Publicidad
Instalan escultura sobre el “Chile que se devora a sí mismo” en Plaza Italia CULTURA

Instalan escultura sobre el “Chile que se devora a sí mismo” en Plaza Italia

Publicidad

La intervención de arte político fue realizada por el colectivo Instituto de Motricidad Fina (IMF) de Valparaíso. La instalación será parte de un micro documental que será exhibido durante el 2024 en diferentes espacios culturales.


Durante la mañana de este lunes 18 de diciembre y tras la jornada del plebiscito constitucional en que ganó la opción “En Contra”, en el pedestal central de Plaza Baquedano –también conocida como Italia o de la Dignidad–, símbolo de las manifestaciones durante el estallido social de 2019, un colectivo cultural instaló una estatua de metal de un “uroboro”, que es el símbolo de una serpiente comiéndose su propia cola.

La figura muestra a esta serpiente, pero con la forma de Chile, emulando al país devorándose a sí mismo.

Esta intervención de arte político fue realizada por el colectivo Instituto de Motricidad Fina (IMF) de Valparaíso.

“El uso del símbolo del uroboro mezclado con el territorio de Chile nace a consecuencia de las reflexiones en torno al estallido social y la idiosincrasia de nuestro país. Lo que en un primer momento parecía un despertar poco a poco empezó a tomar complejidades más profundas, desechando cualquier posibilidad de resolución exacta. Tras los plebiscitos, la metáfora dual del uroboro entrega la posibilidad de un renacer y la segunda de un auto exterminio”, afirman desde el IMF.

La instalación se realizó durante la madrugada y la escultura de metal está anclada en una plataforma que no intervino el pedestal, por lo que fue superpuesta en el lugar, siendo subida por cinco personas “ a pulso y osadía” indicaron desde la plataforma artística.

El colectivo IMF en 2020 también realizó el viralizado “Miguelito gigante” que se instaló en plena calle, en medio de las protestas al cumplirse un año del estallido social.

Respecto a la intervención en espacios públicos de arte político y reflexivo, desde el IMF indicaron que “el hecho utilizar estos espacios como sala de exposición, busca generar momentos de sorpresa, fascinación y reflexión en las personas que día a día recorren la ciudad. Personas que no necesariamente tienen un diálogo con las artes visuales sino más bien son parte del torrente sin nombre que hacen funcionar nuestro sistema de vida que muchas veces no permite apreciar cosas más grandes. La intención es ampliar la mirada y abrazar el día a día de manera más cálida”.

El IMF es una propuesta en desarrollo de un escultor autodidacta “guiado por epifanías y reflexiones existenciales que intenta sintetizar en una imagen escultórica distintos conceptos ligados a la ciudad, sus formas de vida, la política formal y sus consecuencias. Sin una educación formal, el impulso primitivo y la perturbación del día a día son los motores de las instalaciones generadas por el autor”.

El proceso de idear la escultura y su desarrollo hasta el montaje en la Plaza Baquedano será parte de un micro documental que será exhibido durante el 2024 en diferentes espacios culturales.

Para más información del proceso se puede seguir el Instagram del IMF @institutomotricidadfina.

  • Para saber más de lo que está pasando en el mundo de la ciencia y la cultura, súmate a nuestra comunidad Cultívate, el Newsletter de El Mostrador sobre estos temas. Inscríbete gratis AQUÍ.
Publicidad

Tendencias