miércoles, 10 de agosto de 2022 Actualizado a las 12:40

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Científicos proponen terapia digital como tratamiento para niños hiperactivos

por 19 agosto, 2021

Científicos proponen terapia digital como tratamiento para niños hiperactivos
¿Sabes qué tienen en común personas tan diversas como Steve Jobs, Bruce Jenner, Michelle Rodríguez, Michael Jordan, Jennifer Lawrence, Simone Biles y los cantantes Residente y Adam Levine? Tal vez lo primero que se te venga la cabeza sea: dinero o fama. Pero no. Todos ellos en su niñez o adolescencia fueron diagnosticados con algún grado de Trastorno de Déficit Atencional e Hiperactividad (TDAH).
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El TDAH es un trastorno que afecta la conducta, y se caracteriza principalmente por una falta de atención de quienes lo padecen, sumado a impulsividad y, en algunos casos, mezclado también con hiperactividad. En la gran mayoría, el diagnóstico es a temprana edad y, tanto a nivel nacional como internacional, se ha descrito que constituye el principal motivo de consulta en los Servicios de Neurología y Psiquiatría Infantil, teniendo una prevalencia del 5% a nivel mundial y, del 10% a nivel nacional. Todas estas características indican que este trastorno impacta el desarrollo de millones de niños en la sociedad actual, lo que potencialmente podría provocar algunos grados de discapacidad social si no se trata correctamente.

El TDAH, las alteraciones cerebrales y su tratamiento.

Las personas con TDAH tienen alteraciones en las partes del cerebro que controlan la atención y la cognición. Estas modificaciones se relacionan con una menor activación en las zonas frontales, frontoparietales y ventrales del cerebro.  Esto se traduce en que estos niños tienen problemas para concentrarse en determinadas tareas.

Actualmente se considera que los tratamientos deben ser multimodales. Esto quiere decir que se debe incluir una intervención psicosocial con el paciente, intervención con los padres, comunidad escolar y, finalmente, el tratamiento farmacológico. Sin embargo, todos estos caminos han demostrado tener una baja eficacia. Inclusive, la farmacoterapia en muchas ocasiones causa preocupación debido a la susceptibilidad al abuso de estas drogas, pues la mayoría son psicoestimulantes derivados de anfetaminas como el Adderall, Focalin y el Ritalin. La sociedad ha sido culpable también del mal uso de estos medicamentos, ya que algunas de estas drogas se usan de forma recreativa en fiestas. Incluso los gobiernos han tenido que legislar leyes para regular la sobre-administración de estas medicinas a los niños (Ley Ritalin).

Por esta razón, es que encontrar una terapia alternativa y de fácil acceso es crucial para poder mejorar un poco la calidad de vida de estas personas y sus familias. En este sentido, se ha propuesto que una terapia digital podría abordar estas limitaciones con un mejor acceso, efectos secundarios mínimos y, disminuir el uso desproporcionado de los fármacos. Algunas investigaciones sobre los videojuegos han demostrado que estos son capaces de alterar estructuras y funciones cerebrales. Por lo tanto, esto sugiere que se podría utilizar de forma ventajosa para que el juego mejore de forma selectiva los circuitos cerebrales que están afectados.

Esto llamó la atención de un grupo de investigadores liderados por Scott Kollins, del Centro Médico de la Universidad de Duke en Estados Unidos, quienes se propusieron estudiar el posible efecto terapéutico de un videojuego en niños y niñas que padecen TDAH. El juego fue llamado AKL-T01 y, específicamente, tiene como objetivo que las personas controlen su atención para manejar tareas que compiten entre sí para, de esta manera, cambiar de manera eficiente la atención entre estas.

Algo enredado, ¿o no? No te preocupes, te dejo el enlace del video para que veas cómo funciona el juego. Incluso, si alguna vez has jugado Subway surfers desde tu celular, se podría decir que se trata de algo parecido. Es decir, el jugador tiene una tarea en específico, el cual es apretar la pantalla de la tableta cuando aparece una pelota de un color asignado, mientras aparecen pelotas de otros colores. Luego, el jugador tiene una segunda tarea, en la cual debe mover la tableta para esquivar obstáculos. Posteriormente el juego se pone un poco más complicado, subiendo de nivel a una etapa de multitareas. En este período, el jugador debe apretar la pantalla en el momento indicado mientras esquiva obstáculos. Y esto no es todo, ya que el juego tiene 12 niveles en total, por lo tanto, podría llegar a ser bastante complicado.

Probando el AKL-T01 como terapia para el TDAH

Para determinar si este videojuego tiene efectos específicamente en personas diagnosticadas con TDAH, los investigadores hicieron un estudio clínico con 348 individuos (70% niños y 30% niñas), los cuales tenían un promedio de edad de 10 años.

Del total de niños que cumplían con los requisitos, a 180 se les asignó de manera aleatoria el tratamiento con el AKL-T01 y a 168 se les otorgó un juego control, el cual no tenía los mismos objetivos en la concentración. El procedimiento tenía una duración total de 28 días y consistía en que los individuos debían usar 5 veces a la semana, durante 25 minutos, al juego que se les había asignado en un tablet. Los efectos del juego fueron monitoreados por algunas pruebas y encuestas que se hicieron previo y posterior a la intervención. Una de estas fue el TOVI API (por sus siglas en inglés de Prueba de las variables de atención e Índice de rendimiento de la atención), el cual consiste en un ensayo computacional parametrizado para evaluar los efectos de las intervenciones en el TDAH. De los resultados de esta prueba, los investigadores pueden concluir cuál es el nivel de la atención de las personas, cuánto perdura en el tiempo, y qué tan selectiva es. Otras medidas que utilizaron fueron encuestas realizadas a los niños para saber si sufrieron efectos secundarios, y cómo evolucionó su desatención, impulsividad e hiperactividad.  Finalmente, esto se complementó con una encuesta realizada a los padres para conocer desde su perspectiva la mejoría de sus hijos.

Los investigadores encontraron que posterior a la intervención, los niños y niñas sometidos al uso del AKL-T01 mostraron una mejoría substancial en la prueba TOVA API, lo que se traduce en una mejoría en el nivel de la atención, la selectividad, y la duración de esta. Mientras que los padres percibían que sus hijos tenían una clara mejoría en la atención. Es importante destacar que estas mejorías no se observaban en las personas que fueron sometidos al juego control. Por otro lado, este tratamiento prácticamente no tenía efectos secundarios. Sin embargo, en las encuestas cualitativas que se realizaron a los niños, estas no plasmaban mejorías en la atención, hiperactividad e impulsividad, contradiciéndose con los resultados más cuantitativos de la investigación.

A pesar de los resultados positivos de este estudio, los investigadores indican que éstos se deben tratar con cuidado, debido a que la investigación presenta ciertas limitaciones. Primero, utilizaron un rango de niños y niñas con TDAH bastante leve, por lo tanto, no saben cómo podría funcionar este tratamiento con individuos más severos. Segundo, solo se usó una intervención de 28 días, por lo que resulta desconocido los efectos que tendría un tratamiento más prologando. Finalmente, los investigadores no realizaron estudios para conocer directamente cómo se había afectado el cerebro con este tratamiento. Esto es de bastante relevancia, considerando que, de esta forma, los científicos pueden conocer si el videojuego está teniendo efectos en las zonas deseadas, y a su vez, podrían tener una explicación más certera acerca de cuáles redes cerebrales están participando.



Videojuegos y su posible uso como tratamiento digital

Actualmente estamos sumergidos en una era digital en todos los sentidos, en donde los deportes no son ajenos. Los deportes electrónicos cada vez ganan más terreno, generando millones de adeptos alrededor del mundo con juegos como el League of Legends, DOTA 2, FIFA, Fortnite y Counter Strike. ¿No me crees? Según varios estudios, se cree que existen unos 500 millones de personas alrededor del mundo que son fanáticos de los eSports, y esto queda demostrado en las finales mundiales de estos deportes, en donde se han llegado a llenar estadios con 100 mil espectadores, y con más de 60 millones de individuos viéndolos por sus computadores (si, una locura). ¿Te imaginas que el juego que tienes descargado en tu celular, PS4, o computador sirva para mejorar tu atención y funcione como tratamiento a millones de niños con TDAH? Al parecer, la ciencia podría tener una respuesta positiva a esta pregunta muy pronto.

Fuente: https://www.thelancet.com/action/showPdf?pii=S2589-7500%2820%2930017-0

*Este artículo surge del convenio con el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV