viernes, 16 de noviembre de 2018 Actualizado a las 16:07

CULTURA

Cultura - El Mostrador

FSF: la banda punk alemana que no soporta a los nazis ni a radicales de derecha

por 8 noviembre, 2018

DW
FSF: la banda punk alemana que no soporta a los nazis ni a radicales de derecha
El grupo de punk alemán FSF provoca, se opone a la ley y ha sido vigilado. Tanto es así, que llama la atención de la Oficina de Protección de la Constitución del país más que ciertos terroristas de extrema derecha.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Cuando vemos que ustedes vomitan, nos sentimos bien”: tras esa frase no queda mucho más que decir, pero así se expresa la banda de punk alemana Feine Sahne Fischfilet “FSF“ (literalmente "Filete de Pescado en Crema Fina"), la cual no soporta a nazis ni a radicales de derecha.

Los seis músicos de FSF se presentan en cualquier lugar donde existan razones para oponerse al extremismo de derecha. Sus canciones suenan a violencia, disturbios e ira. Sus letras están llenas de confrontación.

FSF comenzó a realizar giras alrededor del país y fue atacada en muchas de sus presentaciones. Pero los músicos siguieron firmes, tomando partido por grupos antifascistas, despotricando sobre extremistas de derecha y participando en demostraciones anti nazis.  “Amamos la vida, nos gusta tomar, nos gusta ser antisociales a veces, pero así mismo nos gusta leer libros”, dijo Monchi en una entrevista.

Hace tres años la banda estaba en la lista de vigilancia de la Oficina de Protección a la Constitucional del Estado de Mecklenburgo -Pomerania Occidental. Era considerada por esa instancia explícitamente como un grupo que quiere "disolver las estructuras del Estado de derecho" y ve la violencia como “una opción legítima en la confrontación con el opositor político”.

Punk de izquierda contra mafias de extrema derecha

Se dice que FSF tiene todo lo que necesita una banda de punk. Fue fundada en 2007 en Greifswald, cerca de Rostock. Una región que es blanco de extremistas de derecha desde hace mucho tiempo. Un ejemplo claro son los disturbios racistas en Rostock-Lichtenhagen en 1992, los cuales fueron noticia alrededor del mundo.

El cantante Jan “Monchi” Gorkow ama a su Estado, Mecklenburgo -Pomerania Occidental, y quiere prevenir que las ideas de extrema derecha se sigan expandiendo. Es por eso que viaja con su banda a pueblos, centros autonomistas y juveniles para tocar.

La banda lanzó dos álbumes, en 2009 y 2011. Su álbum de 2012, Scheitern & Verstehen (Fracasar & Entender) fue el primero bajo contrato con un sello discográfico.

FSF, ¿más peligros que la NSU?

El reporte de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución de Alemania sobre la banda fue publicado justo antes que se editara uno de sus álbumes, y eso fue la mejor promoción para los músicos. Rápidamente corrió el rumor de que la agencia de espías estaba más preocupada sobre este grupo de punk que por los terroristas de derecha del “Nationalsozialistischer Untergrund” (NSU). Y fue así como el grupo ganó más popularidad.

FSF comenzó a realizar giras alrededor del país y fue atacada en muchas de sus presentaciones. Pero los músicos siguieron firmes, tomando partido por grupos antifascistas, despotricando sobre extremistas de derecha y participando en demostraciones anti nazis.  “Amamos la vida, nos gusta tomar, nos gusta ser antisociales a veces, pero así mismo nos gusta leer libros”, dijo Monchi en una entrevista en el programa Tagesschau 24. Desde entonces han estado de gira con el reconocido grupo Toten Hosen y se han hecho populares en diferentes festivales alemanes como Rock am Ring, Dreichbrand y Hurricane.

¿Miedo al mainstream?

La banda está un poco abrumada con tanto éxito y así mismo están los fans. ¿Habría riesgo de que la banda se convirtiera en un grupo corriente y masivo? Monchi respondió  en una entrevista televisiva al canal ARD: “No. Los grandes escenarios de festivales son los lugares perfectos para compartir las posturas políticas con miles de personas y celebrar juntos”.

Su álbum Sturm & Dreck (Tormenta & Suciedad) lanzado en 2018 ha sido el más exitoso hasta entonces, alcanzando el tercer lugar en las listas alemanas.

#WirSindMehr (#NosotrosSomosMás)

El 3 de septiembre de este año, alrededor de 65.000 personas se reunieron en Chemnitz para alzar sus voces y enviar un mensaje a los extremistas de derecha: #NosotrosSomosMás, luego de los ataques racistas de la semana previa.

Las bandas Toten Hosen, Kraftclub y Rockstock Marteria se presentaron, así como FSF. Momentos antes, alguien decidió desacreditar a la banda haciendo circular una foto en la que el cantante Monchi inclinaba su brazo supuestamente con el saludo hitleriano. Rápidamente se descubrió que la imagen provenía de una captura de pantalla de un video en el cual Monchi estaba saludando la cámara, y no haciendo ese saludo.

El punk también necesita una pizca de odio

A pesar de que algunas de las canciones hablan sobre odio y son desaprobadas por los críticos, partes de las letras son compartidas en las redes sociales. Un ejemplo: “La siguiente estación de Policía está a un tiro de piedra”.

El guitarrista, Christoph Sell, aseguró en una entrevista con Tagesschau 24: “Es claro que queremos una sociedad pluralista. Es por eso que defendemos los derechos de los fugitivos y que somos parte de la campaña de ´Cohesión contra el campo de derecha´”. Por su parte, Monchi piensa que la banda puede mostrar exactamente “lo que pensamos de los idiotas en nuestra sociedad”, precisamente con sus letras. El odio es un sentimiento que la gente siente dependiendo de las circunstancias y de sus creencias. “Cuando la gente hace un llamado para que se vayan los refugiados, por supuesto que da rabia. Y creo que es muy importante no ser indiferente.”

DW

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV