domingo, 22 de mayo de 2022 Actualizado a las 19:51

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Murió por COVID el bajista de banda neonazi británica Skrewdriver: no se vacunó porque decía que la pandemia era un “complot judío”

por 28 enero, 2022

Murió por COVID el bajista de banda neonazi británica Skrewdriver: no se vacunó porque decía que la pandemia era un “complot judío”
Mervyn Shields tenía 59 años. Hasta su muerte, creía firmemente en un mundo solo para blancos y negaba el coronavirus.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El músico irlandés Mervyn Shields, bajista de la banda nazi Skrewdriver, murió a los 59 años por complicaciones derivadas del COVID en un hospital de Irlanda del Norte, informó el diario argentino Infobae.

Según trascendió, el musico no se había vacunado porque consideraba que la pandemia es un “complot judío”.

Shields se mudó a Londres en 1983 y se unió a Skrewdriver tres años después, donde tocó el bajo durante varios años en al menos tres álbumes. También tocó con otros grupos, incluidos The Suspects y Catch-22.

Esta banda es posiblemente la más famosa de la escena musical nazi, también llamada RAC (Rock Against Communism, Rock en contra del comunismo). La banda también jugó un papel clave en la creación de Blood and Honor (Sangre y honor), una organización terrorista nacida a finales de la década de 1970 en el Reino Unido, formada por jóvenes skinheads que promovían la ideología nazi.

Con sus temas racistas, Screwdriver también promovía una agenda supremacista, además de ser incondicionalmente lealista: uno de sus mayores éxitos se llamaba “Smash The IRA” (Aplasta al IRA), en contra del grupo que luchaba por la reunificación de Irlanda y su total independencia del Reino Unido.

La banda fue formada por el notorio racista Ian Stuart Donaldson en Lancashire en 1976 y tuvo varias reencarnaciones hasta que Donaldson murió en un accidente automovilístico en 1993. La banda se asoció con las formaciones de ultraderecha Frente Nacional y el Partido Nacional Británico, recaudando fondos para ellos.

La banda continuó activa hasta finales de la pasada década, pero Shields nunca dejó de militar en el movimiento nazi, asistiendo regularmente a las manifestaciones anuales de Blood and Honour.



Hasta su muerte, creía firmemente en un país solo para blancos y negaba la pandemia, que consideraba ser un “complot judío”.

Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV