miércoles, 20 de octubre de 2021 Actualizado a las 12:45

Yo opino

Criar en pandemia: un desafío

por 8 julio, 2021

Criar en pandemia: un desafío
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ya llevamos más de un año adaptándonos a la vida en pandemia, con períodos de encierro total y otros con mayores libertades, pero aun así con limitaciones propias del momento sanitario que vivimos. Celebramos pequeños respiros que de la mano de la responsabilidad nos permiten respirar y cuidar nuestra salud mental y la de nuestras familias.

Con una mezcla de sentimientos recibimos la última cuarentena, por un lado, entendemos la situación de riesgo nacional, y por otro se nos viene encima un muro lleno de dificultades que de a poco debemos ver cómo resolver.  En el caso de los que somos padres, es doloroso ver como nuestros hijos extrañan el colegio, jardín, jugar con sus amigos o simplemente ver otras caras.

La pandemia ha sido desafiante para todos y en todos los aspectos imaginables. El teletrabajo, que pareció un regalo en sus inicios - una forma de pasar más tiempo en familia - después de unos meses se convirtió en una situación agobiante y cansadora. Y si bien fue un paso enorme para exponer que este tipo de modelos es posible, y que la digitalización en las empresas hoy es clave, se extrañan los cafés y encuentros del día a día. Por su parte las clases online, han desgastado tanto a profesores como alumnos.  Como emprendedora, la pandemia ha sido un desafío que ha requerido capacidad adaptativa y oportunidades de cambio, como mamá: un torbellino de emociones, donde a medida que avanzamos vamos aprendiendo, perdonándonos y buscando la mejor manera de avanzar en algo en lo que nadie nos preparó.

Darme cuenta de que no estoy sola, como madre, ha sido uno de los consuelos más grandes que he tenido durante este período; y espero que sea así también para otr@s

Mantener 24/7 la capa de superhéroe que llevamos los papás no es tarea fácil y tampoco deberíamos agobiarnos por cumplirlo. Mostrarles lo que sentimos – sin hacerlos sentir culpable y fuera de una zona de confort – también será una enseñanza a futura, y que al igual que ellos tenemos frustraciones, problemas y días difíciles. No no saber qué hacer para mantenerlos sanos, entretenidos y cuerdos, es una parte de la crianza y obviarla solo aumentará el estado de estrés.

Dentro de la tormenta que estamos viviendo ver el lado positivo a veces puede parecer casi imposible.  Extrañamos a nuestros amigos y familia, y problemas diarios como internet, el ruido o la concentración de los niños en el colegio puede saturar a cualquiera. Pero es bueno hacer una pausa y reflexionar sobre qué aprendisajes podemos sacar de este periodo.

Y acá algo que he aprendido y quiero compartir con todos es que no soy la única. Sé que no estoy sola. Gracias a toda la conectividad actual, con redes sociales e internet, he encontrado comunidad y consuelo con otros padres y cuidadores. Influencers han presentado todo tipo de ideas y actividades para hacer de este período una situación un poco más amena. Editoriales infantiles han compartido contenido gratuito para que niños y padres puedan trabajar, conversar sus emociones; y seguir aprendiendo a través de historias y actividades.

Fue esto lo que nos inspiró en Babytuto a aportar con nuestro granito de arena por medio de diferentes acciones y canales. Organizamos IG Live mensuales sobre temas e interrogantes ligados a ser padres, encuestas para profundizar en los desafíos que tiene nuestro público y así entregar contenido específico y útil, ofrecemos asesorías para cuidadores, orientándolos en productos y consejos a través de nuestro sitio web, sin ningún compromiso de compra, y generamos constantemente notas en nuestro blog con ideas de actividades.

Criar un niñ@ no es fácil. Es un desafío. Es una incertidumbre constante. ¿Lo estoy haciendo bien? Circulan tantas opiniones, información diferente y estilos de crianza que a veces puede ser agobiante. Ninguno es mejor que el otro. Todos hacemos lo mejor que podemos, tanto dentro de nuestras capacidades y diferencias, lo relevante que existen espacios dónde podemos encontrar ayuda.

Darme cuenta de que no estoy sola, como madre, ha sido uno de los consuelos más grandes que he tenido durante este período; y espero que sea así también para otr@s. No hay que olvidar que estamos viviendo algo único, nunca antes visto en nuestro tiempo; y que lo que hacemos está bien. No existe la perfección.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día