Publicidad
Los desafíos para frenar el alza de ITS: educación sexual, políticas integrales y dejar atrás los estigmas BRAGA Créditos: Agencia Uno

Los desafíos para frenar el alza de ITS: educación sexual, políticas integrales y dejar atrás los estigmas

Según indica la matrona y profesional de Decido Informada, Macarena Moreno, la falta de información respecto a derechos, deberes y beneficios en relación con la salud sexual, son la consecuencia directa de las altas tasas de contagio de ITS, embarazos no planificados, entre otras cosas. Ante tal situación, la experta apunta a que es crucial generar políticas públicas integrales y de acceso a toda la población.


El alza de infecciones de transmisión sexual (ITS) en el país, es una de las temáticas más preocupantes con relación a la salud sexual en el último tiempo. Por ejemplo, el Ministerio de Salud (Minsal) informó que más de 35 mil personas han sido diagnosticadas con Sífilis en Chile. 

Esta lamentable situación radica en principalmente en la ausencia de educación sexual, así como la falta de políticas públicas que por muchos años se mantuvo en Chile. ‘‘La sexualidad aún sigue siendo un tema tabú en nuestra sociedad, no se conversa mucho y si se hace es desde una mirada negativa, sucio, o desde las consecuencias que conduce produciendo miedo o estigmas sociales’’, dice la matrona de Decido Informada, Macarena Moreno.

La profesional de salud indica que actualmente nadie sabe que son realmente las ITS, cómo identificarlas, cómo diagnosticar, qué hacer para prevenir concretamente, donde acudir, como tratar, etc.

A lo anterior se suma que muchas veces la sintomatología de las infecciones es variada, incluso hay algunas silenciosas que no dan síntomas de manera inicial, lo que las vuelve aún más riesgosas, ya que las personas no siempre saben que tienen la enfermedad y siguen contagiando a otros/as. 

‘‘La falta de información finalmente hace no tomar las mejores decisiones y trae consecuencias como las que vemos hoy, el aumento desmedido de infecciones de transmisión sexual, embarazo adolescente, embarazo no planificado, perpetuando las inequidades sociales’’, explica Moreno.

A opinión de la experta, la solución para aumentar la calidad de la salud sexual y reproductiva en el país, radica principalmente en la creación de políticas integrales enfocadas en la ciudadanía. 

‘‘Se debe contar con una política pública contundente al alcance de toda la población, todos los grupos etarios, hombres y mujeres, que considere todo el ciclo: prevención primaria (prevención de la enfermedad), secundaria (diagnóstico temprano, tratamiento) y terciaria (rehabilitación) de manera equitativa asegurando el acceso oportuno y fluido, en donde existan entidades y sistemas interrelacionadas para evitar vacíos’’, subraya la matrona.

Cabe señalar que hace algunos meses, desde el Minsal activaron su campaña para incorporar dispensadores de condones (internos y externos) en establecimientos de educación superior. Lamentablemente, la decisión de instalar los dispositivos recae en las universidades e institutos, o sea, es opcional. 

Por otro lado, destaca lo importante que es educar a todos y todas para que reconozcan sus derechos y beneficio respecto a sexualidad. De esta forma, sean las mismas personas quienes puedan también ayudar a prevenir en sus comunidades. 

‘‘Hoy se entregan preservativos gratuitos en todos los servicios de Salud (Cesfam) pero muchas veces no es un proceso simple. A los adolescentes, por ejemplo, les complica ir por vergüenza, por miedo a encontrar al vecino o al alguien que lo pueda estigmatizar’’, puntualiza la profesional de salud.

Publicidad

Tendencias