sábado, 23 de octubre de 2021 Actualizado a las 03:20

Mañana se presenta en Río de Janeiro

Cultura - El Mostrador

Imagine Dragons en Chile, la explosión de una banda que dejó de ser revelación

por 15 abril, 2015

Imagine Dragons en Chile, la explosión de una banda que dejó de ser revelación
La fuerza de la música de los dragones de la imaginación, con una mezcla de baladas pop con rock alternativo, consolidan a una banda que dejó de ser revelación y hacen que su público espere de ellos más discos igual de exitosos, ya que conocen la fórmula y la tienen más que probada.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Con un sonido impactante y gran calidad vocal de su líder Dan Reynolds, Imagine Dragons se presentó por segunda vez en Chile, la noche del 12 de abril en el Movistar Arena. Cuando faltaban 10 minutos para las 21.00 horas, comenzó uno de los recitales más esperados por los fanáticos del rock pop alternativo en Chile, y lo hizo bastante puntual para lo que estamos acostumbrados.

El grupo revelación de Lollapalooza Chile 2014 –cuyo nombre original es un anagrama de Ragged Insomnia (Andrajoso Insomnio)– que a esa fecha sólo tenía un disco denominado Night Vision, logró impactar a las audiencias con sus sonidos altos y bajos, y abundantes percusiones que prometen una marcha de ritmos, todos muy eufóricos.

Oriunda de las Vegas, esta agrupación hizo recordar los exitosos inicios de The Killers, lo que en sí augura un futuro musical promisorio para este emergente grupo.

En este concierto, que da inicio en Chile a su gira por Latinoamérica, vino a presentar su segunda placa Smoke + Mirrors, con canciones más lentas, pero no menos armoniosas, encantando con su repertorio a una fanaticada principalmente adolescente. No por nada su disco debut fue el ganador del premio Billboard a Mejor Álbum Rock del año 2014.

Los coros de sus músicos, el guitarrista Wayne Sermón, el bajista Ben McKee, y el baterista Daniel Platzman, hicieron marchar y bailar al Movistar, y complementan la gran voz de "Danielito", como su profesora de español le decía, anécdota que contó entre muchas otras en un español "gringo", lo que provocó una cercanía poco habitual con el público. Cercanía que fue correspondida por más 10 mil personas que corearon al unísono todas las canciones del primer álbum.

Se vio a un Arena extasiado, que con un inglés bastante aceptable cantó Demons, On top of the world, It's Time. En el play list escogido, faltó, eso sí, la desgarradora Bledding out, pero esto no fue motivo para que el público siguiera cada canción de su segundo disco, partiendo con Shot, luego Summer, Gold, Trouble, Polaroid, I bet my life y Dream. Las canciones de Imagine Dragons están cargadas de tragedia y frustración, pero también de esperanza. Para ellos componer música es una especie de "proceso terapéutico".

El clímax de la noche lo marcó Radioactive, canción apocalíptica considerada por la revista Rolling Stone como "el mayor éxito rock del año 2013".

La fuerza de la música de los dragones de la imaginación, con una mezcla de baladas pop con rock alternativo, consolidan a una banda que dejó de ser revelación y hacen que su público espere de ellos más discos igual de exitosos, ya que conocen la fórmula y la tienen más que probada.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV