miércoles, 10 de agosto de 2022 Actualizado a las 00:36

BRAGA

¿Cómo hablar con los hijos frente a una sospecha de abuso?

por 27 junio, 2022

¿Cómo hablar con los hijos frente a una sospecha de abuso?
Un ambiente privado, control sobre las emociones y siempre creer en el relato, son algunos de los consejos para abordar el relato de agresión sexual que decida realizar el o la menor. También se debe tener en cuenta que el sobreviviente del abuso no quiera hablar sobre la situación, lo cual debe respetarse.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una agresión sexual es una de las experiencias más dolorosas que puede sufrir una persona. Es un impacto que acompaña a la víctima durante toda su vida, y de una relevancia tan gravitante para su desarrollo personal que lo más apropiado es llamarlos “sobrevivientes”.

Por tal razón, es que a quienes se les comunique sobre una agresión de este tipo deben comprender cómo abordar y contener al sobreviviente. “Si existe la posibilidad de que un hijo o hija quiera compartir con sus padres esa desgarradora experiencia, es necesario estar preparados, principalmente para acogerlos en su dolor’’, señala la directora ejecutiva de Praesidium Chile, consultora experta en prevención de abuso sexual, Ximena Schencke.

Otro consejo que señala la experta, es la importancia de tratar de mantener la calma al hablar con él o ella. “La primera respuesta del padre/madre tendrá un gran impacto en su hijo o hija, porque si percibe alarma o disgusto por lo que pasó, tal vez deje de contar’’.

Recomendaciones

De acuerdo a lo que explica Schencke, antes de hablar con los hijos sobre una sospecha de abuso hay que considerar ciertos aspectos para crear un espacio seguro de diálogo y contención.

En primer lugar, el momento del día y la atmósfera. Se recomienda escoger una ocasión tranquila y privada para hablar con su hijo/a.

Por otro lado, sostiene que se debe estar tranquilo y emocionalmente controlado. El niño/niña debe percibir que está abierto a discutir este tema y que puede enfrentar lo que surja de su relato, no importa lo que sea.

También señala que se debe considerar que es posible que su hijo/a no esté listo/a para hablar del tema, por lo tanto, no se le debe presionar. Hágale saber que usted está ahí para él/ella y que puede acudir a usted en cualquier momento.

Por último, no haga que la conversación sea incisiva o ansiosa. Mantenga siempre la tranquilidad, ya que esa actitud aumenta las posibilidades de que su hijo/hija busque su consejo en el futuro.

Para iniciar, desarrollar y finalizar la conversación, Schencke también entrega los siguientes consejos:

1. Inicie la conversación diciendo simplemente que desea hablar con él/ella sobre algo importante. "¿Podemos hablar sobre algo que creo es importante?". “¿Podemos conversar sobre algunos cambios en tu comportamiento que hemos visto en ti, últimamente, y queremos apoyarte hablando entre todos algunas soluciones?”.



2. Créale. Un abuso es una vivencia terrible y los expertos concuerdan en que los niños/niñas muy raramente mienten cuando cuentan una experiencia así de manera espontánea a alguien de su confianza. Los niños no suelen fantasear sobre lo que no han experimentado, cuando un niño describe en forma detallada y vívida una experiencia de abuso, no es posible atribuirla a su imaginación. Según estadísticas internacionales, en menos del 5% de los casos las denuncias son falsas.

3. Pregúntese si usted y su hijo/a quieren seguir hablando, muéstrese receptivo, pero no inquisitivo; evite revictimizarlo/a. “Cuéntame más si quieres, te escucho”. Su hijo/a puede sentirse incómodo, por lo que debe hacer todo lo posible para tranquilizarlo/a. Sentarse cerca, usar un tono de voz tranquilo, darle un abrazo, mantener sus manos tomadas son actitudes que les pueden ayudar. Si su hijo/a deja de hablar o se enoja, continúe consolándolo/a solo con gestos, no palabras.

4. Si su hijo/a comparte información acerca de un abuso, evite decirle: “¿Por qué no me dijiste antes?”. Deje que siga hablando. Dígale lo orgulloso que está de que haya hablado de esta situación con usted: “Sé que es difícil hablar de estos temas, pero queremos que estés seguro de que siempre estaremos disponibles para apoyarte, no importa lo que pase”. ¿Te gustaría que continuáramos esta conversación con ayuda adicional, como un especialista o sicólogo que tenga experiencia en este tipo de situaciones?

5. Después de la conversación es aconsejable escribir notas sobre el relato mientras aún está fresco en su mente. Si los hechos relatados por su hijo/a son constitutivos de delitos, cualquier persona, y no exclusivamente el padre o la madre, pueden denunciarlos. Para informar dudas o sospechas de abuso, comuníquese con la Fiscalía de la Zona, Carabineros o PDI.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día