jueves, 18 de agosto de 2022 Actualizado a las 21:26

Yo opino

Disciplinando "insurrectas" vía evaluación de desempeño: "Desde tiempos pretéritos quienes ostentan cargos se sienten con el derecho de disciplinar como si fueran padres"

por 28 octubre, 2021

Disciplinando «insurrectas» vía evaluación de desempeño: «Desde tiempos pretéritos quienes ostentan cargos se sienten con el derecho de disciplinar como si fueran padres»

Créditos: Foto de Yan Krukov en Pexels

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hemos sido testigos de cómo desde tiempos pretéritos quienes ostentan cargos se sienten con el derecho de disciplinar como si fueran padres a quienes les faltan el respeto. Tener opinión propia o conocimiento se paga caro. Porque todo aquello que contraviene la norma se paga bajo la supuesta legitimidad que otorga el cargo y lo que administrativamente cabe.

Aquí va la historia. San Pedro estaba en el cielo definiendo quien entraba al cielo o quien iba al purgatorio en la cuenta anual acumulativa. Se había estudiado las hojas de vida de cada año de los candidatos y de las candidatas a redención o a acumular mérito para irse al purgatorio. 

Es acaso que no caber en el selecto grupo de Santos de su devoción hacen meritorias las malas notas para disciplinar levantamientos.

En términos de redención laboral, solo los santos de su devoción siempre eran excelentes en todo. 

San Pedro tenía en su mente toda la información disponible. Obviamente, es San Pedro y tiene la información de todo. Sabe exactamente por quien votaron las y los pecadores, quiénes son fieles e infieles, cuáles son las intensas antes y las de ahora, los sumisos y los atrevidos antiguos y nuevos.

Un año a una candidata clave le quería poner nota buena no excelente ya que no estaba en la lista sagrada de Santos de su devoción. Pero la candidata clave se dio cuenta que por el mismo desempeño a otra candidata le habían puesto más puntos. Así que la candidata clave elevó apelación al Dios de ese momento. Y ¡Uy! curiosamente San Pedro admitió que se equivocó al escribir las cifras en su plataforma de notas anuales. De modo que no hubo mérito para restarle la excelencia.

San Pedro tiene sus mañas con tantos años de experiencia en el rubro así es que nuevamente indicó nota buena para el desempeño 2020. ¿Qué hizo de malo la candidata clave? Aquí hay cosas que no calzan. Si estuvimos en pandemia y sigue dando al 100% por qué restarle mérito a su trabajo. Es acaso que no caber en el selecto grupo de Santos de su devoción hacen meritorias las malas notas para disciplinar levantamientos. O será su condición de mujer que la hacen merecedora de acoso laboral persistente. 

Este San Pedro seguro que no es el único. Lectora que se siente reflejada en esta historia, comuníquelo. No aguante porque el purgatorio es el flagelo del patriarcado que exige más de lo que si mismo entrega. Mientras algunos tienen a la negra que les cocina y lava la ropa, usted se parte el lomo para cumplir con todo y después desde la plataforma le ponen antojadizos números bajos cuando deberían otorgar la nota máxima.



Insurrección contra San Pedro. Amén.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día