jueves, 21 de octubre de 2021 Actualizado a las 03:05

Yo opino

La conquista del aborto: un derecho que reivindica la autonomía sobre los cuerpos

por 2 octubre, 2021

La conquista del aborto:  un derecho que reivindica la autonomía sobre los cuerpos

Crédito Imagen: Raúl Zamora/Aton Chile

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Este martes 28 de septiembre coincidieron dos hitos de gran relevancia: se conmemoró un nuevo Día por la Despenalización y Legalización del Aborto y se aprobó en la Cámara de Diputados el proyecto de despenalización dentro de las primeras 14 semanas. Un enorme paso en la discusión que pone a los derechos sexuales y reproductivos de la mujer en el centro.

En Chile tenemos la Ley 21.030 de despenalización del aborto en tres causales, que se reduce a un pequeño número de personas y deja a la deriva a cientos de mujeres que se practican abortos en la clandestinidad.

Apostamos a que las políticas públicas en materia de población y planificación familiar deben de estar orientadas en considerar a las mujeres como sujetas de derecho en primera instancia.

Las mujeres han sido sometidas a políticas estatales insuficientes a la hora de ser reconocidas como sujetas de derecho. A ello, se suma la falta de políticas educativas que incorporen la sexualidad como un elemento fundamental en la vida de las personas.

A lo largo de la historia se ha luchado por la conquista del aborto como un derecho que reivindica la autonomía sobre los propios cuerpos. La falta de garantías para el ejercicio de este derecho sin exclusiones por parte del Estado, amenaza el principio de indivisibilidad en materia de derechos humanos.

Apostamos a que las políticas públicas en materia de población y planificación familiar deben de estar orientadas en considerar a las mujeres como sujetas de derecho en primera instancia, para no transgredir sus derechos sexuales y reproductivos. Consideramos sumamente necesaria la Educación Integral de la Sexualidad (EIS), puesto que esta no solo permite generar procesos de enseñanza/aprendizaje en materia de sexualidad, sino también incluir una serie de temáticas indispensables al momento de la toma de decisiones en torno a la salud sexual y reproductiva, vale decir, permite que la mujer, reciba la atención en salud que merece para lograr igualdad de condiciones, recibir información, compartir experiencias y tomar decisiones  en libertad, con plena dignidad.

Débora Solís, directora ejecutiva de Aprofa.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día