledad y rechazo.

En las consultas posteriores al Estallido Social de octubre 2019, aumentaron las experiencias de rechazo familiar y los conflictos familiares. Asimismo, aumentó la inseguridad respecto al futuro del país y el futuro personal, ya sea académico o económico. Se mantuvieron dudas sobre problemas de pareja, orientación sexual e identidad de género o sobre cómo salir del clóset y hubo notorias experiencias de ansiedad y depresión, con dificultades de atención presencial por las condiciones de las ciudades.

Más de 95% de quienes contactan la Hora Segura lo realizan desde un celular (vs. 3,6% que lo hace desde computador y 1,2% desde tablet u otro), generando un espacio de autonomía y conexión segura desde esas casas donde muchas veces experimentan riesgos. “En este contexto, en que es muy probable que el confinamiento se prolongue por varios meses más, contar con líneas de ayuda para esta población, que funcionen en un lenguaje de chat, que es familiar y les proporciona la desinhibición del anonimato y la confidencialidad, es de vital importancia”, añade Rocío Faúndez, directora social de fundación Todo Mejora.

Los datos de este informe se basan en el público atendido en la intervención Hora Segura de Fundación Todo Mejora, en que un 64% de las personas tiene menos de 19 años, un 87% menos de 24 y el 96% tiene 29 años o menos. Además, un 58,4% de quienes se contactan se identifican como LGBTIQ+.

Si te sientes identificada o identificado con alguno de estos contenidos y necesitas ayuda puedes acceder a la Hora Segura desde la App Todo Mejora, desde la casilla de mensajería de Facebook de la fundación o de la página web de Todo Mejora www.todomejora.org. Ahí hay 70 voluntarias y voluntarios profesionales que podrán atenderte dentro de las 40 horas de atención en que el chat está disponible a la semana.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día