lunes, 19 de abril de 2021 Actualizado a las 22:05

CULTURA

Cultura - El Mostrador

"La lección de pintura", el documental sobre la emblemática obra de huesos humanos pintados de Arturo Duclós

por 27 julio, 2018

“La lección de pintura”, el documental sobre la emblemática obra de huesos humanos pintados de Arturo Duclós
"La idea era documentar de manera no ficción el trabajo de Arturo", comenta la realizadora Dominique Martel. "Él también comenta la idea de por qué comienza a trabajar con huesos, su relación con el norte. Como su mamá trabajaba en el hospital, Arturo tenía una fijación con los huesos, con los símbolos, con los muertos". Habrá una función única el viernes 3 de agosto.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un documental sobre una emblemática y provocadora obra de arte de los años 80 –una serie de huesos humanos pintados– estrenará la próxima semana la realizadora Dominique Martel (Valdivia, 1984).

Se trata de "La lección de anatomía", una película sobre la obra homónima del artista Arturo Duclós (Santiago, 1959), que data de 1985 y se vincula con la violencia política de la época.

En una función única para todo público, el Espacio O (Villavicencio 395, piso 3, Metro UC) mostrará la cinta el viernes 3 de agosto, a las 19:30 horas.

Junto al visionado del documental que dura 30 minutos, se realizará un conversatorio con el artista y un grupo invitado –Ricardo Loebell, escritor, critico de arte y académico; Carlos Flores, documentalista y académico; y el artista Mario Soro– para comentar el proyecto documental y la trayectoria de esta obra en el contexto nacional.

El objetivo de la actividad, según los organizadores, es invitar a reflexionar y generar instancias de encuentro y debate sobre el arte chileno, inaugurando un ciclo que comienza con el trabajo de este influyente artista nacional.

La obra "La lección de anatomía": una serie de huesos pintados sobre una toalla blanca.

Fijación con los huesos

El filme recorre la trayectoria biográfica de Duclós, entre otros con su infancia en Calama, donde su madre trabajaba en el hospital como pediatra y él estuvo en contacto con la cultura arqueológica de la zona.

También recuerda una bandera chilena realizada con fémures –que causó revuelo en 1995 en una muestra en el Museo de Bellas Artes– y una performance del año 2017, "Polvo de estrellas", en la Galería Metales Pesados. En ella el artista molió un cráneo humano hasta hacerlo polvo y luego lo sopló hacia los cuatro puntos cardinales, a modo de ritual indígena.

"Ahí había todo una reflexión que tenía que ver con la creación de la vida en la tierra a través del viaje que hacían, a través de las estrellas, las partículas de carbono", recuerda Duclós.

Obra y derechos humanos

La documentalista logra que el artista establezca un relato de su obra y su vinculación con las problemáticas sobre derechos humanos, que ha trabajado durante tres décadas, en un ciclo que ahora recién termina.

"La idea era documentar de manera no ficción el trabajo de Arturo", comenta Martel. "Él también comenta la idea de por qué comienza a trabajar con huesos, su relación con el norte. Como su mamá trabajaba en el hospital, Arturo tenía una fijación con los huesos, con los símbolos, con los muertos".

Martel se centró en "La lección de anatomía" porque cree que, en la obra de Duclós con los huesos humanos, es su masterpiece. Además hace referencia a la obra de pintura homónima de Rembrandt del año 1632.

"Él toma el nombre para hacer esa alusión que también tiene que ver con los desaparecidos y los muertos de la dictadura", afirma la realizadora.

Más tarde, en los 90, "la bandera, por ejemplo, era un retrato de Chile. Los huesos mostraban una realidad que había estado oculta, a pesar de la Comisión Rettig y los cinco años tras el fin de la dictadura", reflexiona Duclós.

"Creo que son obras vigentes, porque son importantes. Cualquier obra grande no pasa de moda, no se olvida, creo yo", concluye la directora.

Martel es productora y documentalista, licenciada en cine documental de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano. Ha sido productora de una docena de largometrajes documentales y de ficción junto a destacados realizadores nacionales. Actualmente, realiza un magíster en cine documental en la Universidad de Chile, y continúa investigando sobre la obra de este artista en proyectos futuros.

El artista Duclós y la realizadora Dominique Martel.

Juego semiológico

"Mi trabajo con las osamentas tiene que ver con la cercanía (de la cultura arqueológica en Calama) y luego se trasladó a la problemática de los derechos humanos", expresa Duclós.

"La lección de anatomía" está compuesta por 132 huesos –tres cráneos, costillas y fémures, entre otros– que obtuvo legalmente en el Cementerio General, cuando era ayudante de Dibujo en la Universidad Católica y los usaban para estudios de anatomía.

Fue montada inicialmente en 1985 en la céntrica galería Bucci y causó todo un revuelo en la época, que para Duclós se relaciona, entre otros aspectos, con que en aquel momento no se podía hablar abiertamente de los asesinatos de la dictadura. Además, en aquel entonces había una discusión sobre la pintura y la instalación, y con esta obra Duclós lograba fusionar ambas, en una "época de discursos cifrados" por la represión y la censura.

"El hecho de que yo cubriera los huesos parcialmente con pintura implicaba también una suerte de revestimiento, como si yo quisiera ponerles una nueva piel, encarnarlos. Ese concepto de encarnación es un concepto de la pintura, donde poner color a una pieza se llama carnación. Me interesaba mucho este juego semiológico que había entre la idea de la pintura, la encarnación, la osamenta que se encarnaba y volvía a tomar cuerpo a través de la pintura", recuerda.

Posteriormente, la obra viajó por el mundo, entre otros en la Universidad de Essex, en Inglaterra, donde la muestra se inauguró en octubre de 1998, poco antes de la detención del ex dictador Augusto Pinochet en Londres. "Mira qué karmático", comenta.

Hoy está en el Museo de Artes Visuales (MAVI), donde fue exhibida la última vez en 2015, junto a otras obras de Escena de Avanzada, un grupo de vanguardia de los 80. Para el documental, fue nuevamente montada en 2016.

El documental inicia y cierra con la performance "Polvo de estrellas", en lo que Duclós considera un cierre de ciclo.

"Creo que habrá sido la última obra con huesos que yo haga. Después de 28 años del fin de la dictadura, recién ahora se están cerrando algunos juicios, como la condena a los asesinos de Víctor Jara, y no completamente, porque aún queda mucha gente sin explicación. Recién los casos más emblemáticos se han podido ir cerrando por la justicia", expresa.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV