miércoles, 20 de enero de 2021 Actualizado a las 08:12

BRAGA

Maternidad voluntaria: la antesala del debate por la despenalización del aborto en Chile hasta la semana 14

por 13 enero, 2021

Maternidad voluntaria: la antesala del debate por la despenalización del aborto en Chile hasta la semana 14

Créditos: Foto de Agostina Mileo / Infobae

El objetivo concreto de la discusión es modificar o no, los artículos 342, 344 y 345 del Código Penal, además del debate sobre aplicar o no sanciones si el aborto ocurre después de las 14 semanas. Además, se discutirá en particular la corresponsabilidad en la carga familiar.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ha pasado poco más de una semana desde que se aprobó la Ley de Aborto libre en Argentina, luego de una ardua lucha. En Chile, la realidad es diferente, y si bien se ha logrado avanzar, aún queda mucho por hacer.

Actualmente en nuestro país, se encuentra vigente la Ley 21.030 de despenalización del aborto en tres causales, que reduce el acceso a este derecho a un pequeño número de personas y deja a la deriva a cientos de mujeres que se practican abortos en la clandestinidad. A pesar de que esta ley reivindica la figura de la mujer como sujeta de derecho, se considera insuficiente, puesto que, aún se debe tener en cuenta el hecho de que quienes necesiten abortar, lo harán dentro o fuera de las tres causales.

Es teniendo eso en cuenta que, inspiradas por la marea verde que comenzó en el país trasandino, hoy comienza en el Congreso la discusión parlamentaria del proyecto que busca despenalizar el aborto hasta las 14 semanas de gestación, sin causales. La Comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara de Diputadas y Diputados iniciará la tramitación desde las 15:00 horas.

El objetivo concreto de la discusión es modificar o no, los artículos 342, 344 y 345 del Código Penal, además del debate sobre aplicar o no sanciones si el aborto ocurre después de las 14 semanas. Además, se discutirá en particular la corresponsabilidad en la carga familiar.

Interrupción voluntaria del embarazo

A nivel mundial, el aborto es una práctica existente desde siempre, pese a las prohibiciones y la penalización que ha traído consigo. No obstante, las mujeres han sido sometidas a políticas estatales insuficientes a la hora de ser reconocidas como sujetas de derecho, cuando no se les hace partícipes en la toma de decisiones y no se proporciona información adecuada al momento de buscar soluciones frente a un embarazo no deseado. A esto, se suma, la falta de políticas educativas que incorporen la sexualidad como un elemento fundamental en la vida de las personas.

Mujeres de todo el mundo a lo largo de la historia han luchado por la conquista del aborto como derecho que reivindica la autonomía sobre los propios cuerpos. El aborto seguirá sucediendo, sea legal o no, aunque sea en condiciones de clandestinidad, por lo que se requiere con urgencia que sea comprendido como un hecho que incide en la salud y bienestar de cientos de mujeres, con consecuencias para la vida, evitables si se legislara para la mayoría.

La importancia de la educación

En este sentido, el Estado debe trabajar en materia de aborto de manera integral, con una mirada educativa que logre situar a toda mujer como agente activa de su sexualidad, con pleno conocimiento de sus derechos y opciones. Desde la Asociación Chilena de Protección de la Familia  (Aprofa), en conversación con la periodista Paula Peñaloza, apuestan a que las políticas públicas en materia de población y planificación familiar deben de estar orientadas en considerar a las mujeres como sujetas de derecho en primera instancia, para no trasgredir sus Derechos Sexuales y Reproductivos.

Asimismo, es sumamente “necesaria la Educación Integral de la Sexualidad (EIS), puesto que esta no solo permite generar procesos de enseñanza/aprendizaje en materia de sexualidad, sino también incluir una serie de temáticas indispensables al momento de la toma de decisiones en torno a la salud sexual y reproductiva, vale decir, la EIS por sobre todas las cosas permite que la mujer, sujeta de derecho, reciba la atención en salud que merece para lograr igualdad de condiciones, recibir información, compartir experiencias y tomar decisiones  en libertad, con plena dignidad”, expresan.

Según la coordinadora del Observatorio de Género y Equidad, Teresa Valdés, quien además fue asesora en el Ministerio de Salud, durante el gobierno de Michelle Bachelet, este es un debate que ya se dio en la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, pero aquí “lo que estamos planteando en este proyecto, tiene que ver con terminar con la tutela de la sociedad y del Estado, de distintas autoridades, sobre los cuerpos y la vida de la mujer”.

Para ella, nadie va a obligar a una mujer a hacer lo que no quiere, pero sí tiene que haber una posibilidad de una maternidad voluntaria, ya que la imposibilidad de las mujeres de decidir sobre su reproducción en caso de embarazo no deseado “tiene consecuencias muy graves para ellas, tiene consecuencias para los niños no deseados y para la sociedad toda”, comenta.

Además, según su análisis, existe una desigualdad muy importante entre hombres y mujeres a la hora de embarazos no deseados y que parte desde el sistema jurídico chileno, el cual no protege de la misma manera a los hombres que a las mujeres, no protege a las mujeres en el sentido de las obligaciones, las cargas, los deberes que impone”, finaliza.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día