martes, 4 de agosto de 2020 Actualizado a las 21:04

CULTURA|OPINIÓN

Autor Imagen

"La Red Avispa": la historia (mal) contada cuando aún no es historia

por 13 julio, 2020

Esta es una película de Netflix, dirigida por el francés Olivier Assayas, que se queda en medio de todo. Una dirección de actores tan pobre que por momento parece que es un grupo quien dirige; un guión lleno de subtramas que no terminan por tejer la red que anuncia en su título ni por ningún lugar llegan a cinco las historias que uno espera. Penélope Cruz no termina de dar una cubana, menos el personaje que encargan. Edgar Ramírez se ve mejor, Gael García Bernal se ve cómodo, Wagner Roura no llega a ninguno de sus personajes memorables, y todos ellos solo logran una trama a saltos que deja mucho para la investigación si se quiere saber del tema, o confunde cuando menos sobre lo que verdaderamente pasó.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La película "La Red Avispa", del francés Olivier Assayas (París, 1955), es uno de los últimos estrenos de la plataforma Netflix.

Antes el galo dirigió películas como "Las horas del verano" y "Personal shopper" (ganadora en Cannes), además de la serie "Carlos", sobre el famoso terrorista venezolano Ilich Ramírez.

En esta ocasión, su cinta cuenta la historia de un grupo de espías cubanos que se infiltra entre los grupos de exiliados anticastristas en Florida para combatir los ataques contra la isla a mediados de los 90. Está basada en el libro "The Last Soldiers of the Cold War" (2011), del brasileño Fernando Morais.

Historia de la Guerra Fría

Las acciones de los anticastristas incluían desde avionetas que ingresaban ilegalmente al espacio aéreo cubano para rescatar a balseros y lanzar panfletos sobre La Habana, hasta la colocación de bombas y el ametrallamiento en playas y hoteles para dañar el sector turístico de la isla, con participación de grupos como "Hermanos al Rescate" y personajes como el terrorista cubano Luis Posada Carriles.

Los personajes son interpretados por un elenco multinacional que incluye a la española Penélope Cruz, el mexicano Gael García Bernal, el venezolano Edgar Ramírez, el brasileño Wagner Moura, el argentino Leonardo Sbaraglia y la cubana Ana de Armas.

Este film está basado en la historia real de cinco cubanos condenados por espionaje en Estados Unidos en 2001. Formaban parte de un grupo más numeroso, pero el resto, a diferencia de ellos, prefirió colaborar con las autoridades norteamericanas para evitar la prisión.

Tras una campaña internacional a su favor, en 2014 fueron liberados los últimos tres de ellos. Ellos son conocidos en Cuba como "Los cinco".

¿Film o historia?

¿Sobre qué debemos escribir en esta reseña? ¿Nos centramos en la película, o en la trama que intenta llevar a escena?

Es difícil para un cubano, por muy periodista que intente ser, tratar este tema como un guión de película. Ésta es la historia de lo que pudo ser la última trama épica de la Guerra Fría o al menos del diferendo histórico entre Cuba y los Estados Unidos, si es que los esfuerzos del presidente Barack Obama hubieran tenido una segunda oportunidad.

Es casi imposible dejar de ver este tema como algo particular, como una historia que forma parte de la historia común de Cuba en estos largos años de crisis que aún no terminan. Porque las largas jornadas dedicadas a "Los Cinco" (según términos oficiales en Cuba), o los espías cubanos (según sus detractores desde Miami), son sin dudas las últimas y más sonadas luchas que capitaneó Fidel Castro en el ocaso de su vida.

También formó parte de las conversaciones de sobremesa en las tardes noches cubanas, de los motivos de división familiar a ambos lados de la Florida. Un tema de las más incontables pasiones entre cubanos y admiradores de la isla, ya fuera de un lado o del otro del espectro ideológico. Por tanto, hablar de algo que sucedió hace tantos años para unos, puede ser para muchos algo que pasó “ayer”, imposible de valorar con la distancia y el extrañamiento que un episodio así merece.

La película

Pero si de crítica cinematográfica se trata, ésta es una película que se queda en medio de todo. Una dirección de actores tan pobre que por momento parece que es un grupo quien dirige; un guión lleno de subtramas que no terminan por tejer la red que anuncia en su título ni por ningún lugar llegan a cinco las historias que uno espera.

Es cierto que se basa en los personajes que tal vez sean más histriónicos en esta trama, pero deja por fuera algunas historias que bien podrían dar forma al modo en que opera una red de espionaje con una misión verdaderamente compleja en tiempos en que esto se paga con la vida… o pudriéndose en las cárceles lejanas de su casa.

Los actores tienen también, en su mayoría, altas y bajas en una actuación de las que esperábamos más. El director logró reunir un elenco estelar para tratar un tema que por lo menos traería (no importa la calidad del filme) un rechazo en Miami.

Penélope Cruz no termina de dar una cubana, menos el personaje que le encargan. Edgar Ramírez se ve mejor, Gael García Bernal se ve cómodo, Wagner Roura no llega a ninguno de sus personajes memorables, y todos ellos solo logran una trama a saltos que deja mucho para la investigación si se quiere saber del tema, o confunde cuando menos sobre lo que verdaderamente pasó.

¿Lo mejor? Se dicen muchas verdades que hasta hoy estuvieron (y están) vetadas en los medios de muchos lugares: se toca de manera directa la vinculación del terrorismo, del narcotráfico, de los negocios con posibles altruistas intenciones como la de rescatar a los cubanos que en balsas se lanzaban a cruzar el estrecho de la Florida.

Algo que, sin dudas, es motivo para que en vez de pensar en mejorar el filme con algo mejor, algunas voces se alcen para que veten de la plataforma Netflix este filme mediocre que se debate en un intento por quedar bien con todos, pero que al final no queda bien con nadie. Y esto incluye a los espectadores.

La historia

¿Se puede entender por esta película el fenómeno que mueve a personas a dejar su comodidad y la seguridad de lo que creen para infiltrarse en otro país entre personas que piensan diametralmente diferente a ellos? No. Pero tal vez ese no es el objetivo de contarlo.

Porque contar la historia cuando está tan fresca es una tarea, cuando menos, difícil. Porque contar una historia que como todo lo que se atiene al ideario político ideológico cubano divide como un sismo las opiniones de tirios y troyanos, resulta zambullirse en aguas turbulentas, de las cuales sobrevivir es pura utopía.

Creo que la película falla por su nombre. Todos esperan ver la historia de "Los Cinco", que prefirieron enfrentar largas penas y de los que se sabe colaboraron con sus captores y son consideramos traidores en Cuba. Para la épica revolucionaria cubana lo importante era el mensaje de patriotismo y humildad que aquellos hombres y sus familias protagonizaron, y sobre esto se estableció una campaña internacional que contó con miles de simpatizantes.

No fue importante en Cuba el motivo por el cual esta red fue descubierta. En algunos predios se comentó que la documentación entregada por el gobierno de Fidel Castro al FBI para fomentar la posible colaboración frente al narcotráfico y las actividades terroristas, había despertado la curiosidad que llevó a detener la red.

Luego se han publicado documentos del juicio, rotulados como "de seguridad nacional" por el gobierno estadounidense. Entre sobre, sobre una pareja integrante de la red que, desde que llegó a cumplir su misión, se entregó al FBI.

De cualquier modo, estaban siendo observados. Si su presencia allí en realidad hubiera sido nociva para la seguridad de los Estados Unidos, los hubieran detenido mucho antes.

Las avionetas y "Hermanos al rescate"

Recuerdo los pasquines rodando por las calles del Malecón habanero. Aunque no vi las avionetas, todos en la esquina de la calle 23 y Malecón comentaban cómo había sobrevolado a baja altura una avioneta y aventado los volantes con consignas en favor de los derechos humanos. Recuerdo que lo primero que pensé fue: ¡que fácil sería que nos tiraran un virus!

Unos días después, dos avionetas fueron derribadas por aviones de combate cubanos. Mediaron muchas advertencias, pero el resultado fue el mismo: cuatro jóvenes murieron en circunstancias que bien pudieron ser evitadas.

Como todas las muertes prematuras, éstas son lamentables. Para colmo, se han tomado como bandera para una enconada lucha entre contrarios. Y fue un elemento importante en la acusación de los cinco frente a un tribunal en Miami del cual no había manera de salir librado.

¿Tuvieron que ver "Los Cinco" con el derribo de las avionetas? No lo creo. La decisión de disparar sobre aviones civiles que por enésima vez penetraban el espacio aéreo cubano fue de las autoridades políticas y militares. El hecho de que con antelación, gracias a la labor de espionaje de estos, se supiera por parte del gobierno cubano, no creo que alterara la anunciada decisión de derribarlos si volvían a sobrevolar el espacio aéreo cubano.

Lo interesante es que este tema y la vinculación de "Hermanos al Rescate" y Luis Posada Carriles con acciones terroristas, incluyendo la puesta de bombas en lugares turísticos en La Habana denunciadas directamente en la película, no han recibido una respuesta contundente, al menos tan contundente como la de tratar de desvirtuar la historia que el director tomó del libro de Morais.

La historia de "La Red Avispa", tanto o más que todas las que se pueden contar que derivan de la tragedia que vive el pueblo cubano en su larga y compleja lucha por la independencia y la soberanía, siempre será vista con el prisma ideológico de quien la observe. Pasará mucho tiempo para que la historia trate este tema con el pragmatismo que requiere.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV