sábado, 4 de diciembre de 2021 Actualizado a las 02:17

La producción fue un proyecto de título de los realizadores

Cultura - El Mostrador

“Víctimas”, la primera serie chilena hecha para Instagram

por 12 mayo, 2017

“Víctimas”, la primera serie chilena hecha para Instagram
Con un total de 90 mil reproducciones, la primera serie producida en Chile, pensada exclusivamente para ser exhibida en Instagram, ha cautivado el público en una nueva forma de contar historias. La producción de Felipe Morales y Violeta Marín, logró encontrar en la popular red social un medio de publicar capítulos cortos, pero que tienen mucho que contar. Acoso, violencia y problemas familiares son principales temas que seducen y intrigan al público en los primero segundos de cada episodio de "Víctimas".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En tiempos que Netflix y otros servicios de streaming van suplantando poco a poco la programación de la tradicional TV por cable, los productores audiovisuales empiezan a cuestionarse si podría existir alguna otra mejor opción para visualizar sus producciones.

En Chile se está probando transmitir contenido audiovisuales en plataformas nuevas, aprovechando el intenso uso de las redes sociales. La web serie “Víctimas”, por ejemplo, es la primera del país, hecha para ser vista en Instagram. Son diez capítulos, cada uno con apenas un minuto que cuentan una parte de la historia  extremamente compleja y que despierta curiosidad en muy poco tiempo.

La trama empieza cuando Roberto (Patricio Le-Beuffe), un padre de familia, cruza con la colegial Nicole (Nicole Monsalves) en el ascensor del edifico en que viven. En el primer capítulo ya se plantea la polémica muy discutida entre la audiencia de “Víctimas”: ¿Qué habrá pasado entre ellos durante ese encuentro? El público luego se divide entre confiar en la acusación de acoso que le hace Nicole a Roberto, o creer en la inocencia del hombre.

“Víctimas”, en realidad, surgió como un proyecto de título del director Felipe Morales y de la productora Violeta Marín, cuando egresaron de la carrera de Comunicación Audiovisual del Instituto Santo Tomás.

Los realizadores explican que les interesa que el público sienta curiosidad por saber que pasará en los siguientes capítulos, tal como ocurre en las teleseries. Para ellos uno de los retos más grande fue tener que contar toda la historia de un capítulo en un minuto, que es el máximo de tiempo que permite Instagram para sus publicaciones. A  medida que avanzan los capítulos, las situaciones se tornan cada vez más controvertidas.

“Primero piensan ‘¡Ah pobrecita la Nicole!’ y conforme avanzan en la serie se comienza a dudar de sus reales intenciones. Jugamos de esa manera con los prejuicios y también hacemos una metáfora con lo que pasa actualmente, cuando sucede algo, se opina y hacen juicios sin conocer la totalidad de las situaciones. Nos ha sorprendido mucho que más allá de las visualizaciones, la gente comenta y nos envía mensaje por interno preguntando de manera ansiosa por el desenlace de la historia”, cuenta Morales.

Desde que empezaron el rodaje, de la web serie, los responsables decidieron que historia sería transmitida vía exclusivamente por Instagram.

“Tenemos páginas en varias redes sociales pero creamos el contenido para nuestra cuenta de Instagram. La difusión es mas sencillas en las redes pero es muy difícil construir guiones con historias de un minuto y como la imagen está hecha para ser visualizada en pantallas pequeñas como la del teléfono, optamos por realizar tomas de primeros planos de los personajes y no de espacios abierto”, explica.

La dudosa acusación de acoso de la parte de Nicole a su vecino Roberto es uno de los elementos de la trama que enganchan a los videntes.

Morales y Marín cuentan que se basaron en diversos estudios acerca del consumo de material audiovisual en telefonía móvil y buscaron referencias en otras series internacionales pioneras en exhibir sus capítulos en Instagram, como es el caso de la producción inglesa “Shield 5”.

“Conocimos algunos antecedentes, como la serie realizada en Inglaterra con capítulos de 15 segundos. También consideramos estudios realizados en Chile que concluyen que el grado de atención máximo de los usuarios de vídeos de internet, visualizados por teléfono no supera los 7 minutos. Habían estudios también que decían que mucha gente mira vídeos en el camino entre la casa y el trabajo o el colegio, la universidad. Pensamos entonces en hacer una temporada completa en sólo diez minutos una temporada completa es mucho más simple lograr que la gente te vea”, señala.

Con la tendencia del público en priorizar vídeos cortos, Morales y Marín encontraron el desafío de realizar una serie que mantuviera la atención del público en la serie, mientras sufre un '"bombardeo" de informaciones paralelas que pueden fácilmente llamar la atención de otro contenido.

“Es tanta la oferta que hay ahora, que mientras uno va mirando un vídeo ya aparecen otras sugerencias al lado y que uno pincha y se depara con contenidos distintos olvidando rápidamente de lo que estaba vendo. No es como un éxito de Netflix como ‘13 Reasons Why’ que todos están hablando y uno busca acerca y se sienta frente a una televisión o computadora para mirar. Estábamos lidiando con una serie inicialmente desconocida para la gente. Teníamos poco tiempo para seducir el público cuando este se topara con el capítulo en su cuenta de Instagram. Las personas quieren ver cosas más rápidas”, analiza.

La primera temporada completa de "Víctimas" puede ser vista en www.instagram.com/serievictimas/

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV