jueves, 9 de abril de 2020 Actualizado a las 02:24

MERCADOS|BLOOMBERG

La oscura realidad que enfrentan las conductoras de Uber y Lyft

por 19 diciembre, 2018

La oscura realidad que enfrentan las conductoras de Uber y Lyft
Uber y Lyft han sido aclamados como salvadores económicos, ofreciendo un trabajo flexible a las madres que hacen malabares con las responsabilidades del cuidado de sus hijos. Si bien la paga rápida y el trabajo autónomo han atraído a la gente, muchas mujeres que conducen para ambas empresas dicen que con frecuencia se enfrentan a acoso o agresión. En un grupo privado de Facebook para mujeres conductoras que ha llegado a más de 10 mil miembros desde que se inició en 2016, las mujeres frecuentemente hacen preguntas, dan consejos y comparten historias de conducción. Muchas de las publicaciones incluyen experiencias de acoso sexual.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una noche de junio, Jody Pagliocco conducía por un camino largo y boscoso en el sur de Maine. Trabajaba para Uber, y su pasajero, un hombre, iba en el asiento delantero. Eso era inusual, pero ella no se sintió cómoda de decirle que se sentara en el asiento trasero cuando abrió la puerta delantera. Lo recogió de un bar en la ciudad y estaba ebrio. El camino era oscuro y no había nadie. Pagliocco comenzó a sentirse incómoda.

"Hizo una broma sobre no ser un asesino en serie", dijo Pagliocco. "Entonces él comenzó a hablar de cosas sexuales", y todo en lo que ella podía pensar era: "¿Y si trata de agarrarme o tocarme?"

Pagliocco condujo hasta la puerta delantera de su casa y le dijo al pasajero que saliera del auto. Se sintió aliviada cuando se bajó, aunque el incidente la dejó asustada y sobresaltada, lo que hizo que dejara de conducir durante varios días. Poco después de salir a la calle nuevamente, llevó a otro pasajero que, según dijo, intentó agarrarla y besarla. Pagliocco solo ha estado conduciendo durante aproximadamente medio año, sin embargo, de los más o menos mil viajes que ha realizado para Uber Technologies Inc. y Lyft Inc., dice que en unos pocos cientos ha sido víctima de insinuaciones inapropiadas o encuentros incómodos.

Experimentar ataques y acoso en el trabajo es terrible. Y además de eso, afecta sus ingresos. Después de muchos de esos casos, Pagliocco se ha tomado uno o varios días libres sin conducir. A pesar de que prefiere conducir hasta tarde en la noche, cuando gana la mayor parte del dinero llevando a la gente a sus hogares desde bares y eventos, Pagliocco dice que después de estos incidentes "perturbadores", manejará en horarios más temprano, cuando gana mucho menos dinero.

Conducir es un trabajo de tiempo completo para Pagliocco. Se suscribió a los servicios después de mudarse desde el otro lado del país y conduce principalmente para Uber. Su hija tuvo un accidente que la dejó paralizada y Pagliocco quería estar más cerca de donde estaba recibiendo tratamiento médico, por lo que se mudó de Seattle a Maine. Tenía problemas para encontrar trabajo a tiempo completo, y manejar parecía un trabajo que le permitía hacer su propio horario para que también pudiera cuidar a su hija.

Uber y Lyft han sido aclamados como salvadores económicos, ofreciendo un trabajo flexible a las madres que hacen malabares con las responsabilidades del cuidado de sus hijos. Si bien la paga rápida y el trabajo autónomo han atraído a la gente, muchas mujeres como Pagliocco que conducen para Uber y Lyft dicen que con frecuencia se enfrentan a acoso o agresión.

En un grupo privado de Facebook para mujeres conductoras que ha llegado a más de 10.000 miembros desde que se inició en 2016, las mujeres frecuentemente hacen preguntas, dan consejos y comparten historias de conducción. Muchas de las publicaciones incluyen experiencias de acoso sexual. En una publicación, una mujer escribió que un pasajero agarró el volante y la atacó sexualmente. Ella llamó al 911 y el pasajero fue encarcelado. Otra mujer escribió que un pasajero la abofeteó y la golpeó, lastimándose la espalda y el hombro. Ella dijo que llamó a la policía. Otra compartió una captura de pantalla de un informe que hizo dentro de la aplicación de Uber, donde escribió que un pasajero la besó a la fuerza.

Uber y Lyft permiten que los conductores informen incidentes en la aplicación o a través de una línea telefónica 24/7. También agregaron recientemente nuevas funciones de seguridad a las plataformas, incluida la capacidad de llamar al 911 fácilmente desde la aplicación. Uber recientemente incorporó una función que permite a los conductores compartir viajes con amigos y familiares, una opción que se ofrece a los usuarios en ambas plataformas.

"Cualquier situación que se nos informe es algo que nos tomamos muy en serio", dijo Stephanie Bryson, jefa de Política de Seguridad y Protección del Consumidor de Uber. "Uber debe ser un lugar donde tanto nuestros pasajeros como nuestros conductores se sientan cómodos".

"La seguridad de la comunidad de Lyft es nuestra principal prioridad", escribió Lyft en un comunicado. "No toleramos el acoso ni la violencia en nuestra plataforma, y dicho comportamiento puede y conduce a una prohibición permanente de nuestro servicio".

Pero Harry Campbell, quien dirige el Rideshare Guy, un popular blog entre los conductores, dice que las compañías pueden hacer más. “Tanto Uber como Lyft han sido extremadamente innovadores cuando se trata de transformar la industria de viajes compartidos y el transporte, pero ha habido áreas como la seguridad donde han sido mucho más reactivas", dijo. "Deberían dedicar su capacidad intelectual e innovación a la seguridad".

Zuwena, quien tiene 36 años y vive en Portland, Oregón, comenzó el grupo de Facebook para mujeres conductoras después de una experiencia aterradora conduciendo para Lyft. Recogió a un hombre borracho de un bar. Se sentó en el asiento delantero. Mientras ella conducía, él la agarró del brazo varias veces. "Me temblaban las manos, pero le dije que me dejara en paz y que estaba agarrando mi gas pimienta, y le dije que se bajara y se parara a un lado del camino", relató Zuwena. "Después de eso, prácticamente toda mi noche se acabó". Llamó a la policía y a Lyft, donde le dijeron que desactivarían la cuenta del usuario. No se revelaron el apellido de Zuwena y los de otras mujeres conductoras debido a temores de represalias.

Hannah Minter, una conductora en Savannah, Georgia, dijo que las experiencias inapropiadas que ha tenido con los pasajeros son lo que le impide conducir a tiempo completo para Uber y Lyft. Es una madre sola de 24 años con dos hijos. No terminó la universidad, y después de su divorcio, comenzó a conducir en plataformas de viaje compartido para complementar los ingresos que recibe diseñando camisetas y tazas que vende en Etsy. Minter conduce de seis a diez horas a la semana por la noche, cuando sus hijos ya están acostados. Contó que con frecuencia se encuentra con pasajeros que hacen comentarios sexuales o tratan de tocarla de manera inapropiada. "Cada vez que conduzco, cada día que conduzco, cada noche que conduzco, hay al menos una experiencia cuestionable", dijo Minter.

Paul Oyer, economista laboral de la Escuela de Negocios de la Universidad de Stanford, es coautor de un estudio publicado a principios de este año que descubrió que los hombres ganan en promedio alrededor de un 7 por ciento más que las mujeres por hora en la plataforma Uber. Oyer trabajó con Uber y otros académicos para estudiar una muestra de más de un millón de conductores en Estados Unidos entre enero de 2015 y marzo de 2017. Oyer encontró varios factores que ponen a las mujeres en desventaja. Entre ellos se incluían diferencias en la velocidad de conducción, dónde y cuándo conducían, y cuánto tiempo permanecían en la plataforma los conductores masculinos y femeninos. Oyer descubrió que, en promedio, los hombres conducían más horas por semana y tenían menos probabilidades de renunciar. Eso significaba que estaban acumulando más experiencia, como saber cuándo y dónde conducir y cómo cancelar y aceptar viajes estratégicamente, lo que contribuía a aumentar las ganancias en la plataforma.

A pesar de la ventaja de la flexibilidad, "hay otras cosas en esta plataforma que la hacen más atractiva para los hombres que para las mujeres", afirmó Oyer. "Se podría imaginar que [las mujeres] no se sienten seguras".

Varias mujeres dijeron que después de rechazar las insinuaciones de un pasajero, les preocupaba que el cliente tomara represalias, dándoles una mala calificación o informando erróneamente una grave infracción, como conducir ebria. Eso puede llevar a una suspensión durante varios días, ya que la plataforma realiza una investigación.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV