jueves, 28 de mayo de 2020 Actualizado a las 01:04

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Golpe a la cultura: echan a 44 trabajadores del sistema bibliotecario de Providencia

por 9 abril, 2020

Golpe a la cultura: echan a 44 trabajadores del sistema bibliotecario de Providencia
Los despidos serían parte de un total de 300 en dicha alcaldía, en medio de la crisis económica que sufre el país por el coronavirus y la consiguiente paralización de la actividad económica y los pagos de impuestos municipales, como el permiso de circulación.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los trabajadores del Sistema de Bibliotecas de Providencia denunciaron este miércoles la desvinculación masiva por parte de la Municipalidad de Providencia, que afectó a 45 trabajadores a honorarios, el 80% de los trabajadores de toda la red de bibliotecas.

Los despidos serían parte de un total de 295, en medio de la crisis económica que sufre el país por el coronavirus y la consiguiente paralización de la actividad económica y los pagos de impuestos municipales, como el permiso de circulación.

"Los casi 300 trabajadores de la Municipalidad de Providencia desvinculados por Matthei, sin consulta al Concejo, no tendrán ni desahucio ni seguro de desempleo... es muy cruel", comentó en Twitter el concejal Pablo Jaeger. "¿Por qué no se nos dio a los Concejales la posibilidad de buscar otras alternativas de ahorro?", se preguntó.

La alcaldesa y ex ministra de Trabajo Evelyn Matthei, justificó los despidos este jueves en el matinal "Bienvenidos", al señalar que en el caso de las bibliotecas se trataba de personal partime. Sin embargo, esto fue rechazado por los trabajadores.

Despido por teléfono

Según un comunicado de los trabajadores del sistema bibliotecario, los despidos fueron comunicados por teléfono.

La explicación fue "un supuesto déficit que ha estado acarreando la Municipalidad desde octubre del 2019 y que hoy esta situación se ha visto acentuada por el contexto de la pandemia Covid-19, teniendo así que cerrar de manera indefinida todas las sedes del Sistema de Bibliotecas de Providencia".

"Muchos de nosotros hemos trabajado durante años en calidad de trabajadores a honorarios, emitiendo mes a mes boletas por cumplir responsabilidades y obligaciones, desarrolladas siempre en una relación de subordinación y dependencia que ameritaban la existencia de un contrato de trabajo, pero que siempre se nos negó", denunció la declaración.

Dentro de los trabajadores desvinculados del sistema bibliotecario se encuentran encargados de sedes, de cultura, áreas audiovisuales, préstamos, y atención a público.

"Lo que sorprende y es la facilidad con que desmontan una unidad municipal que está entre las mejor evaluadas de Chile y que por décadas ha fomentado la lectura las actividades culturales asociadas a esta labor", comentó uno de los afectados, que pidió no ser identificado.

"Además cada uno de nosotros conocía la comunidad de cada sede siendo este un conocimiento valioso y muy reconocido por la comunidad. en todas las encuestas que realizó el municipio".

"Lamentamos ver en primera persona cómo el área cultural es directamente afectada por esta decisión unilateral, injusta e ilegal, además de poner en riesgo el sustento de numerosas familias al no poder recurrir ni a un seguro de cesantía, un finiquito o incluso la posibilidad de encontrar trabajo a corto plazo, teniendo que sortear así
quizás meses de desempleo sin ninguna protección, garantía y aviso previo", señala el comunicado.

Decisión unilateral

Tras ser consultada sobre la cifra de 295 despidos, la municipalidad se negó a confirmar las cifras.

"La cifra no es correcta. No se entregará detalles hasta que se converse primero con los trabajadores involucrados por respeto a ellos", señaló una fuente de la municipalidad.

Otra fuente municipal, en tanto, reiteró que la situación financiera de las alcaldías "es desesperada".

"Nosotros hemos partido por frenar las nuevas inversiones, y no seguir pagando por talleres o clases al aire libre, que con motivo del coronavirus, o con recintos vandalizados, como ha ocurrido con las bibliotecas, no se pueden realizar, y dichas clases no se retomarán en varios meses aparentemente", dijo Paulina Lobos, administradora municipal de Providencia.

Matthei señaló este jueves en "Bienvenidos" que "en el caso de las bibliotecas tenemos gente que hacía extensión horaria (...) queríamos que funcionara el sábado o el domingo. Muchas personas que eran estudiantes, les dábamos la oportunidad para hacer esos horarios, y tuvimos que cortar. No son personales full time, son personas que hacían labores específicas".

Sin embargo, esto fue desmentido por Manola Pérez, vocera de los despedidos.

Pérez aseguró que "la mayoría de los trabajadores desvinculados el día de ayer, son full time, esto quiere decir que cumplían labores de lunes a viernes, jornadas completas, en varios casos de 9 a 18 horas, con horarios de entrada y salida establecidos".

"No eran labores específicas las que se cumplían y no eran simplemente estudiantes. Muchos contamos con títulos universitarios y técnicos. De hecho, la Municipalidad paga sueldos en base al grado académico", dijo.

"Éramos funcionarios municipales, debíamos ocupar uniformes incluso, responder a jefaturas, estar a cargo de sedes completas en algunos casos", agregó.

Waldo Carrasco, ex director de la Biblioteca de Providencia, también lamentó la situación.

"Dejamos las bases para implementar una biblioteca virtual que hubiera significado la continuidad del servicio en estas circunstancias. Y posibilitado reasignar funcionarios de excelencia como éstos en nuevas tareas", lamentó en Twitter.

Falta de diálogo

Según la trabajadora, nunca existió una negociación de por medio, o una voluntad de parte de la Municipalidad a adecuar horarios, cargos y sueldos.

"Trabajamos durante años como 'falsos honorarios', ya que debieron habernos hecho contrato según todas las regulaciones del Código del Trabajo. Al estar como honorarios, no tendríamos por qué haber cumplido horarios y funciones de esta índole, pero lo hicimos porque es así como funciona el 90% de los cargos en la Municipalidad", advirtió.

Además señaló que en el Sistema de Bibliotecas de Providencia, hay sólo 4 personas contratadas de planta, y cerca de 50 a honorarios.

"Nuestros sueldos quedaron pactados en diciembre del 2019, la Municipalidad aprobó en esa fecha el presupuesto del 2020. Si decidieron mover fondos y ocuparlos en otras áreas, debió haberse transparentado en el concejo municipal, y no se hizo. Los concejales no tenían idea de estos despidos", concluyó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV